Arnold Alanes toma Adepcoca, Armin Lluta está desaparecido

Cocaleros y el Conade denunciaron la desaparición de Armin Lluta, después de la violenta intervención al mercado cocalero por parte de afines al MAS.
martes, 21 de septiembre de 2021 · 05:00

Página Siete / La Paz

Una intervención policial en horas de la madrugada y la posterior represión contra cocaleros que siguen al dirigente Armin Lluta abrieron paso para que los uniformados entreguen el mercado privado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) a Arnold Alanes y sus seguidores, afines al Movimiento Al Socialismo (MAS). Horas antes, los oficialistas se habían enfrentado con un otro grupo de su mismo partido  para ocupar la directiva de la institución cocalera.

Los seguidores de Lluta denunciaron que afines al MAS tomaron por la fuerza el mercado de Adepcoca, en Villa Fátima, y   que en ese objetivo    rompieron vidrios, tiraron petardos, sacaron  puertas y causaron otros destrozos en la sede. Alertaron además que se habría tomado a varios rehenes a primeras horas del lunes. Luego la Policía intervino el lugar, a la una de la madrugada aproximadamente, y no dejó ingresar a nadie más.

“Como delincuentes, a altas horas, entre medianoche y la una de la mañana, estos señores con afinidad política al Gobierno -unas 35 personas en complicidad de la Policía- intervienen Adepcoca. Y eso nosotros lo veníamos denunciando por los medios de comunicación locales allá en los Yungas”, señaló el dirigente César Apaza.

Cerca de las dos de la mañana  se reportó   la desaparición de los dirigentes: Adela Suyo (vicepresidenta Adepcoca), Federico Aliaga (secretario de Hacienda), Reynaldo Quispe (secretario de Prensa), Daniel Deheza (secretario) y Marcelino Pampa (regional Coroico).

No se supo nada de ellos y se presumía que estaban de rehenes, pero más tarde los mismos seguidores de Lluta informaron que los dirigentes habían sido “rescatados  y sacados por la Policía”. Posteriormente, se conoció que  habían sido arrestados.

El comandante de la Policía, Jhonny Aguilera, informó que seis personas fueron aprehendidas y remitidas al Ministerio Público, porque habrían ingresado a dependencias del colegio Ave María, que queda en inmediaciones de Adepcoca.

Daniel Deheza, uno de los detenidos, detalló que  cinco dirigentes fueron arrestados entre las  7:00 y  8:00 del lunes. Añadió  que  los liberaron después de ocho horas, ya que no se encontró ningún elemento que los vinculara con violencia.

Pasadas las ocho de la mañana, el grupo de Lluta comenzó a concentrarse en la Plaza del Maestro e instaló vigilias en predios del mercado, las  que  se fueron masificando con el paso de las horas.

Sin embargo, para entonces ya se desconocía el paradero del máximo dirigente de Adepcoca, Armin Lluta.  Así lo confirmó otro dirigente del sector, Salustiano Mamani,  a radio Compañera: “Nosotros descansamos (en el lugar) y cuando asaltaron ya no estaban nuestros representantes. Desde ese momento hemos perdido el contacto con nuestro presidente”, dijo.

Más tarde, la abogada de Adepcoca, Evelyn Cossío, confirmó que se perdió el contacto con Lluta, luego de la toma violenta de la institución, situación que también fue denunciada por  Conade.

Mientras eso pasaba en Adepcoca, la dirigencia paralela afín al MAS, liderada por Elena Flores, había convocado a una asamblea en la cancha de la zona de Chuquiaguillo para la proclamación y posesión de la nueva directiva de Adepcoca.

Pero el encuentro terminó en un enfrentamiento campal, con dos bandos masistas que se disputaban el cargo de la institución cocalera, en medio de golpes y silletazos. Un grupo defendía la presunta victoria en urnas de Arnold Alanes, de la regional Chamaca, lograda el pasado 5 de septiembre;  mientras que otro sector pedía una elección por aclamación como se acostumbra en la organización.

Golpes  y silletazos en la asamblea de cocaleros del MAS.
 Foto: Carlos Sánchez /Página Siete

El grupo de Arnold Alanes, de la regional Chamaca, logró tomar el control por un momento, para luego realizar una marcha y dirigirse al mercado de Villa Fátima, donde se debería realizar la posesión de la nueva dirigencia.  Pero el sector que respaldaba a Fernando Calle, de Chulumani, volvió a reagruparse en Chuquiaguillo.

Mientras eso ocurría en aquel lugar, en afueras del mercado de Adepcoca, la Policía recurrió al uso de agentes químicos para reprimir y dispersar a los seguidores de Lluta que pretendían retomar el control de los predios.

Una vez concretado ese objetivo, algunos  uniformados fueron a recibir a Alanes y sus seguidores. Alanes conversó de manera directa con el subcomandante de la Policía de La Paz, Hernán Romero, y tras un breve diálogo, los efectivos le permitieron el ingreso al mercado legal de la coca.

El representante de la central Chamaca ingresó al mercado y en un simbólico acto fue nombrado como el principal dirigente de los cocaleros. Mientras tanto, en Chuquiaguillo se retomó la asamblea, aunque con menos participantes, y ahí posesionaron a  Fernando Calle.

Alanes y sus seguidores se atrincheraron en Adepcoca. El grupo de Calle se quedó en la sede paralela de Chuquiaguillo, que antes de la elección, era ocupada por el sector paralelo liderado por Elena Flores.

“En el tema de la sede todavía nos respalda  la (resolución ministerial) 068, que nos ha dado nuestro ministro, aquí en la zona de Kalajahuira (...) La casa de Villa Fátima de Adepcoca, desde que aparece la 068, ya no es válida”, refirió Calle a Unitel.

En cambio, los seguidores de Lluta  se quedaron en vigilia en inmediaciones del mercado cocalero, donde aguardan la llegada del resto de sus compañeros con advertencias de que no permitirán  la toma de Adepcoca.

En medio de la crisis que golpea a Adepcoca, que a la fecha tiene tres dirigencias, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo,  calificó de “democrática” la jornada violenta y la toma de las oficinas de la organización cocalera.

“Saludamos el espíritu democrático del pueblo yungueño que hoy posesionó al nuevo directorio de Adepcoca, emanado de las urnas y ratificado en proclamación”, escribió Del Castillo en su cuenta de Twitter.

 

“Hasta el momento nosotros desconocemos su paradero. Él (Armin Lluta) estaba en el interior descansando y está desaparecido”.

Abogada Evelyn Cossío

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos