Buscan a cuatro cocaleros que serían autores de las cuatro muertes

Fiscalía dice que halló armamento policial en serranías de Miraflores

En el rastrillaje en esa comunidad se hallaron además lanzagases, casquillos de bala y uniformes policiales que, según los fiscales, involucran a comunarios.
sábado, 26 de octubre de 2013 · 00:10
María Carballo / La Paz
Dos fiscales de la comisión investigadora aseguraron que fue encontrado  armamento policial en las serranías de la comunidad de Miraflores, en el municipio de Apolo. Éste fue  presentado ayer como evidencia   de los hechos violentos ocurridos el pasado sábado entre efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y los comunarios.
Dos militares, un policía y un médico fallecieron tras  los sucesos. "Al recolectar evidencias, hemos recuperado armamento de fuego de la Policía, lanzagases. Estaban en el monte”, sostuvo el fiscal Leopoldo Ramos. Agregó que este hallazgo involucra a  los comunarios porque  fueron vistos  cerca de las armas.
El fiscal José Villarroel lo confirmó. "Efectivamente, son armas de fuego y les pertenecen a la Policía, también había casquillos y uniformes”. Después de lo ocurrido en Apolo, autoridades del Gobierno negaron que los efectivos hayan utilizado  armas de fuego. El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, dijo que el trabajo de la FTC es  erradicar y no usa armas.

 La audiencia de medidas cautelares de ocho comunarios aprehendidos el miércoles fue suspendido ayer debido a que cuatro de ellos hablan quechua y necesitaban un traductor y además  no tenían abogado para su defensa.
El defensor de los otros cuatro detenidos, Carlos Roberto Pérez, afirmó que las armas fueron halladas en las casas de los pobladores. "Eso es lo que yo sé, ahora seguramente dirán que las armas eran de los comunarios, pero no hay más pruebas en contra de mis clientes”, dijo.  Los fiscales   llevaron  a la audiencia  uniformes policiales, casquillos y lanzagases.
El fiscal Ramos informó que el Ministerio Público emitió una orden de aprehensión contra Juan Bascopé y Miguel Piloy, pobladores de Apolo, que fueron involucrados por los detenidos en lo sucedido el sábado.
   El fiscal Gregorio Blanco, de la comisión investigadora, informó que se busca a cuatro cocaleros de la región,  quienes, según información recabada, serían los presuntos autores de la muerte de las cuatro personas   de la FTC.

Afirman que hallaron evidencias donde un día antes no había

La comisión de fiscales, que investiga los hechos violentos ocurridos en Apolo el pasado sábado, halló presuntas evidencias en un lugar donde, un día antes, los medios estuvieron y no existía nada, según un reporte de la red ERBOL.
 El lunes 21 de octubre, un grupo de periodistas recorrió el lugar donde ocurrieron los hechos y constató que no había "nada extraño”. No obstante, al día siguiente, un grupo de 150 efectivos policiales recolectó casquillos de bala de ese lugar.
 Antes de realizar el operativo, los uniformados limitaron el trabajo de los medios de comunicación, obligándolos a mantenerse alejados del lugar donde trabajaban con los fiscales.
El periodista de una emisora paceña señaló que no se hallaron  armas de fuego en el lugar. Asimismo, el lunes 21, los medios visitaron un ambien n  pupitres, pero un día después los fiscales les mostraron  un traje camuflado con marbete de apellido Quispe, botas e implementos que utilizan los policías en disturbios en las calles. De igual manera, el martes 22, los comunarios aseguraron que el comandante general de la Policía, Alberto Aracena, les ordenó la devolución de casquillos, gases lacrimógenos y otras evidencias que quedaron en el lugar como prueba de la intervención a la comunidad de Miraflores a cambio de liberar a sus compañeros. "Hemos creído y devuelto todas las evidencias a Aracena, pero resulta que ya los habían  trasladado a nuestros compañeros”, contó un comunario a ERBOL.

No hay denuncias de comunarios
Uno de los fiscales a cargo de la investigación de los hechos violentos ocurridos en Apolo el sábado, José Villarroel, afirmó que hasta la fecha no existe una denuncia formal de los pobladores sobre los presuntos golpes, patadas, allanamiento y gasificación en sus viviendas que sufrieron por parte de miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).
"Hasta donde tengo conocimiento no hay ninguna denuncia oficial de los comunarios. Sé de una mujer que vino con un documento, pero la denuncia nunca se oficializó”, señaló.
Asimismo, aseguró que el Ministerio Público no puede actuar de oficio para investigar este hecho.
"Para eso tendría que haber una denuncia formal de los pobladores. Sólo llegó a mis manos una fotografía que además está en la prensa donde se ve una casa aparentemente desmantelada por los efectivos, pero no hay más pruebas”, dijo.
Agregó que los testimonios difundidos en la prensa no son suficientes.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias