La Defensoría del Pueblo investiga “excesos” policiales y pide respeto al debido proceso

Policía usa visita a Defensoría para aprehender a una dirigente cocalera

Los cocaleros denuncian que otra vez la Policía los golpeó y encañonó. La Defensoría confirma lesiones a detenida y el director de la Felcc, Rolando Rojas, “desconoce” detalles del operativo de encapuchados.

Seguridad
Por 
La Paz - jueves, 29 de septiembre de 2022 - 0:00

Policías de Inteligencia encapuchados aprovecharon que un grupo de dirigentes cocaleros se trasladaron hasta oficinas de la Defensoría del Pueblo para dejar una carta al nuevo defensor, Pedro Callisaya, en la que denunciaban precisamente “abusos y excesos” policiales. Tras una persecución como en películas de acción, aprehendieron de forma violenta a la secretaria general de Cofecay, Gudelia Botitano.

En tanto, otros dos representantes lograron escapar y una cocalera de base que iba con ellos denunció que fue encañonada y golpeada por los presuntos policías de civil que tenían el rostro cubierto.

La Defensoría del Pueblo, mediante un comunicado público, anunció que investiga los “excesos” que cometió la entidad del orden y pidió la lista de los policías encapuchados; verificó que la dirigente cocalera tiene lesiones y demandó a la Policía y al Ministerio Público que respeten el debido proceso y los derechos humanos de las personas.

Los hechos

Después de las 10 de la mañana de ayer, un grupo de dirigentes de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), de Cofecay y del Comité de Autodefensa, entre ellos Butitano; Rosalba Vargas, vicepresidenta del Comité de Autodefensa; y Carlos Choque, líder de Cofecay; junto con la cocalera Mónica López, llegaron hasta el edificio de la Defensoría en la calle Colombia de la zona de San Pedro para dejar una carta dirigida al nuevo defensor Callisaya.

“Denunciamos abusos, excesos, persecuciones de parte de la Policía y el Ministerio Público”, se lee en la referencia de la nota en la que hacen un resumen del conflicto desde 2019 hasta las detenciones violentas contra los dirigentes cocaleros César Apaza (Comité de Autodefensa), Freddy Machicado (Adepcoca) y Raúl Uría (Juventud Yungueña).

Al final de la nota denuncian ante Callisaya que los cocaleros son víctimas de persecuciones, demandan que inste al Gobierno nacional a cerrar el mercado ilegal de coca y solicitan ser atendidos en una audiencia “lo más antes posible” para dar a conocer su problemática.

Tras dejar la carta en recepción los dirigentes tomaron un taxi rojo para volver a Adepcoca en Villa Fátima pero se dieron cuenta que los seguían dos vehículos, uno de los cuales los interceptó en la avenida Iturralde de la zona de Miraflores. Los dirigentes Botitano, Vargas, Choque y la cocalera López salieron del auto para escapar de los policías que los perseguían; Botitano y López escaparon por unas gradas pero Botitano tropezó y rodó por las gradas y fue cuando los encapuchados la capturaron, golpearon y la encañonaron con armas, según el testimonio que dio horas después López, que también fue atrapada por los policías, pero al percatarse que no tenía mandamiento de aprehensión, después de agredirla, no tuvieron más remedio que dejarla en libertad.

Policía

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Rolando Rojas, confirmó la aprehensión de Botitano, quien, según el funcionario policial tiene una orden de aprehensión por la denuncia de la toma y quema del mercado ilegal de la calle 1 de Villa El Carmen y pesa sobre ella la presunta comisión de 15 delitos.

Cuando la prensa le consultó pormenores del operativo, Rojas se abstuvo de dar detalles, aseguró que no los conocía. “Desconocemos los detalles del operativo en cuestión”, dijo. El jefe policial fue acusado por el dirigente cocalero César Apaza de haber dirigido y presenciado la tortura en su contra cuando lo aprehendieron la madrugada del jueves 22 de septiembre.

En horas de la tarde, la defensa de Botitano informó que la dirigente prestó su declaración informativa en la Felcc, pero por los golpes que sufrió se descompensó y la llevaron al Hospital La Merced donde los médicos confirmaron que tiene lesiones en su cuerpo pero aparentemente no son graves. Le recetaron analgésicos y la devolvieron a celdas policiales donde pasó la noche.

Defensoría del Pueblo

Sobre los hechos, la Defensoría del Pueblo en un comunicado informó que fue hasta la Felcc para verificar la situación de Botitano y un médico legal de la entidad verificó una lesión en su muslo derecho.

“La Defensoría del Pueblo recuerda al Ministerio Público y a la Policía Boliviana que como agentes de Estado están obligados a garantizar el debido proceso (...) demanda a los operadores de justicia que su accionar esté sujeto a dicha normativa y en apego a los principios de presunción de inocencia y en pleno respeto de los derechos humanos”, dice la nota defensorial.

Asimismo, en el comunicado informa que “dentro la investigación defensorial sobre los hechos de esta fecha (ayer) se solicitará la lista de policías que intervinieron en el operativo a efectos de indagar sobre los excesos policiales que se habrían cometido en contra de los dirigentes cocaleros”.

Después de su aprehensión, se prevé que la mañana de este jueves se instale la audiencia de medidas cautelares de la dirigente de Cofecay Gudelia Butitano.

Conflicto cocalero

Pregunta • El secretario ejecutivo de Cofecay, Carlos Choque, pregunta: “Señores del Gobierno, ¿porqué tanto odio a los Yungas? Nos están persiguiendo como si fuéramos narcotraficantes, criminales, mientras los narcotraficantes, los que matan, los que violan están libres”.

Alanes • La Felcc convocará al dirigente cocalero del Movimiento Al Socialismo (MAS), Arnold Alanes, para que preste su declaración informativa sobre los hechos suscitados el 8 de septiembre de la toma y quema del mercado paralelo de Villa El Carmen.

Detenidos • Hasta la fecha son cuatro los dirigentes cocaleros de los Yungas detenidos: Freddy Machicado, presidente de Adepcoca; César Apaza, presidente del Comité de Autodefensa; Raúl Uría, líder de la Juventud Yungueña; y Gudelia Botitano, secretaria general de Cofecay.


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS