Esta semana, cinco periodistas fueron agredidos en cobertura

miércoles, 22 de septiembre de 2021 · 10:21

Luis Callisaya / La Paz

Cinco periodistas fueron agredidos  esta semana mientras realizaban  la cobertura de los hechos informativos en el eje troncal del país: dos casos se registraron en La Paz, dos en Cochabamba y uno en Santa Cruz.. Entidades gremiales piden garantías para la libertad de expresión.

“Al cometer estos abusos contra estos informadores, el Gobierno, mediante la Policía, no solamente ha vulnerado sus derechos humanos e individuales a la libertad de expresión, sino también los de todas las personas que debían haber recibido esas noticias sobre el conflicto en Adepcoca”, advirtieron la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) con relación a los recientes casos ocurridos en la urbe paceña.

Las diferentes instancias exhortaron al Gobierno de Luis Arce a no cercenar el derecho a la libertad de expresión y la libertad de prensa, al contrario, pidieron el respeto de las normas que protegen la labor periodística.

Leyenda

Detenidos y heridos en La Paz

Ayer, el periodista Carlos Quisbert, de Página Siete, fue detenido violentamente por efectivos de la Policía Boliviana y el camarógrafo de una agencia internacional de noticias, Santiago Limachi, y su hijo, Sergio, fueron gasificados por los uniformados. Ambos hechos ocurrieron cuando los trabajadores de la prensa cubrían el conflicto en la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca).

Quisbert no solo fue amedrentado por agresivos uniformados de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), sino también fue arrollado por la motocicleta de uno de los oficiales. Cuando el periodista reclamó por esa acción, fue reducido con violencia, gasificado y enmanillado en una patrulla policial.

Después de ser liberado, el reportero fue detenido por segunda vez y conducido a dependencias policiales, donde permaneció arrestado por seis horas.

En el caso de Limachi, él y su hijo, junto a un grupo de personas, fueron gasificados por efectivos del orden. El camarógrafo tuvo que recibir ayuda porque fue alcanzado en la pierna por uno de los proyectiles de gas lanzados por los policías.

La ANPB y la APLP rechazaron los abusos cometidos  contra los trabajadores  de la prensa cuando cumplían su labores informativas .

Recordaron al gobierno de Luis Arce “que los derechos a la libertad de expresión, a comunicar y a informar están garantizados tanto a los periodistas como a los medios por el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, por los artículos 21, 106 y 107 de la Constitución Política del Estado, por la Ley de Imprenta y por el Código Nacional de Ética Periodística”.

La Asociación de Corresponsales de la Prensa Internacional (ACPI) también expresó su protesta por la agresión hacia Limachi y otros periodistas y exigió al Gobierno una investigación para aclarar lo sucedido. Además pidió que se otorguen garantías al trabajo de la prensa. 

Ataque  en la vigilia de la Llajta

Los periodistas Miguel Rojas y Nicole Vargas, del periódico Opinión, fueron agredidos la noche del pasado lunes durante una vigilia que realizaban grupos de personas que apoyaban al alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, en la plaza 14 de Septiembre.

El hecho ocurrió cuando los periodistas pretendían grabar una riña entre una persona en aparente estado de ebriedad y otra persona que trataba de alejarlo del sector.

Miguel Rojas sufrió golpes  e incluso los agresores pretendieron quitarle su teléfono móvil. El robo  fue evitado por su colega   Nicole Vargas,  quien  también recibió agresiones verbales y empujones .

Desde el diario Opinión  reportaron que autoridades de la Alcaldía se disculparon por ese hecho, al igual que los representantes de la vigilia.

Agresión por el zapato

El quinto caso ocurrió en la ciudad de Santa Cruz, el pasado viernes. Un fotógrafo del matutino  El Deber fue agredido física y verbalmente por el cuerpo de seguridad del presidente Luis Arce en medio del tumulto en la inauguración de la Fexpocruz.

El trabajador de la prensa intentaba tomar una captura fotográfica del mandatario del momento  en el que al Presidente se le salió un zapato mientras caminaba por el campo ferial de Santa Cruz; pero uno de los escoltas del primer mandatario metió la mano al lente para evitar que consiga la toma.

Inmediatamente iniciaron los empujones de los oficiales,  al extremo que le rompieron la camisa al fotoperiodista. Él, para evitar caer al suelo, golpeó involuntariamente a uno de los agentes con la cámara.

El periodista se disculpó con el uniformado, pero cuando intentaba retirarse del lugar, vinieron otros para arrinconarlo a empujones.

Fue sólo gracias a un colega, que encendió las luces de su cámara de televisión para captar el incidente violento,  que los efectivos se retiraron.

 

“La democracia muere cuando, en medio del excesivo uso de la fuerza, no hay luz ni transparencia”. 

ANPB y ANLP

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias