Denuncian «secuestro» de un pueblo indígena en Mapiri

Unas 80 familias no tienen acceso a alimentos y medicamentos, indican los indígenas del lugar.
sábado, 10 de julio de 2021 · 05:00

Yolanda Mamani C. / La Paz

La comunidad indígena de  Michiplaya, en Guanay y que colinda con el municipio de Mapiri,  norte de La Paz, ha sido “secuestrada” por grupos de avasalladores que no permiten el ingreso de alimentos, medicinas y que además les cortaron la energía eléctrica, denunciaron ayer representantes de la comunidad y legisladores nacionales y departamentales. Temen por su vida.

 El representante del pueblo indígena Prudencio Barros denunció a Página Siete que desde hace un mes grupos de avasalladores que llegan desde la capital  mapireña, a 296 kilómetros de La  Paz,  bloquearon todos los accesos al pueblo, incluso las brigadas de salud tampoco pueden llegar al sector afectado.

“Nos han bloqueado desde hace un mes todos los pasos, no hay entrada ni salida, desde ese momento nosotros no tenemos acceso a la salud ni educación y no podemos comprarnos alimentos. Estamos en una situación crítica”, agregó Barros. Hace unos días les cortaron la luz.

Michiplaya es una comunidad indígena que pertenece al municipio de Guanay, colindante con el municipio de Mapiri, sector por donde se ingresa a la región y que ahora está bloqueada,  cuentan los dirigentes del pueblo.

Atraídos por el oro

 El interés por dominar Michiplaya es porque esta comunidad estaría asentada en una región rica en oro, indican los dirigentes.  El conflicto por el territorio es desde 2006, cuando el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) saneó y tituló la comunidad de Michiplaya, que cuenta con 80 familias, según Barros,   que ahora son amedrentadas por los avasalladores que amenazan con tomar el pueblo de forma violenta.

En junio, la tensión subió  en la región con los bloqueos y la llegada de grupos de policías, que según los representantes de Michiplaya  protegen a los avasalladores que pretenden tomar la región porque uno de los interesados es el alcalde de Mapiri, Alfredo Apaza, del MAS (Movimiento Al Socialismo) y quien sería parte de la Cooperativa Minera Aurífera “15 de Mayo”.

Dirigentes de Michiplaya llegaron a La Paz para denunciar los atropellos y pedir al Gobierno solucione el  conflicto. Se reunieron con las comisiones de Pueblos Indígenas de la Asamblea Legislativa  y la departamental.

 

“Él (alcalde Apaza) y todos sus acólitos les han bloqueado los caminos por un conflicto que tiene que ver con intereses mineros. Les ha cortado la luz”, afirmó el diputado José Manuel Ormachea, de Comunidad Ciudadana (CC). 

Por su parte, el alcalde Apaza negó las acusaciones y dijo que ya no es parte de la Cooperativa “15 de Mayo”  y que más bien indígenas de Michiplaya  cortaron el acceso a una comunidad llamada Santiago Pata. 

“La acusación es absolutamente falsa. Están usando como una bandera ‘Pueblos Indígenas Originarios’ para avasallar y meterse en cooperativas legales para  quitarles sus áreas”, explicó anoche el alcalde de Mapiri en contacto con Página Siete.

 

    Según informes extraoficiales, la tarde de ayer se produjo un  enfrentamiento en la comunidad de Charopampa, que es parte de la región, donde  un contingente de policías fue supuestamente rebasado por cooperativistas que usaron explosivos. Se espera un informe oficial de la Policía.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos