Dirigencia: Así nos lleven presos la marcha indígena no se detiene

La columna se fortaleció y ya está en San Ramón; se tiene prevista la sesión del Parlamento Indígena para fijar una agenda y luego partirán hacia San Miguel.
viernes, 17 de septiembre de 2021 · 05:00

Luis Callisaya  / La Paz

La dirigencia que encabeza la columna de la marcha de los pueblos originarios del oriente, Amazonia y Chaco boliviano, que cumplió hoy 24 días de movilización y  ya se encuentra en el municipio de San Ramón, aseguró que, aunque les metan presos, la marcha no se detendrá hasta llegar a  Santa Cruz de la Sierra, después de conocerse las citaciones que emitió el Ministerio Público en contra de algunos caciques y dirigentes por supuesto avasallamiento y asociación delictuosa.

“La marcha no depende de una sola persona. La marcha ya está con toda una columna que entiende, sabe de sus derechos que está pidiendo. Y así me lleven a mí preso o lleven a otros dirigentes, la marcha no se va a detener, ya es una cuestiona nacional”, señaló a Página Siete el líder indígena Adolfo Chávez.

Chávez y otras siete personas fueron citadas por la Fiscalía para declarar por un supuesto caso de avasallamiento en la organización Amanecer, en Roboré. El dirigente informó que no fue notificado con la citación, pero sí otros dirigentes de la zona que debían declarar ayer.

Contó que el caso está relacionado con un suceso registrado en abril de este año, cuando fue invitado como observador para resolver un conflicto en una zona de Roboré, parte de la región chiquitana. Detalló que incluso hubo presencia policial y que gracias a la intervención de los dirigentes se logró evitar enfrentamientos por un tema de desalojo.

“Pero pasados los días, el propio avasallador,  que es un autero, vende autos ‘chutos’, se da el lujo de denigrarnos, sobre todo de acusarnos de que hemos hecho un avasallamiento, que hemos destruido su casa, y en esa oportunidad no pasó nada”, aseguró.

Chávez dijo que, junto con  la presidenta de esa zona, Nardy Velasco, y el cacique Reynaldo Rondón, terminaron siendo demandados, cuando fueron ellos los que evitaron el conflicto; a raíz de ese tema es la citación, precisó.

También se conoce que fueron citados por este caso: Ericka Jiménez, Julio Zebers, Zoila Zeballos y Marisa Flores.

Refirió que esa situación refleja lo que se vive en tierras del oriente, donde el avasallador tiene más derechos que los pobladores del lugar. “El avasallador de los interculturales tiene más derecho, digamos, que los propios del lugar”, señaló.

Adelantó que si los dirigentes tienen que ir presos por defender la Chiquitania de los avasalladores, entonces lo van a hacer. Chávez sospecha que el Gobierno, mediante el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), está detrás de este caso con el objetivo de amedrentar a los dirigentes y frenar la marcha indígena. “Es una cuestión de desesperación, me imagino, y un mal cálculo del propio Gobierno o de su propio director nacional del INRA”, mencionó.

Por su parte, el presidente de la Central de Pueblos Indígenas de Beni (Cepib), Abdón Justiniano, señaló que la columna de la marcha indígena no se detiene y hoy recorrerá un tramo más para acercarse a la región de San Miguel, para luego ir hacia Santa Cruz de la Sierra.

Informó que entre miércoles y jueves descansaron en San Ramón, donde fueron muy bien recibidos por autoridades y pobladores del lugar y aprovecharon para recibir atención médica, sobre todo algunos marchistas que sufrieron calambres o tenían alguna dificultad en su salud. También detalló que Marcial Fabricano ya está estable.

“Hasta ahora ya van unas 18 representaciones de pueblos que están presentes (…) La marcha no se detiene, simplemente la pausa que estamos realizando es para un poco recobrar energías”, informó Justiniano a Página Siete.

Mencionó que se tiene previsto instalar la sesión del Parlamento Indígena, en la que se trabajará en diferentes comisiones para definir el funcionamiento de este parlamento y la agenda de trabajo que se presentará ante el Gobierno.

Los dirigentes informaron que miembros de la Asamblea del Pueblo Guaraní y los chiquitanos se sumaron a la columna; se aguarda la llegada de la representación de San Ignacio de Velasco.

La marcha de los originarios del oriente partió de la ciudad de Trinidad, Beni, el 24 de agosto. Está integrada por varias representaciones de pueblos indígenas que piden respeto a su territorio y rechazan los avasallamientos de los interculturales del occidente.

Otras reacciones

  • Cívicos Fernando Larach, vicepresidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, denunció que el Gobierno pretende desarticular la marcha que llevan adelante los indígenas en defensa de su cultura y territorio.
  • Tipnis Carlos Fabricano, dirigente de la subcentral Sécure Tipnis,  aseguró que las bases indígenas no esperan nada de la marcha. “Nosotros no esperamos nada, porque tenemos avances en las mesas de trabajo que se van a presentar al Gobierno”, refirió a la Red Patria Nueva.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos