Policía y Gobierno mantienen su postura de proteger el mercado ilegal de Arnold Alanes

Herido con dinamita agrava el conflicto y Adepcoca exige hablar con el Presidente

Los cocaleros afirmaron que “ya se probó” que los responsables del uso de explosivos son los “infiltrados” del Gobierno. Los dirigentes no se presentaron a la convocatoria de diálogo de la Defensoría del Pueblo.

Seguridad
Carlos Quisbert
Por 
La Paz - martes, 09 de agosto de 2022 - 5:00

La explosión de un cartucho dinamita dejó a un manifestante con graves heridas y con solo un 20% de esperanza de vida, situación que agravó ayer el conflicto entre el Gobierno y los socios de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca). Ese sector anunció que dialogará sólo con el presidente Luis Arce y previo al cierre del mercado paralelo de la coca, instalado por los cocaleros del MAS en la zona de Villa El Carmen, en La Paz.

“Lo único que hemos pedido es el cierre de ese mercado ilegal, clandestino, paralelo, que atenta a nuestra economía. En una reunión con todos los dirigentes se ha determinado que si quieren diálogo, el Gobierno debe venir aquí (al mercado de Adepcoca de la calle Arapata), le damos todas las garantías. Si hay diálogo será con el presidente Luis Arce”, aseveró anoche el presidente de Adepcoca, Freddy Machicado.

Por su lado, Carlos Choque, dirigente del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay), aclaró que antes de dicho diálogo, el Gobierno de Arce debe cerrar el mercado de los cocaleros del MAS, dirigido por Arnold Alanes. Responsabilizó de todo el conflicto al Gobierno y aseguró que sus socios están dispuestos a llegar “hasta las últimas consecuencias”.

Las tres primeras calles de Villa El Carmen y el puente Minasa fueron escenario de la jornada más violenta que se vivió este año en el conflicto de Adepcoca. Si bien la dirigencia de Machicado había convocado al 100% de sus socios (35.000 socios, aproximadamente), para ayer a las 9:00 en la calle 10 de esa zona a la cita solo llegaron unas 500 personas, a las 11:00 salieron en marcha desde Villa Fátima.

A causa de este mercado paralelo, los cocaleros retomaron ayer sus movilizaciones. A las 12:20 comenzaron las detonaciones de cartuchos de dinamita y la Policía disparó -a discreción- los proyectiles de gas lacrimógeno para dispersar a los movilizados, a su vez, esto fue contestado por cocaleros con piedras y petardos e incluso con el uso de cañones artesanales que expulsaban con más violencia los petardos contra la humanidad de los policías.

El conflicto se registró en la calle 1 de Villa El Carmen, si bien los policías se vieron rebasados en varias ocasiones, los cocaleros de Adepcoca no lograron acercarse a las puertas del excolegio Andino, donde funciona el mercado paralelo.

Explosión

Aproximadamente a las 13:35 se reportó la explosión de una dinamita que había herido gravemente a Plácido Cota Huaylluco, de 30 años, en una plaza ubicada en la parte posterior del mercado paralelo.

Un video que circuló minutos después de las primeras fotos del herido, daba cuenta que el joven manifestante, luego de arrojar lo que parece otro cartucho de dinamita, retrocedió y sin indicios de que exista la participación de otra persona quedó fulminado en el piso; una fuerte explosión dejó al descubierto sus órganos vitales.

Para asombro de policías y manifestantes, el herido continuó consciente, había perdido la mano izquierda. El hombre permaneció tendido en el piso bajo una tenue lluvia ante el abandono de sus propios compañeros que escaparon del lugar luego de la explosión, y de los policías que se mostraban indiferentes ante la sangrienta escena.

Fueron los vecinos de la zona que salieron a cubrir al herido con una manta y un nylon. Cota permaneció así unos 45 minutos, antes de que una camioneta de Bomberos lo llevara al Hospital Arco Iris.

El Gobierno y cocaleros se culparon mutuamente por el herido. El viceministro de Régimen Interior, Ismael Téllez, dijo que en los videos se observa que el joven movilizado estaba agarrando dos dinamitas, una en su mano derecha (la que iba a arrojar) y la otra en la izquierda, a la altura del intestino, la que explotó segundos después de haber arrojado el primer cachorro de dinamita. Acusó del uso de los explosivos a los cocaleros de los Yungas y advirtió con un proceso penal contra Machicado.

En cambio, los socios de Adepcoca sospechan de un atentado realizado por “sicarios infiltrados”, cuya presencia ya se habría probado en anteriores enfrentamientos.

Más tarde, el Comando Departamental de la Policía de La Paz y el viceministro Téllez llamaron al diálogo solo a Machicado en predios de la Defensoría del Pueblo. El ofrecimiento fue rechazado por el dirigente y sus seguidores, señalando que había el riesgo de que sean detenidos, además, en su criterio, ninguno tenía poder de decisión.

La Policía reportó que hasta ayer se aprehendió a tres manifestantes por porte ilegal de explosivos. También se registró tres policías heridos e igual número de cocaleros, incluido Cota.

Por su lado, los vecinos de Villa El Carmen salieron a las calles a protestar exigiendo el cierre del mercado paralelo y que el Gobierno resuelva de una vez el conflicto para que vuelva la paz y la tranquilidad al lugar.

Reporte médico

Médicos Luego de una intervención quirúrgica en la que participaron diferentes especialistas, el personal del Hospital Arco Iris informó que Plácido Cota, de la Regional Chamaca de los Yungas, se encuentra en estado crítico y tiene una esperanza de vida del 20%. La familia del herido lamentó lo ocurrido con la explosión de la dinamita que lo dejó mal herido y en riesgo de dejar huérfanos a sus hijos de siete y nueve años, pues el cocalero es padre soltero.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS