Es el principal denunciado por la millonaria estafa en la cooperativa

El predicador “invidente” detrás de la “quiebra” de El Buen Samaritano

Ante los tribunales Hoggier Hurtado se presenta como ciego; después lee en sus prédicas. Tras el cierre de la entidad, se descubrió que los préstamos tenían garantías ficticias que beneficiaron a sus allegados.

Seguridad
Carlos Quisbert
Por 
La Paz - lunes, 15 de agosto de 2022 - 5:00

Hoggier Hurtado, predicador de la Comunidad Cristiana de Santa Cruz y expresidente del Consejo Administrativo de la Cooperativa El Buen Samaritano, es el principal denunciado por la millonaria estafa en la entidad. A la fecha enfrenta procesos por fraude, estelionato y uso de instrumento falsificado, entre otros.

Cuando no está en los estrados, Hoggier Hurtado revisa su celular, chatea, lee la biblia y predica: “Ya leímos el pasaje de Marcos, capítulo 7: Del corazón de los hombres salen los malos pensamientos, los adulterios, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño...”, dice a los miembros de la Comunidad Cristiana de Santa Cruz. Pero cuando debe comparecer ante fiscales o jueces, Hurtado se presenta con bastón, gafas oscuras y guiado por un lazarillo.

En enero de 2020, el fiscal anticorrupción de La Paz, Carmelo Laura, presentó la acusación formal por estafa, delitos financieros y asociación delictuosa contra Hurtado y otros siete involucrados en la denuncia por estafa a 45.000 ahorristas de la Cooperativa El Buen Samaritano.

La investigación involucró a más de 30 personas, incluidos dos hijos de Hurtado y su esposa, Ena Manuela Aguayo, en relación al negociado de terrenos y a un fraude que no tiene cifras oficiales de víctimas ni de dinero.

“Señor Hurtado, ¿podemos conocer su versión sobre la denuncia de la conformación de varias empresas y una estafa relacionada a FamiliCasa y la Cooperativa El Buen Samaritano?”, fue la consulta que Página Siete hizo al predicador el lunes 6 de junio, cuando éste salía de la suspensión de una audiencia en los juzgados de Villa Primero de Mayo, en Santa Cruz.

Uno de sus abogados tomó la palabra: “Como puede ver, el señor Hoggier está incapacitado visualmente, no está bien de salud, no puede dar declaraciones”, mientras Hurtado avanzaba sin responder, con gafas oscuras puestas como vincha en el pelo blanco, tanteando el piso con un bastón y del brazo de su hijo.

Entonces este medio consultó al abogado el grado de discapacidad visual de su cliente, ante las denuncias que figuran en estrados sobre que el predicador finge esa condición sólo para eludir la justicia. Respondió Alejandro Hurtado, el hijo.

- Tiene discapacidad visual del 99% en un ojo y 100% en el otro, certificado.

- ¿Cómo leyó la biblia en la prédica del domingo, transmitida por la página de Facebook de la Comunidad Cristiana?

- No está mudo, está ciego.

A lo largo de los procesos que ha enfrentado desde 2015, Hoggier Hurtado ha presentado dos credenciales de discapacidad. La primera por ceguera total, emitida supuestamente por el Instituto Boliviano de la Ceguera (IBC), y la segunda por el Ministerio de Salud, por discapacidad auditiva. Sus supuestas discapacidades fueron argumentos que dilataron la investigación en los diferentes procesos.

Hace un año, el 2 de febrero de 2021, en respuesta a un requerimiento fiscal, la directora departamental del IBC, en Santa Cruz, Feliciana Calizaya, reportó que el carnet de discapacidad, con el código 50987, que Hurtado presentó ante los jueces a nombre de esa institución, para acreditar que padece una “ceguera total”, no fue emitido por la institución que dirige. Por este hecho Hurtado está procesado por uso de instrumento falsificado.

La audiencia suspendida el 6 de junio fue por el caso de estafa con víctimas múltiples que le siguen a Hurtado el actual responsable del Comité de Liquidación de El Buen Samaritano, Jorge Antonio Montoya y el gerente general Boris Borda.

Junto al predicador, quien fue el presidente del Consejo de Administración de la misma entidad hasta 2017, también están procesados exdirectivos de su gestión y tres exgerentes de FamiliCasa Bienes Raíces SA.

El caso es sobre el préstamo de 40,5 millones de bolivianos que la cooperativa hizo a FamiliCasa en 2008. La inmobiliaria, además de no pagar la deuda que tenía tasa de 5% de interés, ahora ya no existe, no tiene representantes legales y faltan por recuperar 23,4 millones de bolivianos o su equivalente en dólares: 3,4 millones.

En La Paz, existe otro proceso contra Hurtado y los exdirectivos de la cooperativa, abierto por el coronel Sebastián Claure, uno de los centenares de ahorristas que denuncian que su dinero fue malversado en préstamos similares al que se dio a FamiliCasa.

En un tercer caso, que también se sigue en Santa Cruz, Hurtado y su exsocia Viviana Fabiola Carrasco Ayala (prófuga y sentenciada en un proceso aislado) fueron imputados por falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado. El hecho que se investiga es la falsificación de un poder notarial, por medio del cual se logró quitar la anotación preventiva de propiedades que fueron entregadas por la cooperativa a representantes de FimiliCasa en garantía por el préstamo de 2008.

El 7 de junio, en el marco de ese tercer caso, se dio otra audiencia, esta vez en el Palacio de Justicia de Santa Cruz. Hurtado no se presentó y otro de sus abogados también se excusó de dar declaraciones a Página Siete. Esa fecha, el fiscal Julio César Porras informó que en esa audiencia se debía dar lugar al pedido de encarcelamiento de Hurtado.

La defensa del predicador acusado argumentó ante la jueza Anay Áñez, que Hurtado había sido internado en una clínica privada por un cuadro de salud grave. La magistrada ordenó verificar ese extremo al fiscal Porras, quien días después emitió un informe negando que hubiera existido esa internación.

En los dos casos de Santa Cruz el coronel Claure figura como codemandante. En tanto que la pareja de esposos Ercilia Urgel Eslava y Mario Alarcón se sumó a la denuncia por el uso de instrumento falsificado, además que tienen otra demanda por la pérdida de sus ahorros.

Sobre FamiliCasa, en 2016 se entregaron dos auditorías sobre la creación y firma de contrato con El Buen Samaritano. El tema jurídico, en el informe de las abogadas Ana María Jaldín y Gloria Saravia reveló al menos 17 irregularidades de fondo.

De éstas, resaltan las siguientes: El 16 de junio de 2008 el Consejo de Administración, compuesto por Kenjiro Sakaguchi Yamamoto, Casto Nava, Jaqueline Inturias, Marwin Frías, Sancho Ubeda y Jonny Cortez, aprobó el crédito de 40.523.045 bolivianos a favor de la inmobiliaria FamiliCasa, usurpando funciones del Comité de Crédito que era el encargado de evaluar los requisitos de los solicitantes y autorizar ese tipo de transacciones.

La escritura pública del 13 de junio de ese año reveló que FamiliCasa se creó el 10 de junio con un capital de 20.000 bolivianos; es decir, el crédito fue aprobado cuando la empresa aún no existía. El directorio estaba conformado por Rolando Scott Antelo, supuesto empresario, y la pareja de esposos César Alberto Aguilera Bruno (jugador de fútbol) y Claudia Cecilia Romero (ejecutiva de ventas de un canal de televisión), quienes no tenían experiencia en administración financiera.

De manera escueta, Romero dijo a Página Siete que tiene pruebas de su inocencia. En dos cartas que figuran en el proceso, los esposos revelaron que los miembros del Consejo Administrativo de El Buen Samaritano crearon FamiliCasa y que se les debía dinero por sus servicios.

En el informe de evaluación previo al otorgamiento del préstamo, el 16 de junio, la oficial de crédito Gabriela Adorno advirtió que el préstamo era de alto riesgo porque la empresa no tenía solvencia financiera y sólo se tomó en cuenta la “solvencia moral” de los representantes de la firma. Por tanto, dejó a consideración del Consejo de Administración y la asamblea de socios la aprobación del crédito.

De acuerdo con las investigaciones, Hurtado, sus hijos, “empresarios” y abogados reconocidos en círculos económicos de Santa Cruz, figuran en el organigrama de nexos por la creación o funcionamiento de otras firmas “fachada”, como FamiliCasa, cuyos gerentes y accionistas se beneficiaron con préstamos de la cooperativa. Entre ellas figuran: Promotora Mercantil Ltda., Forestal del Oriente, Mitaca, Casas y Construcciones Canadian Houses, Inmobiliaria Nueva Esperanza, GASA Servicios Integrales, Codesa y Casa Fácil.

El domingo 12 de junio, cinco días después de que se informó a la jueza Áñez que fue internado, Hurtado volvió a las prédicas transmitidas por Facebook. De pie frente a sus seguidores leyó pasajes de la biblia.

Hurtado habló sobre la contaminación en el corazón del hombre. Hizo una analogía sobre como ésta afecta a la sociedad que incumple leyes.

“Ahora cuando el corazón del hombre se contamina, esta contaminación tiene una característica. Lamentablemente, la vida de un hombre en amargura contagia, afecta a la esposa, a los hijos. Y una familia que vive en la amargura es una familia tóxica, que afecta a su comunidad”, recalcó Hurtado en la prédica.

Ésta es la segunda de cuatro entregas de la investigación de P7 Plus. Vea la versión multimedia en https://investiga.paginasiete.bo/la-estafa-millonaria-del-buen-samaritano/

“Ahora, cuando el corazón del hombre se contamina, ésta tiene una característica, se contagia”.
Hoggier Hurtado
“Se contamina la esposa, a los hijos y una familia que vive en la amargura. Es tóxica, afecta a su comunidad”.
Hoggier Hurtado
“Tiene discapacidad visual de 99% en un ojo y 100% en el otro, certificado. No está mudo, está ciego”.
Alejandro Hurtado
AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS