Jéssica muere a manos de su expareja con 20 puñaladas

El feminicida merodeó por la casa de su víctima y estudió sus movimientos. El acusado tenía una orden para no acercarse a la joven.
viernes, 23 de julio de 2021 · 05:22

Yolanda Mamani C.  /La Paz

“¡Mamiii... mamiii...!”, gritaron entre sollozos los hijos de Jéssica L. M. L. (24), mientras policías de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) y Fiscalía sacaban de la casa  el cuerpo sin vida de la madre. La víctima fue asesinada ayer por su expareja, Daniel C. R. (32), que le apuñaló 20 veces frente a sus hijos.

El hecho,  que conmocionó a la población paceña, sucedió al mediodía   en un domicilio de la zona de Ovejuyo de la ciudad de La Paz donde Jéssica vivía hace dos semanas junto a sus dos hijos. Su padre Anacleto Monasterios y la hermana mayor de la víctima cuentan que ella se separó del hombre  y que presentó una denuncia por las constantes agresiones que sufría a su lado.

Ayer, mientras ella y los niños estaban solos, Daniel, que vigilaba la casa,  ingresó al inmueble para consumar el delito,  según el informe del director de la Felcv, Jhonny Vega, y su abogado Mario López. El agresor tenía planificado el crimen con antelación. 

El almuerzo que preparaba Jéssica para sus hijos se quedó a medias porque  apenas el agresor entró a la casa, buscó a su víctima en la cocina del tercer piso.

 Otros dos menores de edad, familiares de la víctima, oyeron los gritos de la madre y los hijos. Corrieron hasta la cocina donde la víctima yacía en el piso bañada en sangre por las 20 puñaladas que le asestó su expareja mientras la hija menor de nueve años rogaba a su padre que no le hiciera más daño a su madre.

Horas después, la Policía,  en un operativo por el sector, dio con el agresor que confesó  el crimen a los medios televisivos. “Lo he hecho por celos, le he pescado con un hombre, había estado con un hombre por más de un año. No lo niego, me arrepiento porque era la mujer de mi vida”, dijo el feminicida sin titubeos.

 La Policía informó que el agresor se escondía entre unos matorrales, a unas siete cuadras de la casa del padre de la víctima,  y esperaba un tiempo para poder escapar hacia otro lugar.

En la noche, Anacleto Monasterios, padre de la víctima, declaró en la Fiscalía y contó que el agresor  era violento desde que su hija se casó con  él, hace siete años. “Casi me saca un ojo”, dijo al recordar una agresión. El abogado López afirmó que buscará la pena máxima.   

Con este nuevo caso, de enero a la fecha suman 66 casos de feminicidio en Bolivia de los cuales 28 sucedieron en La Paz. El aprehendido está en la Felcv de la zona Sur y hoy declarará.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

45
65