Machicado fue encarcelado ayer

Usaron estrategias judiciales contra 3 líderes de Adepcoca

Seguridad
viernes, 16 de septiembre de 2022 - 5:00

Desde 2018, el Gobierno se empeñó en acorralar a los últimos tres dirigentes de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Franclin Gutiérrez, Armin Lluta y ahora Freddy Machicado, a través de procesos judiciales con el fin de dividirlos y descabezar al movimiento cocalero de los Yungas.

Los procesos fueron abiertos de oficio o a denuncia en contra de los dirigentes cocaleros, Franclin Gutiérrez estuvo en la cárcel casi 15 meses, Armin Lluta no fue detenido, pero sí tenía un proceso en su contra, y Machicado ahora fue detenido por seis meses en el penal de San Pedro, en La Paz.

Machicado es el último de este trío de dirigentes “perseguidos y procesados”. El miércoles fue aprehendido, trasladado a celdas policías, primero en La Paz y luego conducido a la Felcc de El Alto. Fue imputado por 15 delitos, entre los que destacan instigación pública a delinquir, organización criminal, incendios, secuestro, lesiones graves y leves y lesiones gravísimas.

Hace dos años, en noviembre de 2020, el exdirigente Armin Lluta asumió la presidencia de Adepcoca, en agosto de 2021 fue imputado por presunta desobediencia a la resolución de una acción de amparo constitucional impulsada por Elena Flores, también afín al MAS. No pudieron encarcelarlo, aunque también denunció que pretendían acusarlo de haber obtenido un título falso en la Universidad Mayor de San Andrés, cosa que tampoco prosperó por ser falso.

En 2017, el máximo representante de los cocaleros, Franclin Gutiérrez, se enfrentó al gobierno de Evo Morales, en ese entonces ya advirtió que el mercado de Villa Fátima era el único autorizado legalmente para comercializar la hoja verde en La Paz.

En 2018, Gutiérrez fue detenido y enviado a la cárcel, acusado de ser el autor de la muerte de un efectivo del orden. Permaneció en la cárcel hasta el 14 de noviembre de 2019. Pese a las solicitudes para revocar su detención nunca fue escuchado por la justicia, le ampliaron su detención preventiva.


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS