Caso Ponce: 3 jueces desoyen la confesión de la «falsa testigo»

Fanny Blanco entregó los Bs 2.100 de un soborno al fiscal de Independencia.
miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 05:00

Carlos Quisbert  / La Paz

Un juez cautelar, otro de sentencia y un vocal se negaron a valorar la confesión de una mujer que, con una declaración en falso, dio lugar al encarcelamiento de los hermanos Wilder y Gonzalo Ponce, quienes presuntamente son inocentes dentro de la investigación por el robo de más de 500 mil bolivianos de la Alcaldía de Independencia, en Cochabamba, denunció el abogado Boris Mancilla.

Fanny Blanco confesó ante los fiscales del caso que tres colaboradores del alcalde Pedro Quiroz le pagaron 2.100 bolivianos a cambio de implicar a los hermanos Ponce en un robo cometido el 7 de julio, en oficinas de la Alcaldía. Además, dijo que firmó esa declaración (el 28 de julio) en estado de ebriedad y en la cocina del policía investigador, a insistencia del jefe de personal de la comuna, Antonio Loayza; el director jurídico, Macario Díaz; y el asesor, Germán Condori.

El abogado de los hermanos Ponce, Boris Mancilla, informó a Página Siete que, pese a esa confesión, el juez cautelar de Morochata (a cargo del caso), Omar Blanco Fuentes; el vocal de la Sala Tercera, Jesús Gonzales Milán (magistrado suplente al Tribunal Constitucional);  y el juez de sentencia José Luis Cáceres Orozco no dan libertad a sus defendidos. “El argumento de los administradores de justicia” sería que la segunda declaración de Blanco no es creíble, pese a que esa confesión dio lugar a la aprehensión de Loayza y Condori.

También puede leer: Testigo confiesa que le pagaron para hacer apresar a 2 hermanos 

Asimismo, Tom Prieto, parte de la defensa de los dos jóvenes encarcelados, explicó que además de la retractación de la testigo, existen tres pruebas   más : otras dos declaraciones de testigos, documentos de la Alcaldía y reportes de una empresa de transportes.

Blanco, en una primera declaración (en falso) dijo que los Ponce viajaron, junto a ella, en un bus de Independencia hacia Cochabamba el 7 de julio -día del robo- en una actitud sospechosa. Pese a que ella jamás mencionó haber visto el dinero robado de la Alcaldía  en manos de los Ponce, en el supuesto viaje, el relato que le hicieron firmar los tres funcionarios bastó para que los fiscales Mérida y Guzmán ordenaran su captura y pidieran el encarcelamiento de los dos hermanos, el 28 de julio. Sin embargo, informada por sus vecinos  de que su testimonio sirvió para que la Policía torture a los dos jóvenes y los envíen a la cárcel, Blanco se retractó dos días después.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos