También hay figuras de superhéroes, dibujos animados y lucha libre

Caretas de cholitas y abuelas, la novedad para Todos Santos

Las elaboran con distinto tipo de sombrero o sin él. Algunos comerciantes de estos productos aseguran que exportan sus máscaras a Brasil y Argentina.
jueves, 17 de octubre de 2013 · 23:22
Aleja Cuevas  / La Paz
Figuras de dibujos animados,   personajes del cómic y de la lucha libre  son parte de la oferta de  caretas para los panes  de Todos  Santos, además que se encuentran innovaciones como   la  cholita y la abuela.

Una de las cuatro comerciantes mayoristas de  máscaras  para panes de Todos Santos (t’antawawas), Gaby Acero, presentó como novedad la careta de una  cholita con  sombrero de copa alta, otra con el sombrero de copa baja y otra sin sombrero. En su negocio, ubicado en la calle Max Paredes, también presenta   la careta de una viejecita para evocar a las almas de las abuelas.
La comerciante afirmó que en gestiones anteriores la visitaban clientes que buscaban una careta para representar a las abuelas, por lo que las elaboró y también pensó en hacer las de cholitas.
En un segundo puesto se ofrece  las caretas con rostros de personajes de  ficción como  Hulk, la princesa Fiona,   Sherk y el Hombre Araña. Quien los comercializa,  Limbert  Quisbert, afirmó que la gente hace  t’antawawas con este tipo de caretas, son sólo para que los niños jueguen, no para las mesas de difuntos.
El investigador Milton Eyzaguirre afirmó que  algunas familias  incluyen en la mesa a estas masas con otras figuras. "El que las máscaras tengan nuevas figuras no es un problema. En el pasado se ponían pedazos de carbón en los ojos y nariz para darle forma de rostro”, explicó.
En ese marco, mencionó que la  dinámica de la cultura  también posibilita la  presencia de t’antawawas en  fiestas de Halloween.
 
Eyzaguirre indicó que hubo cambios fuertes, por ejemplo, "las illas (t’antawawas), se hacían de harina de quinua y ahora son de harina de trigo; entonces, hubo estos embates,   no por eso uno se  debe rasgar las vestiduras”.
Según  Acero, quien vende máscaras hace dos décadas, dijo que  la novedad responde a la exigencia de los compradores. "Cuando en una familia muere un policía, preguntan si hay una careta de policía o  buscan de soldados. Las personas dicen: ‘mi papá era con sombrero’, o buscan una careta sin sombrero”, señaló.
 
 
Precios para todo bolsillo
 Para las comerciantes de las caretas, la fiesta de Todos  Santos implica buenos ingresos, ganan entre 100 y 700 bolivianos por día;  es más, también exportan hacia Argentina y Brasil.
En el caso de Acero,  empezó a vender desde  el lunes y calcula que por día vende entre  mil a 1.200 bolivianos. Sus clientes potenciales son  personas que llegan de  provincia.  "Llevan más al campo, también vienen de  Argentina y Brasil”, manifiesta.
Dentro de su mercadería están caretas de todos los tamaños y precios que van desde los 50 centavos hasta cinco bolivianos.
Las caretas más grandes, según Quisbert, son adquiridas  por gente que estima más a sus difuntos. "Mientras más grande, más afecto se demuestra”, dijo.
 

Las representaciones que perduran en el tiempo son las  de caballos y  los niños con cabellos crespos y coloridos, pero entre otras de reciente creación están figuras de  mineros, soldados y campesinos, además de los  clásicos  achachis morenos.

 Los medios marcan nuevos modelos

El antropólogo Milton Eyzaguirre afirmó que la  presencia de imágenes de ficción en las caretas que se  colocan a los panes de Todos Santos responde a la cultura dinámica vinculada con las nuevas tecnologías como la televisión.    
"La cultura es dinámica, y por lo tanto va generando nuevas propuestas. Lo de las máscaras no es algo estático”, manifestó.
También explicó que estas máscaras hechas de yeso no sólo se utilizan para el juego de niños, son más usadas para el intercambio en el cementerio, por los rezos.
El tema de las t’antawawas, según el investigador, está más relacionado con las productividad de la tierra en la tradición andina.
En la fiesta de Todos  Santos, la tradición manda que cada   1 de noviembre al mediodía las almas (ajayus) regresan  para convivir durante 24 horas a sus familiares. Para ello la familia lo recibe  con una mesa, en la que disponen alimentos y bebidas, y los panes con  caretas que los identifican.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios