Dan de baja a policía que tuvo Covid-19 y cuidó de su familia

Explicó que fue extorsionado, que la CNS no lo atendió y que tuvo que regresar de Potosí a Cochabamba, donde falleció su suegra, y su esposa llegó a necesitar oxígeno.
martes, 15 de junio de 2021 · 05:04

Carlos Quisbert  / La Paz

La Dirección Departamental de Investigación Policial Interna (Didipi) de Potosí  dispuso la baja del sargento primero Óscar Fuentes por  deserción. El ahora expolicía calificó la decisión como injusta, luego de presentar informes para explicar que él y su familia se contagiaron con coronavirus cuando estaba en funciones y  debía seguir atendiendo a su esposa, lo que le impedía regresar a su puesto de trabajo.

En contacto con Página Siete, Fuentes explicó que todo comenzó en enero, cuando sin preaviso ni darle oportunidad a presentar una solicitud de inamovilidad, fue destinado de Cochabamba a Potosí. En la localidad de Sacaca, a una hora de la capital, el 9 de febrero, junto a dos policías que tenía bajo sus órdenes, fue diagnosticado con coronavirus.

Cuando ya tenía problemas respiratorios, la Caja Nacional de Salud (CNS) le negó la atención en Potosí debido a que no había terminado el trámite de cambio de domicilio. Fue así que, sin dinero y sin personas que lo atiendan, decidió regresar a Cochabamba y cumplir su aislamiento en su domicilio

“ El 28 de febrero se cumplía mi segunda baja médica, pero al sentir que yo no estaba bien y que mi esposa (que padece de fiebre reumática) continuaba en cama con oxígeno, presenté mi solicitud de vacaciones por razones familiares de urgencia”, relató Fuentes.

Dijo que el comandante de Llallagua, teniente coronel José Miguel Álvarez Vera, “lo tomó como un chiste y no hizo caso de mi pedido. El 6 de marzo, aún mal, fui a hablar con él, le supliqué, lloré y rogué que me diera vacación para cuidar a mi esposa, que seguía mal, pero él me respondió que no le constaba que mi enfermedad era Covid-19 y que no era su problema lo que pasaba con  mi esposa. Ese día tomé la mejor decisión de mi vida, regresé a Cochabamba a cuidar a mis hijos y a mi esposa, esa es la razón por la que me dan de baja de la Policía”, recordó el ahora exsargento.

Fuentes contó que días después, el 11 de marzo, la madre de su esposa, que estaba internada en terapia intensiva, falleció. Semanas antes, mientras el exsargento y su pareja estaban aislados con coronavirus, al cuidado de un médico particular, su suegra se hizo cargo de sus dos hijos, que también se habían contagiado. En diciembre la familia enterró a otro  abuelo por la misma enfermedad.

En el informe que Fuentes presentó ante la Didipi, también se detalla que fue extorsionado  para evitar que sea enviado a Potosí, y ayer refirió que también le pidieron dinero para su reincorporación. Sin embargo, afirmó que asumirá defensa y pedirá su restitución, pues el proceso de baja se dio sin notificarlo y en una audiencia en la que no estuvo.

Contó que ya no tienen recursos, pero que sus camaradas lo apoyarán  para hacer justicia, como no se pudo  hacer con su camarada Víctor Hugo Montaño, quien falleció en similar situación.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

2
47