Todo lo que debe saber sobre el conflicto en Adepcoca

El conflicto cocalero estalló hace cinco años y desde hace más de 10 días tiene en vilo a los vecinos de dos barrios de La Paz
jueves, 30 de septiembre de 2021 · 08:45

Página Siete Digital

La organización privada que agrupa a los productores de hoja de coca de los Yungas nació hace 38 años para defender al sector de los productores tradicionales. Ahora se encuentra en manos de una dirigencia cuestionada por su alineamiento con el MAS y por su origen en zonas no tradicionales.

A continuación ocho ejes para entender el conflicto que estalló hace cinco años y que desde hace más de 10 días tiene en vilo a los vecinos de dos barrios populares de La Paz.

1.- La organización

La Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) es una organización privada que agrupa a los productores de hoja de coca de los Yungas de La Paz. Nació el 20 de julio de 1983 para hacer frente a los abusos de los agentes antidroga y defender la producción tradicional. Raúl Cusi fue el primer presidente y Honorato Atto el primer vicepresidente. La organización consiguió su personería jurídica el 4 de mayo de 1989, luego de casi seis años de lucha.

2.- La Ley de la Coca y el quiebre

La asunción de un cocalero al gobierno en 2006 llegó como una buena noticia para los productores, quienes respaldaron a esa gestión hasta 2016, cuando comenzó a gestarse la nueva Ley de la Coca (906), normativa que no tomó en cuenta los criterios de los productores yungueños.

En 2017 comenzaron las primeras protestas y los primeros detenidos. Los cocaleros yungueños denunciaron preferencias para los del Trópico de Cochabamba, cuyo principal dirigente, hasta hoy, es el expresidente Evo Morales. Franclin Gutiérrez, como presidente de Adepcoca, anunció la ruptura con el gobierno tras denunciar que había un trato privilegiado para la zona de producción ilegal.

3.- Dirigencia paralela, intentos de toma y procesos

Luego de la ruptura, en paralelo a la aparición de dirigencias contrarias a Gutiérrez, en 2018 comenzaron los intentos de toma de Adepcoca. El primero lo protagonizó una comisión ad hoc encabezada por Édgar Burgoa.

Ese mismo año Gutiérrez fue procesado y detenido por la muerte de un policía y el 31 de julio de 2019, mientras continuaba en prisión, una concentración en Chuquiaguillo eligió a Elena Flores como nueva presidenta.

El 14 de diciembre de 2020 Armin Lluta asumió en sustitución de Gutiérrez en una Asamblea. Lo hizo por aclamación y tomó el control del mercado de Adepcoca.

Entre 2018 y este año se registraron al menos cinco intentos de toma, todos ellos protagonizados por grupos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales, siempre con la intervención de la Policía Boliviana. El más reciente ocurrió el lunes 20 de septiembre y dio resultado. La sede cocalera quedó en manos del dirigente Arnold Alanes.

4.- Muertos y heridos en 5 años de pugna

En cinco años de conflicto por la disputa de Adepcoca hubo al menos siete muertos (dos policías y cinco civiles), 77 heridos (entre ellos 13 policías y dos periodistas) y 44 detenidos. Las cifras no incluyen los heridos y detenidos en el último enfrentamiento, que este jueves ya lleva 11 días.

5.- Tres dirigencias

En el reciente conflicto surgieron tres dirigencias, dos de ellas afines al MAS, que al final terminaron unidas, además de la de Armin Lluta, quien representa a los productores tradicionales y a la línea crítica al gobierno que heredó de Gutiérrez.

Los dirigentes afines al MAS fueron elegidos en procesos diferentes: Arnold Alanes en una cuestionada elección que incluso fue declarada nula en su momento y Fernando Calle en una asamblea. Ambos procesos fueron alentados por Elena Flores.

6.- El papel del Gobierno

El Gobierno actuó desde un principio del conflicto con claro favoritismo a los dirigentes afines al MAS. La anterior semana, por ejemplo, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, reconoció oficialmente a la dirigencia de Alanes, quien antes tomó la sede de Adepcoca con violencia y con apoyo de la Policía.

El 25 de febrero, cuando la disputa era entre Elena Flores y Armin Lluta, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras aprobó la resolución ministerial 068 para autorizar el traslado del mercado de coca de Villa Fátima (en instalaciones de Adepcoca) a la sede de un sindicato de transportistas de la zona de Kalajahuira, donde el grupo de Flores había improvisado un mercado paralelo.

7.- La batalla en Villa El Carmen y Villa Fátima

Desde el lunes 20 de septiembre y hasta la fecha, los vecinos de Villa El Carmen y Villa Fátima viven en medio de un campo de batalla entre policías y cocaleros que intentan retomar la sede de Adepcoca. Hay un exceso en el uso de agentes químicos y la situación es cada vez más tensa. 
Los cocaleros y los vecinos denunciaron la presencia de encapuchados que operan en medio de la presencia policial, mientras que el Gobierno afirmó que detuvo a una treintena de personas que no son productores, contra quienes decidió iniciar procesos penales.

8.- El objetivo del control de Adepcoca

El dirigente Arnold Alanes asegura que su única intención al tomar el control de Adepcoca es unir a los cocaleros de los Yungas, pero exdirigentes ven que hay un plan para que el expresidente Evo Morales se convierta en el “barón de la coca”, haciendo que se unan en una sola organización productores de Yungas y del Trópico de Cochabamba.

Coinciden en ello el abogado aymara y exejecutivo de la COR de El Alto, Roberto de la Cruz; el exsecretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, Roberto Coraite, y el exsenador del MAS Lino Villca.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos