Abuso: la Policía golpea y detiene 2 veces a periodista de Página Siete

Carlos Quisbert realizaba una cobertura periodística en el conflicto de Adepcoca. Un grupo de policías lo golpeó, gasificó, enmanilló y llevó hasta la Felcc, donde tras seis horas salió en libertad.
miércoles, 22 de septiembre de 2021 · 05:19

Daniela Romero L. / La Paz

La Policía se excedió otra vez. Carlos Quisbert,  periodista de Página Siete, fue atropellado, golpeado, enmanillado, gasificado y finalmente detenido por efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) cuando ayer realizaba su trabajo de cobertura periodística en la zona de  Villa Fátima, en el conflicto de Adepcoca.

Los policías propinan una golpiza a Quisbert, que está reducido.
 Foto: APG

En la segunda jornada de conflicto y gasificación, los periodistas llegaron ayer al Hospital San Francisco de Asís, donde estaba internado Armin Lluta, el dirigente cocalero opositor al Gobierno, quien horas antes apareció golpeado y ensangrentado. Un grupo de policías llegaron en  motos. Los efectivos  comenzaron a agredir verbalmente a la gente que estaba en el lugar.

Unas cuatro mujeres de pollera, afiliadas al sector de Lluta, se arrodillaron frente a los policías, quienes comenzaron a empujarlas con sus escudos.

También puede leer: Gremios de la prensa repudian ‘violenta aprehensión’ del periodista Carlos Quisbert

El periodista Quisbert quiso hacer una filmación de ese momento, cuando un efectivo lo empujó tres veces. “A la cuarta ya me pasó la rueda de la moto”, contó. Reaccionó e intentó defenderse, pero en ese momento un grupo de al menos ocho policías lo rodearon y le propinaron una golpiza y le echaron gas lacrimógeno en el rostro.

Un grupo  de policías rodean al periodista de Página Siete.
Foto: APG

Sujetado por dos uniformados, fue llevado hasta una camioneta policial, ahí lo enmanillaron y lo amenazaron. Lo trasladaron hacia abajo, en el puente Minasa, allí lo golpearon de nuevo. “Me dijeron que tengo que pagar por la moto, vieron que no me iban a amedrentar, levantaron la lona de la camioneta y me echaron gas”.   

Después lo llevaron en el mismo vehículo hasta inmediaciones de Epsas, donde llegó el subcomandante departamental de la Policía, quien le dijo que “se modere” y otras “recomendaciones”. Después de unos minutos, Quisbert fue liberado.

El periodista es llevado a una camioneta por dos policías.
 Foto: Captura de Video

Mensaje del Ministerio de Gobierno

El periodista de Página Siete comenzó a caminar hacia arriba junto con dos colegas. Un mensaje del encargado de comunicación del Ministerio de Gobierno, enviado al grupo de WhatsApp, señalaba que Quisbert había agredido a un policía. “No hay nada más qué decir al respecto”, escribió.

A los pocos minutos, Quisbert fue alcanzado por otra camioneta policial, le dijeron que el comandante quería verlo, les pidió que los dos colegas lo acompañen, pero el rato de subir al vehículo  los efectivos no permitieron que los otros dos reporteros vayan con Quisbert. Lo trasladaron a la Felcc.

En todo ese interín, el policía que atropelló a Quisbert con su moto llegó a la Felcc a presentar una denuncia en calidad de víctima contra el periodista por el delito de daño a bienes públicos. No sólo eso, presentó un certificado de impedimento de dos días, supuestamente por la agresión por parte del periodista. “Que me expliquen en qué momento lo agredí y el impedimento”, cuestionó Quisbert.

También puede leer: Policía atropella, gasifica y arresta al periodista de Página Siete, Carlos Quisbert (VIDEO)

Medios de comunicación, periodistas y organizaciones de la prensa mostraron su molestia por la detención de Quisbert. La Defensoría también pidió explicaciones.

Después de seis horas y tras intervenciones de abogados, Quisbert fue liberado, sin embargo, el caso pasaría a la Fiscalía, instancia que debía decidir entre desestimar la denuncia del uniformado o abrir la causa contra Quisbert.

Por la noche, la fiscal Pamela Espejo emitió una resolución de desestimación de la demanda por no existir elementos necesarios para seguir el caso.

El periodista de Página Siete fue al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), después de una evaluación, un médico estableció cuatro días de impedimento por presentar policontusiones tras la golpiza que recibió.

Los periodistas de Página Siete le brindan todo su apoyo y solidaridad a Quisbert.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos