Según el INO, se detectan tres enfermedades comunes al nacer

Al año, 200 bebés corren el riesgo de quedar ciegos

Es necesario que a las tres semanas de vida se realice un examen de la vista. A más bajo peso del bebé es más probable que tenga retinopatía prematura.
domingo, 13 de octubre de 2013 · 22:34
Verónica Zapana  / La Paz
Cada año, en el país cerca de 200 niños que nacen prematuros corren  riesgo de tener baja visión o ceguera porque la retina de sus ojos no desarrolló completamente. Especialistas aseguran que es necesario hacer una revisión de la vista  a las tres semanas de vida de cada menor.
"Se calcula que por cada millón de habitantes del país, cada año nacen 200 niños con problemas visuales, lo que conlleva a que en corto tiempo lleguen a tener  baja visión o ceguera”, informó  el director del Instituto Nacional de Oftalmología (INO), Joel Moya.
Explicó que son tres las enfermedades que más afectan a los bebés: la retinopatía prematura, es decir que no se desarrolla completamente la retina del ojo, los glaucomas y las cataratas.
"De los 200 casos, el 50% tiene el primer problema, el otro 50% tiene los otros males mencionados”, resaltó.
Para detectar la retinopatía prematura, Moya  explicó que se debe someter al bebé a   un examen de la retina denominado Fondo de Ojo  y  observar cuán avanzado está el problema.
De acuerdo con la coordinadora nacional de prevención de ceguera por retinopatía del prematuro, Alexia Romanelli, el examen se realiza entre las tres y cuatro semanas de vida. "Lo mejor es que  el examen se haga en la misma maternidad, porque si los sacan,  corren alto riesgo de tener una infección”, precisó.
Aclaró que no todos los niños prematuros con la enfermedad pueden recibir tratamiento, sino aquellos que tienen bajo peso; por ejemplo, los que nacen con  800 gramos  tienen un 80%  de probabilidad de  necesitarlo.
"Mientras más pequeño nace,  corre más riesgo de tener el mal;  a menor edad gestacional y menor peso al nacer tienen mayor riesgo de enfermedad severa, el cual requiere tratamiento”, añadió la oftalmopediatra del INO.
Por eso recomendó evitar los partos prematuros y que el niño reciba la menor cantidad posible de oxígeno en la incubadora.
En ese marco, añadió que como no se puede detectar el problema a simple vista, es necesario que todos los  menores en ese caso  se sometan al examen.
"Cuando se hace el examen se ve en qué grupo está  el paciente, si está sólo en observación  o hay que hacerle la revisión cada dos semanas hasta que los vasos sanguíneos de la retina crezcan  de forma completa o hasta que puedan requerir tratamiento”, agregó  Romanelli.
El tratamiento consiste en que un láser ayude a mejorar la retina del ojo. Un paciente puede requerir entre uno y tres sesiones.

De acuerdo con Moya, al INO llegan entre cinco y seis pacientes por semana para tratar esta patología, los  derivan  los hospitales de diferentes seguros y del de la Mujer que está en el mismo complejo de Miraflores.

Asimismo aseguró que las otras patologías, como la catarata y los glaucomas, pueden ser revertidas por una intervención quirúrgica.

 

Valorar noticia

Comentarios