Gases, heridos y detenidos en represión policial a cocaleros de zonas tradicionales

Cocaleros y vecinos de la zona de Villa Fátima denunciaron que los policías iban acompañados de civiles que portaban y lanzaban cachorros de dinamita contra los movilizados y viviendas particulares.
viernes, 24 de septiembre de 2021 · 05:18

Luis Callisaya  / La Paz

Los cocaleros de las zonas tradicionales de los Yungas de La Paz se movilizaron ayer para tratar de retomar el mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), en Villa Fátima, pero fueron reprimidos violentamente por efectivos de la Policía, que protegían el lugar y a los seguidores del dirigente Arnold Alanes. Más de 30 detenidos y varios heridos es el saldo del enfrentamiento.

Los cocaleros, entre ellos seguidores  de Armin Lluta, conformaron el miércoles un comité de autodefensa en  Coripata. Su objetivo es encontrar soluciones al conflicto de Adepcoca y recuperar el mercado de la institución.

Ayer por la mañana,  los productores de coca se concentraron en el hospital cocalero, en Villa El Carmen. Encabezados por los miembros del comité, iniciaron una multitudinaria marcha hacía el mercado de Adepcoca,  que estaba resguardado por varios  policías.

Al llegar al lugar, los movilizados hicieron una pausa para realizar el acullico, mientras una comisión fue a buscar un  acercamiento con el presidente en ejercicio, David Choquehuanca, a fin de encontrar soluciones al conflicto y que los policías les permitan ingresar a su sede.

Los productores esperaron hasta pasado el mediodía; sin embargo, no hubo  respuestas favorables a  sus representantes, lo que generó molestia. Intentaron ingresar al mercado, pero fueron gasificados por los  policías.

Los uniformados usaron gran cantidad de gases lacrimógenos y balines para dispersar a los movilizados; junto a los policías, fuera del mercado, estaban los seguidores de Alanes. La represión policial duró más de una hora con uso excesivo de agentes químicos que fueron lanzados contra movilizados y viviendas particulares.

Los uniformados acusaron a los cocaleros de portar dinamitas. En contraparte, los marchitas denunciaron que los policías iban acompañados por civiles que portaban explosivos.

Los vecinos de Villa Fátima también alertaron que civiles, que estaban junto a los policías, lanzaban cachorros de dinamita.

“Han lanzado un cachorro de dinamita, ha destrozado  mi puerta, han metido dinamita. Aparte, el gas lacrimógeno nos ha afectado, nos hemos desmayado”, relató una de las afectadas a  FM Bolivia.

Productores  de  coca resultaron heridos durante el conflicto.
Foto: Carlos Sánchez /Página Siete

Los vecinos expresaron su molestia con los policías y  cocaleros, ya que los gases lacrimógenos y las explosiones de dinamitas afectaron a sus casas y negocios.

Hernán Romero, subcomandante departamental de la Policía de La Paz, pidió disculpas a los vecinos por el uso de los gases lacrimógenos. “Pudo haber también algún disparo que pudo ocasionar de alguna manera alguna intranquilidad, pido disculpas”, señaló.

Policías usaron en exceso agentes químicos contra marchistas.
Foto: Carlos Sánchez / Página Siete 

Una vez que los policías dispersaron a los movilizados, regresaron a predios del mercado para retomar la vigilancia que llevan adelante desde el pasado lunes.

Más de 30 personas fueron arrestadas -entre cocaleros y transeúntes-y conducidas a predios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). Familiares de los detenidos se apersonaron a la Felcc y exigieron la liberación. También hay varios heridos, tanto  cocaleros como  policías.

“Presentan heridas, uno de ellos ha sido impactado en la cabeza  con un gas lacrimógeno disparado a tres metros de distancia. En la actualidad se encuentran con hemorragia muchos de ellos”, informó Evelyn Cossío, abogada de Adepcoca afín a Lluta.

La Defensoría del Pueblo condenó la excesiva violencia registrada en el enfrentamiento entre cocaleros y policías, situación que afectó a personas particulares; entre ellos, niños.

“Personal de la Defensoría del Pueblo se encuentra desplegado en oficinas de la Felcc, donde se encontraban 33 personas arrestadas, 24 varones y nueve mujeres, una de ellas con un bebé de tres meses que fue liberada. También se visita los centros de salud donde se encuentran los heridos”, refirió la Defensoría a través de una nota de prensa.

Al finalizar  la tarde, el diputado del MAS  Freddy Velásquez, a nombre del presidente en ejercicio David Choquehuanca, convocó al diálogo, para el sábado, a  dirigentes  de los tres sectores que están involucrados en el conflicto.

“Llamamos a la calma, a la paz, sé que ha sido un día muy conflictivo en el sector de Villa Fátima, ha habido un enfrentamiento y lo que nos preocupa es eso. Por eso, llamamos al diálogo, nuestro  presidente en ejercicio está convocando”, dijo Velásquez a Bolivia TV.

Los cocaleros se reagruparon en predios del hospital de Adepcoca y resolvieron continuar con sus movilizaciones hasta recuperar el mercado de la coca. Por su parte, los grupos que apoyan a Arnold Alanes anunciaron que harán vigilia en predios del mercado.

Adepcoca continúa dividida y con tres cabezas: el grupo de Armin Lluta, el de Arnold Alanez y el de Fernando Calle.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos