Tres testigos declararon en la Fiscalía, pero no dieron pistas sobre la desaparición

Investigaciones echan por tierra informes de Naabol y Felcn sobre vuelo de Dorado

El Ministro de Gobierno y la Policía informaron que la avioneta Cessna 206-CP-3172 no retornó a El Trompillo. Desde la estancia Cupesí aseguraron que hace más de tres meses que no aterriza una nave en el lugar.

Seguridad
Por 
Santa Cruz - miércoles, 20 de julio de 2022 - 5:00

Las investigaciones del Ministerio Público y la Policía echaron por tierra los informes de Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol), y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), sobre el plan de vuelo que siguió la avioneta Cessna 206-CP-3172 entre El Trompillo y Cupesí, pilotada por Ernesto Cortez Tomas (25) y su copiloto Juan José Dorado Gonzales (27), el pasado 7 de julio. La nave no llegó a su destino ni retornó a la ciudad de Santa Cruz.

“Dentro de los allanamientos efectuados por parte del Ministerio Público y la Policía se ha determinado que la avioneta no habría regresado a El Trompillo”, señaló el ministro de Gobierno Eduardo del Castillo.

La semana pasada, Naabol informó que, según un plan de vuelo, la avioneta en la que iban Dorado y Cortez decoló a las 9:00 del 7 de julio, asentó en la estancia Cupesí y retornó al día siguiente, pero despegó desde la propiedad El Cerro hacia El Trompillo, aterrizó en pista e ingresó a un hangar (Nº 101).

Según la Policía, la Felcn reportó que la nave despegó a las 14:00 de El Trompillo hacia Cupesí, previa requisa y control a sus dos tripulantes, y retornó el 8 de julio, aterrizando a las 18:00. La fuerza antidroga ya no pudo hacer la requisa a la avioneta porque se encontraba en el hangar 101 y el lugar estaba cerrado, con un letrero que prohibía el ingreso por causa de la covid.

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) se limitó a informar que el aeródromo privado de Cupesí, ubicado entre San José de Chiquitos y Roboré, “está debidamente registrado y habilitado”. Indicó que las operaciones aéreas en el lugar son de exclusiva responsabilidad de los propietarios del aeródromo.

De acuerdo a las normas, Naabol tiene a su cargo la administración de los aeropuertos y el control de los vuelos. La DGAC es la encargada de fiscalizar las actividades técnicas y operativas de la aeronáutica civil boliviana. Y la Felcn es la responsable de la requisa a toda aeronave que haga un vuelo. A pesar de esos filtros de control, no se conoce el paradero de la avioneta que despegó de El Trompillo el 7 de julio.

“Los controles que existen en la DGAC, con pilotos y aeronaves, es un control sumamente pobre, deja mucho que desear”, dijo el analista Omar Durán.

Allanamientos

Ya conocidos los informes de que la avioneta retornó a El Trompillo y tras nueve días de la desaparición, la Fiscalía y la Policía hicieron varios allanamientos a los hangares de ese aeropuerto y la búsqueda del piloto Cortez, pero no encontraron la avioneta ni al piloto. Tampoco se halló el vehículo en el que llegó Dorado para abordar la avioneta el 7 de julio.

“Se presumía que podía estar la avioneta (en el hangar 101), no se encontró la misma. Esto nos hace presumir, en primera instancia, que esa avioneta no ha retornado a El Trompillo”, indicó días atrás el coronel Erick Holguín.

Otro dato fue reportado por la Red Uno, que llegó al aeródromo de Cupesí, y personal del lugar aseguró que hace más de tres meses que no aterriza una nave.

Testigos del caso

Rodrigo P. (amigo de Dorado), Pablo M. (gerente de una escuela de aviación) y el abogado Jorge Ch. comparecieron como testigos en la Fiscalía de Santa Cruz, entre el lunes y el martes.

Rodrigo P. testificó que el último contacto que tuvo con Dorado fue hace dos meses y medio, cuando él le pidió consejos para inscribirse a un hangar porque le faltaba poco para sacar su licencia de piloto. De esa manera, él ingresó a estudiar al hangar 101.

El gerente de ese hangar y de la escuela de aviación, Pablo M., declaró que Cortez y Dorado eran sus alumnos, y este último estaba a punto de sacar su licencia de piloto. Además, dijo que la avioneta privada Cessna 206-CP-3172 sólo ingresaba a su hangar en calidad de inquilinato y no volvió desde el 6 de julio.

“El miércoles 6 fue la última vez que la vi (a la avioneta), a las 17:00. No volvió, por lo menos a mi hangar no volvió”, aseveró.

Por su lado, Jorge Ch. testificó que no conocía a Juan José Dorado y que sólo tenía una relación profesional con el padre y el hermano del ahora desaparecido, según su abogado. También negó que su defendido tuviera relación con vehículo que fue encontrado, presuntamente de Dorado. Según reportes preliminares, el padre de Dorado habría revelado que Jorge Ch. le dio la triste noticia del deceso de su hijo y que el joven dejó un vehículo.

Gobierno pedirá informes

El ministro Eduardo del Castillo informó que se pidió informes oficiales a las autoridades de Paraguay sobre el cuerpo hallado en ese territorio, las causas de la muerte y la respectiva identidad. “Las instancias de investigación de Paraguay determinarán conforme a su normativa legal vigente, cuál es el mecanismo idóneo para determinar quién sería la persona que se habría encontrado”, aseveró.

El padre de Dorado puso en duda que el cuerpo hallado en el vecino país sea el de su hijo, por eso solicitó una prueba de ADN.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS