Encarcelan a la mujer que atropelló a un niño que ahora está con muerte cerebral

La acusada afirmó que el acompañante le cambió la posición del asiento al manejar. Fue remitida al penal de Montero.

Seguridad
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - miércoles, 17 de agosto de 2022 - 15:32

El juzgado que vio el caso de Claudia Shirley V. B., una mujer de 30 años que en estado de ebriedad atropelló a un niño de 13 años que quedó con muerte cerebral, fue enviada la cárcel de Montero, en Santa Cruz, por 180 días, mientras se la investiga por el delito de conducción peligrosa.

“La jueza ha determinado la medida de detención preventiva por el lapso de 180 días. En primera instancia ella no quiso declarar y en la audiencia dijo que no estaba manejando el motorizado y que hizo el cambio de asiento con el acompañante, porque le rogó”, informó el fiscal asignado al caso Gary Coronado.

Dijo que, ante ese hecho, el Ministerio Público convocará a declarar al hombre que también estaba en el lugar del siniestro, quien debe presentarse en calidad de testigo.

Antes de que sea traslada a su audiencia cautelar, los familiares del niño le propinaron puñetes y patadas, tanto que la Policía tuvo que colocarle un casco para que no resulte herida en la cabeza.

El accidente de tránsito se registró pasado el mediodía del lunes 15 de agosto, en la avenida San Marino de la ciudad de Montero, la conductora se encontraba en estado de ebriedad al igual que su acompañante, Wilder Ramiro N. de 42 años, quien fue liberado.

El accidente quedó grabado por las cámaras de seguridad. En ellas se ve a Claudia que embiste al menor de edad cuando caminaba solo sobre la acera, luego de visitar a su papá, según reporte de Red Uno.

Antes de ser atropellado, la conductora primero impactó con el cartel de una farmacia, perdió el control y se llevó por delante al niño, informó el coronel Marco Castillo, director de Tránsito de Montero.

Los médicos no dan esperanzas de vida al niño, diagnosticaron su estado como grave y ahora se encuentra en un coma inducido.

“Sólo un milagro puede salvar a mi hijo, está destrozado por dentro”, dijo entre lágrimas la madre del afectado, Teresa Carrasco. Su hijo venía del trabajo de su padre, después de entrenar fútbol.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS