Una segunda avioneta fue incinerada por los narcos

Avioneta que en 2021 pasó al Estado llevó droga a Paraguay

Resolución judicial de 2021 dispuso que la aeronave CP-2769 incautada a narcos pase al Estado, el lunes cayó con 400 kg de droga.

Seguridad
Por 
La Paz - miércoles, 07 de septiembre de 2022 - 5:00

Una resolución judicial del 21 de agosto de 2021 confirma que la aeronave con matrícula CP-2769, que el lunes cayó con 400 kilos de droga en Paraguay, había pasado a “dominio del Estado”, según denunció el diputado Jairo Guiteras, de Comunidad Ciudadana (CC) ,quien además apuntó a que uno de los dos pilotos detenidos en suelo paraguayo, Miguel Ángel Garrido Salvatierra, trabajó en la estatal BoA en 2020.

Guiteras mostró la sentencia judicial que dispuso que el Cessna 210A, con el número de serie 21057782 y con matrícula CP-2769, pasó a favor del Estado en 2021 por la comisión “del delito de tráfico de sustancias controladas”.

La aeronave cayó el lunes con 400 kilos de cocaína en Misiones, Paraguay, donde además fueron detenidos dos bolivianos y tres ciudadanos paraguayos.

La otra nave que es mencionada por la resolución judicial es la CP-1642, que presumiblemente es la que quemaron los narcos al escapar de los policías. El lunes, la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) de Paraguay informó que dos avionetas bolivianas aterrizaron en su territorio. Una, que fue quemada por los narcos, según Guiteras podría tratarse de la CP-1642; y la otra, la CP-2769 que fue secuestrada con la droga. “No sabemos la matrícula de la primera, porque fue incinerada”, añadió el diputado.

Incautadas y aún operan

Guiteras señaló que es “inexplicable cómo aeronaves que fueron incautadas al narcotráfico sigan operando para el mismo delito. Estas avionetas deberían estar bajo control del Ministerio de Gobierno a través del Conaltid (Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas) que depende del Ministerio de Gobierno”, precisó.

Guiteras considera que es muy grave lo que pasó en Paraguay. “Tengo dos hipótesis, una que el ministerio usa las aeronaves para traficar droga y la segunda es que el Gobierno tiene buenas relaciones con el narco, porque las avionetas que las incautan son devueltas para que se dediquen a los mismos delitos”, puntualizó el diputado.

Los bolivianos

Según el reporte preliminar, Garrido y José Abel Robalino Jacome, de 29 años, eran el piloto y copiloto bolivianos de la aeronave, y hoy se realizará la audiencia cautelar en la que la Fiscalía en Asunción los acusará por tráfico internacional de drogas y asociación criminal, según el diario ABC.

Guiteras sostiene que Garrido, el piloto detenido en el operativo paraguayo del lunes, fue trabajador de la estatal BoA (Boliviana de Aviación).

“Garrido es funcionario de BoA, entonces de qué estamos hablando, de que se usan aeronaves incautadas y pilotos de la estatal para cometer delitos”, se preguntó el asambleísta.

El informe de la Contraloría General del Estado indica que Garrido era funcionario de BoA en 2020, según constató Página Siete. El hombre se desempeñó en la estatal del 1 de marzo de 2018 al 29 de julio de 2020 como auxiliar. El asambleísta anunció que pedirá tres peticiones de informe al Ministro de Gobierno, al Ministro de Obras Públicas y a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Página Siete confirmó ayer que en las listas de aeronaves que maneja la DGAC no figura la CP-2769 y tampoco la CP-1642, algo que para Guiteras es “otra ilegalidad” en el Gobierno.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS