Los sectores del MAS también usaron petardos y piedras, pero no hay ni un detenido

Envían tres meses a la cárcel a tres jóvenes que participaron en una marcha

El abogado Jorge Valda dijo que un “juez del horror” tomó la determinación, vulnerando los derechos y las garantías constitucionales de los tres procesados. La defensa apelará la resolución en las próximas horas.

Seguridad
sábado, 23 de julio de 2022 - 5:00

El juzgado Séptimo de Instrucción en lo Penal determinó anoche tres meses de detención preventiva en la cárcel de San Pero para tres jóvenes que participaron el jueves en la “marcha por la democracia”.

La Fiscalía imputó a los tres aprehendidos por el delito de tenencia, porte y portación ilícita de armas. La coordinadora del Ministerio Público, Nilda Calle, señaló que “se habrían encontrado piedras, petardos en grandes cantidades y también se habría encontrado un líquido, que al parecer, según el informe policial, hace ver que sería un material explosivo”.

El juez determinó ese tiempo de reclusión después de que la Fiscalía pidiera ese período en la imputación formal.

El abogado Jorge Valda dijo que los tres aprehendidos fueron enviados a la cárcel sin argumentos jurídicos por un “juez del horror”, arrebatándoles sus derechos y sus garantías constitucionales, en un “guion armado y un montaje procesal”.

Añadió que, tras haber sido puestos ante un juez, la defensa de los tres jóvenes apeló la decisión del juez y en 24 horas deberá remitirse los obrados a un juez de alzada para que se revierta su detención.

Los tres procesados fueron detenidos el jueves durante la movilización del Colegio Médico y otros sectores que pidieron que pare la persecución política y también con el sistema judicial, Junto a ellos fueron arrestadas otras cinco personas, quienes fueron liberadas tras ocho horas.

A su paso, estos sectores fueron frenados por grupos de choque del Movimiento Al Socialismo (MAS) que también portaban petardos, piedras, huevos y hasta tomates, incluso palos. No obstante, la Policía no detuvo a ninguno de estos sectores.

La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, el Comité Nacional de Defensa de la Democracia y políticos de oposición repudiaron la detención y pidieron su liberación.

Cuestionaron que del grupo de militantes de MAS que interceptaron la marcha no fueron detenidos, pese a que usaron piedras, dinamitas y otros objetos en contra de los marchistas.

La noticia sobre el encarcelamiento de los tres jóvenes causó enfado en las redes sociales. Algunos ciudadanos se manifestaron con molestia.

“Piensan que nos amedrentan con estas acciones, lo único que harán será aumentar la indignación”, escribió un usuario en su cuenta de Twitter.

Otro ciudadano publicó: “La vergüenza de Bolivia son los jueces y fiscales. El país tocó Fondo”. “Justicia podrida y manipulada para hacer persecución política”, dijo otro.

“Me imagino a los mineros y los de la COB riéndose porque éstos están presos por tener petardos y no dinamita”, escribió un ciudadano en su cuenta de Twitter.

Justamente hace una semana, un grupo de mineros llegó hasta La Paz para pedir que se cumplan sus demandas. Se apostaron en el centro paceño e hicieron reventar explosivos en la capa asfáltica que recién fue estrenada por las fiestas del 16 de Julio. La Policía no detuvo a ningún manifestante de este sector por el uso de explosivos, lo que está prohibido por una norma.

Los grupos de choque del MAS volvieron a salir el jueves para frenar las manifestaciones de otros sectores, como el caso de los médicos. Ayer también se enfrentaron a un grupo de madres que marcharon por el subsidio.

Se prevé que hoy, los tres detenidos sean trasladados a la cárcel de San Pedro después de realizar algunos trámites. Pasaron la noche en las celdas policiales de la fuerza anticrimen.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS