Un informe de la Didipi reveló el caso

Los jefes de policías extorsionadores no denunciaron el caso

Seguridad
Carlos Quisbert
Por 
La Paz - miércoles, 24 de agosto de 2022 - 6:00

Según un informe de la Dirección Departamental de Investigación Policial Interna (Didipi) de Santa Cruz, los responsables del Comando Departamental de esa región no tomaron en cuenta y no procesaron a cinco sargentos denunciados por el secuestro y extorsión de 10.000 dólares a un chofer de un camión cisterna.

En su declaración informativa ante la Didipi, el comandante de la Estación Policial Nº3 del Plan 3.000, Carlos Chispas, dijo el 28 de junio que dos abogados se presentaron en su oficina, quienes le relataron que un transportista fue víctima de una serie de delitos cometidos por cinco sargentos de esa unidad un mes antes. El oficial señaló que dicha denuncia fue expuesta en presencia del teniente coronel Édgar Aguilar, quien elevó un informe que se envió al Comando Departamental.

“Su informe fue elevado para conocimiento del Comando Departamental, mediante nota de atención y tenemos el cargo recibido”, declaró Chispas. El secuestro y extorsión al chofer del cisterna se dio el 27 de mayo de este año; el 28 de junio, dos abogados se presentaron ante Chispas y además de informar del hecho le expresaron la intención de no hacer una denuncia penal contra los involucrados, si éstos devolvían el dinero a la víctima, Julio César S. R.

Según el camionero, contrario al ofrecimiento que hicieron, los policías enviaron a otros dos juristas a casa de sus padres para amenazarlos con enviarlos a la cárcel si él no retiraba la denuncia contra los sargentos, como señala el memorial de denuncia al que accedió Página Siete. Por ello se presentaron dos demandas, una en la Fiscalía por cinco delitos y otra en la Didipi para la sanción disciplinaria interna.

El “memorando circular Fax Nº 054 / 2021”, firmado por el anterior Inspector de la Policía, general Álvaro Álvarez, señala que toda denuncia de corrupción que se presente contra un servidor policial debe ser procesada de forma inmediata, para no incurrir en “encubrimiento a faltas disciplinarias”. Pese a esa instructiva, según la declaración de Chispas, hasta el 5 de agosto los cinco sargentos de la EPI del Plan 3.000 continuaban ejerciendo sus funciones sin ser procesados por ningún superior.

Consultado sobre el caso, el comandante general de la Policía, Orlando Ponce, dijo que toda denuncia de corrupción que implique a un servidor policial sería procesada, pero el inspector de la Policía, Juan Russo, negó dar información sobre la denuncia presentada hace más de un mes en Santa Cruz.

El camionero fue secuestrado en una unidad policial sin haber cometido delito alguno. Para lograr su libertad depositó 10.000 dólares a la cuenta de la hermana de un sargento, según un recibo electrónico.


Mensaje de Página Siete

El periodismo independiente es uno de los pilares de la democracia porque al fiscalizar a los poderes del Estado se logra una Bolivia más justa.

Suscríbete a Página Siete, es una buena causa.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS