Argentina extradita a EEUU a boliviano acusado de narcotráfico

El individuo fue aprehendido en Buenos Aires en enero de este año y trasladado a California el lunes.

Seguridad
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - jueves, 06 de octubre de 2022 - 12:49

Un boliviano presuntamente involucrado en narcotráfico fue extraditado esta semana a Estados Unidos por parte del Gobierno argentino. Se trata de Victor Hugo Anez Vaca Diez, alias “Chi Chi”, a quien acusan de ser líder de “una organización delictiva transnacional a gran escala”.

El boliviano fue presentado ayer ante un tribunal federal del país norteamericano tras ser aprehendido en el aeropuerto de Buenos Aires el pasado enero.

Según consta en los antecedentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el 18 de agosto de 2017, un gran jurado federal del Distrito Sur de California imputó a Anez Vaca Diez por los presuntos delitos de conspiración para el tráfico internacional de drogas, conspiración para distribuir cocaína y metanfetamina, y conspiración para el lavado de dinero.

A continuación se emitió la notificación roja de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), tras lo cual las autoridades argentinas procedieron a su aprehensión. El connacional fue trasladado a San Diego, California, el lunes 3 de octubre.

“La extradición de Anez Vaca Díez a Estados Unidos es un ejemplo perfecto del amplio alcance de las investigaciones de Seguridad Nacional y de las fructíferas colaboraciones fomentadas con nuestros colegas internacionales”, declaró Chad Plantz, agente especial a cargo del HSI de San Diego, según un comunicado.

“Esta extradición debe enviar un mensaje claro a quienes creen que pueden eludir la ley. Los encontraremos y trabajaremos para traerlos a Estados Unidos para que se enfrenten a la justicia”.

Al respecto también se manifestó la agente especial de la DEA a cargo del caso, Shelly Howe, quien destacó el trabajo conjunto para frenar el ingreso de drogas ilegales al país.

“La extradición de Anez Vaca es una prueba de que trabajando juntos podemos hacer que nuestras comunidades sean más seguras y llevar a los traficantes internacionales de alto nivel ante la justicia en los Estados Unidos”.

Los dos primeros delitos por el que se acusa al boliviano tienen una pena mínima de 10 años en prisión y un máximo de cadena perpetua, mientras que por el tercero le pueden dar un máximo de 20 años de cárcel.

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS