Ayer, un mayor de Policía fue aprehendido por una denuncia de violencia doméstica

Nueve policías, incluidos jefes, están envueltos en asaltos, narco y violencia

Desde mayo a la fecha, un coronel, dos mayores y al menos siete policías de base fueron denunciados por actos ilícitos como atracos, violencia intrafamiliar, favorecer a actividades del narcotráfico y extorsiones.

Seguridad
Por 
La Paz - viernes, 30 de septiembre de 2022 - 5:00

En los últimos cuatro meses, al menos nueve uniformados -entre jefes y policías de base- están involucrados en hechos irregulares, que van desde ser parte de organizaciones criminales que asaltan casas de cambios, tener relación con hechos de narcotráfico, extorsión, hasta casos de violencia intrafamiliar.

El hecho más reciente se conoció ayer, cuando la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) reportó que se aprehendió a un policía con grado de mayor de nombre Vladimir C. C., por una denuncia que presentó su esposa, que lo acusa de constantes agresiones físicas.

“Se tiene conocimiento que la Fiscalía ha dispuesto un arresto de ocho horas, estamos realizando las investigaciones correspondientes, tenemos la declaración de la víctima que aduce haber sido agredida y que ésta no sería la primera agresión”, informó el director de la Felcv.

La pareja del oficial de Policía habría denunciado en reiteradas ocasiones a su pareja por hechos de violencia en su contra. El hecho está en investigación.

En otro caso, el 26 de septiembre, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó que el mayor de Policía Julio C.J. y el sargento Lindolfo C. eran parte de una “banda criminal transnacional” en Bermejo, Tarija, que la pasada semana atracó una casa de cambios en esa población.

“Un efectivo de la Policía Boliviana, que desempeñaba funciones en el municipio de Bermejo, sería uno de los autores intelectuales de esta organización criminal transnacional. Hablamos del mayor Julio C. J. Se ha logrado recolectar una serie de indicios en conversaciones con el sargento Lindolfo (C) y el señor Luis Daniel C., que serían parte de esta organización criminal”, refería Del Castillo.

Ayer se conoció a través de medios locales que el juez cautelar Ramón Panoso resolvió la detención preventiva del mayor Julio C., acusado de ser autor intelectual del atraco a la casa de cambios.

En audiencia se expuso que el excomandante de Bermejo solicitó la suma de 7.000 bolivianos que fueron enviados por transferencia bancaria, dinero que tenía destino a la logística del atraco. La defensa del policía denunció que se violaron sus derechos constitucionales, porque el Gobierno lo presentó ante los medios sin tomar en cuenta el derecho de presunción de inocencia.

Asimismo, Página Siete reportó de un hecho de extorsión de al menos cinco policías de Santa Cruz contra un chofer de un camión cisterna de nombre Julio César Severich, a quien, después de amedrentar, golpear y amenazar con acusarlo de ser un delincuente, le pidieron a cambio 20 mil dólares, pero el chofer negoció la mitad de lo exigido y luego de conseguir los 10 mil dólares, los depositó en la cuenta de un banco. El hecho pasó el 27 de mayo de este año.

Informes internos y declaraciones ante la Dirección Departamental de Investigación Policial Interna (Didipi) de Santa Cruz revelan que al menos cuatro jefes policiales, entre ellos los coroneles Edwin Rojas Méndez, Édgar Aguilar, Carlos Chispas y Erick Holguín, hoy comandante de la Policía en Cochabamba, además del inspector general de la Policía, coronel Augusto Russo, conocían la denuncia de extorsión, no obstante, ninguno instruyó procesos penales o disciplinarios para sancionar el hecho.

Otro caso pasó en Santa Cruz e involucra al exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), coronel Alex Valdemir Bedoya Fajardo, quien el 18 de julio de este año fue imputado por la Fiscalía antinarcóticos por el presunto delito de narcotráfico. La acusación del Ministerio Público dice que Bedoya habría ordenado liberar un camión cargado con 11 toneladas de sustancias controladas o precursores químicos. El vehículo con la carga se dirigía a abastecer una fábrica de cristalización de cocaína en la región de San Ignacio de Velasco.

Según el informe de la Fiscalía, el hecho en cuestión sucedió el 19 de octubre de 2021, cuando una patrulla de la Felcc descubrió el camión y a pesar del reporte, Bedoya habría autorizado su libre circulación.


La libertad no tiene precio.

El periodismo independiente defiende las libertades y los derechos otorgados por la Constitución. Suscríbase a Página Siete, ayúdenos a realizar esa importante labor.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS