Conexión de Bolivia con la coca y el narco preocupa en Perú y Brasil

Desde Brasil aseguran que Bolivia se ha convertido en una especie de santuario del “Narcosur”, el cártel de droga del PCC. En Perú hablan de injerencia de Evo. El MAS dice que el partido es internacional.

Redacción Diario Página Siete
Seguridad
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - martes, 19 de octubre de 2021 - 5:19

Luis Callisaya  / La Paz

Desde Perú y Brasil aseguraron que Bolivia impulsa la legalización de la coca fuera de su territorio y que se convirtió en el “santuario de Narcosur”, el cártel de droga del Primer Comando Capital (PCC).

En Perú apuntaron al jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, por estar detrás del “Pacto de la Coca”, un proyecto de ley que busca la legalización plena de la hoja y que es cuestionado por varios sectores  porque supuestamente busca suspender la erradicación y dar vía libre al narcotráfico.

“Es el punto de partida por la legalización total de la coca que amenaza al país (Perú). No es una propuesta política original, sino una que la cercanía con Evo Morales ha remozado”, dice el informe que Panorama Noticias, de Perú, le dedicó al caso.

En el reportaje televisivo aparecen declaraciones de varios actores políticos peruanos que observan la activa participación de Morales en el impulso que se le da a la propuesta de esa norma.

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC) Alberto Astorga cuestionó a Morales por la “injerencia” en políticas del vecino país y  lo acusó de  pretender de incrementar la producción de coca para convertirse en el “patrón de la coca” internacional.

“Evo Morales está cometiendo una injerencia en el país vecino, pero es muy lamentable que el presidente del Perú (Pedro Castillo) esté permitiendo que Evo Morales tenga esta injerencia”, refirió Astorga a Página Siete.

No solo hay una injerencia en el tema de la coca, sino también en el tema político, ya que el MAS también estaría abriendo sus filiales en Perú, dijo el parlamentario.

Según Panorama Noticias, el MAS tiene una sede en Cusco y desde esa oficina se sugirió al presidente Luis Arce que tome en cuenta a un residente boliviano en Cusco como cónsul en esa ciudad. Dicho medio sostiene que la intención de Morales y sus seguidores es hacer un trabajo de “ideologización” en Perú, legalizar los cultivos de coca, industrializarla y expulsar a la DEA, tal como se hizo en Bolivia hace unos años.

El exdiputado opositor Amílcar Barral señaló que la intención de Morales es ideologizar a Perú, “volverlo plurinacional”, legalizar la coca y que la población esté confrontada, como ocurre ahora en Bolivia.

“Quieren volver plurinacional al Perú;  segundo, quieren legalizar la coca como lo han hecho aquí en Bolivia y con eso tener vía libre con el tema del narcotráfico. En el Perú es más fregado que en Bolivia, no se olviden que el terrorismo sigue vigente por esos lugares y son esos dirigentes que han entrado hoy de diputados y junto a Evo Morales están llevando adelante todo eso”, apuntó.

Por su parte, el diputado del MAS Juanito Angulo negó que exista una injerencia política del MAS y Evo Morales en el vecino país. Dijo que su partido tiene un carácter internacional y que la “liberación de los pueblos” está en curso en América Latina. Destacó el liderazgo de Morales a nivel internacional.

“Eso demuestra que el MAS no simplemente es de carácter nacional, el MAS es de carácter internacional. Las políticas que ha implementado nuestro gobierno en los 14 años prácticamente están trascendiendo y van a seguir trascendiendo porque ahí se demuestra que tienen programas, tienen planes, tienen las intenciones positivas en favor de la población”, manifestó Angulo.

Otro reportaje publicado en el matutino O Estadao de Sao Paulo, Brasil,  asegura que Bolivia se convirtió en el “santuario de Narcosur”, el cártel de droga del Primer Comando Capital (PCC).

Miembros del PCC, implicados en narcotráfico,  capturados por la Policía Federal de Brasil.
Foto: AFP

Según ese medio, el PCC opera desde Bolivia, donde supuestamente habría protección a los narcotraficantes. Sostiene que incluso “ jefes narcotraficantes realizan vuelos desde Santa Cruz para pasar vacaciones en playas del noreste, cierran millonarios contratos de droga con los Ndrine y familias de la mafia calabresa Ndrangueta, considerada como una de las organizaciones criminales más poderosas en Italia, que concentra al menos el 40% del tráfico de sustancias controladas en Europa”.

Al respecto, el expresidente Jorge Tuto Quiroga señaló que ese reportaje “devela que Bolivia se ha convertido en la central del conglomerado criminal Narcosur, bajo mando del PCC y vinculado a mafias europeas. Ese es el costo de politizar la seguridad y producir cocaína”.

Por su parte, el diputado Astorga anunció que impulsará peticiones de informe ante las autoridades correspondientes para que expliquen esta situación. “Esto está reafirmando que en el país se está incrementando el narcotráfico, incluso están apareciendo organizaciones de otros países”, dijo.

Astorga recordó que Estados Unidos, hace unas semanas, puso en la lista negra a Bolivia  por no hacer esfuerzos necesarios para combatir al narcotráfico, y que la  Unión Europea expresó su preocupación  por el incremento en un 15% de los cultivos de coca en el país.

 

“No podríamos consumir más de 12.000 toneladas, estamos engañando al campesino, a la opinión pública (en el Perú)”.

Exministro (Perú) Rubén Cargas

 

“Narcosur, el cártel del Primer Comando Capital, es la organización criminal de más rápido crecimiento en el mundo de hoy”. 

Abogado Márcio Sergio Cristino

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS