Varios hechos de sangre se registraron en Pando y la población pide dar con los autores

Abaten con 6 tiros a un joven en Cobija y suman 8 asesinatos en el país en 12 días

Las víctimas fueron asesinadas con disparos de armas de fuego, otras apuñaladas y maniatadas, en regiones de Pando, La Paz, Santa Cruz y Beni. La Policía sospecha que algunos casos fueron por ajuste de cuentas.

Seguridad
Por 
La Paz - miércoles, 03 de agosto de 2022 - 5:00

Un joven de 18 años de edad fue abatido ayer con seis disparos de arma de fuego en la ciudad de Cobija, Pando. Es el octavo asesinato a sangre fría en el país en los últimos 12 días y las familias de las víctimas exigen justicia, no quieren que esas muertes queden sólo en la estadística.

José M.P. había cumplido 18 años el mes pasado, vivía solo en una vivienda ubicada en barrio Tunari, Pando. Cerca de las tres de la madrugada de ayer, unos antisociales ingresaron a su domicilio y le quitaron la vida con seis disparos para luego darse a la fuga.

“Por la forma y la cantidad (de disparos) y cómo ha sido encontrado el cuerpo, presumiblemente sea un ajuste de cuentas”, informó el fiscal Marco Antonio Salgado al periodista Kike Navala en Pando.

Horas después, la Policía hizo el levantamiento legal del cadáver y lo trasladó a la morgue del hospital Roberto Galindo Terán para la respectiva autopsia legal.

Según la autopsia, el joven recibió cinco impactos en el tórax y uno cerca del cuello. El fiscal detalló que se trata de balas calibre 38 milímetros.

En esa misma región, el domingo, Bernarda Guevara Anzaldo, de 83 años fue maniatada en su tienda en la ciudad Cobija. La mujer, oriunda de Cochabamba, vivía sola.

“Ha sido encontrada maniatada, con cuerdas en los pies y las manos, y el scotch (cinta adhesiva) ha sido colocado en la boca y nariz, situación que le ha causado la muerte”, señaló el fiscal Raúl Hinojosa.

Según una testigo, tres hombres salieron de la tienda con bolsas en las manos. La Policía inició la investigación y revisará las cámaras de seguridad de esa vivienda. La causa de la muerte es asfixia por sofocación.

Un tercer caso registrado en esa misma ciudad se conoció hace unos días. Pedro Amílkar Gómez Soria, de 45 años, falleció producto de seis disparos. La víctima circulaba en su vehículo por el barrio Conavi, cuando fue interceptado por dos desconocidos en una motocicleta que luego abrieron fuego. La Fiscalía presume un ajuste de cuentas. Los primeros días de julio, otros dos jóvenes fueron baleados en esa ciudad. Los ciudadanos están consternados con esta situación y pidieron a la Policía dar con los autores de esos crímenes.

Pero no es el único lugar donde ocurren estos trágicos hechos. La noche del domingo, el cuerpo de Carlos Monrroy, de 50 años, fue hallado sin vida en la zona de Valle de las Flores, ciudad de La Paz.

Él estaba conduciendo su radiotaxi y se presume que fue interceptado por unos antisociales, quienes le apuñalaron varias veces hasta quitarle la vida; luego botaron el cuerpo en el camino, cerca del motorizado, y huyeron.

La víctima tenía una empresa de radiotaxis. Los vecinos aseguran que se trata de un asalto, mientras que sus compañeros de trabajo presumen que fue víctima de un ajuste de cuentas. Ayer, la familia y los radiotaxistas exigieron justicia, y que este hecho no se quede sólo en las estadísticas como otro muerto más.

Otro empresario fue asesinado el viernes con tres disparos de arma de fuego en El Alto. José Omar Aguilera salió de su oficina a recoger a dos supuestos clientes, no volvió más. Su cuerpo fue encontrado al interior de su vehículo en la zona de Ventilla, con tres disparos en su cuerpo, dos de ellos en la cabeza. Los criminales dejaron abandonado el cadáver y el auto, y sólo se llevaron el celular y la billetera de la víctima. Sospechan que se trata de un ajuste de cuentas.

El 24 de julio, un joven de 23 años, identificado como Franklin Soliz, fue asesinado tras recibir un golpe en la cabeza con un combo, en el municipio Mapiri, en el norte de La Paz. El implicado en el crimen fue encarcelado en la cárcel Chonchocoro.

En Santa Cruz, Verónica Loza Gamboa, guardia municipal, fue atracada y asesinada con una puñalada en el pecho, hace una semana. La mujer dejó en la orfandad a tres menores. En ese mismo departamento, pero en San Matías, un hombre de unos 25 años fue baleado el viernes por un grupo de personas que circulaban en un vehículo; el herido lucha por su vida en un recinto de salud.

En Beni, un hombre, que fue identificado como Humberto Rea Arias, murió la madrugada del martes, luego de ser baleado en plena serenata por el aniversario del municipio de Santa Ana de Yacuma, que celebró 314 años de fundación.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS