Por temor, 80 familias de Miraflores se trasladaron hasta Apolo

lunes, 28 de octubre de 2013 · 22:40
Un grupo, conformado por 80 familias de la comunidad de Miraflores, abandonó sus viviendas y se trasladó a la parroquia   de Apolo por temor a ser agredidos por  efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).
  La información fue proporcionada por dos comunarias de Yalihuara, una localidad cercana a Miraflores, lugar donde  dos  militares, un policía y un médico  fallecieron durante hechos violentos entre la FTC y comunarios el pasado 19 de octubre.
 "Están viviendo allí, hay mujeres, niños y hombres. No quieren regresar a sus casas. Allá (en Miraflores) todo está abandonado, la gente del pueblo (Apolo) está tratando de ayudar a los comunarios con víveres, ropa y frazadas”, dijo la entrevistada, quien prefirió no identificarse.
Asimismo, relató que las familias preparan sus alimentos en una olla común, que los hombres duermen en las bancas y algunas mujeres en  habitaciones de la iglesia junto a sus niños.
Agregó que conversó con algunas mujeres  de Miraflores, quienes le contaron que la escuela de ese sector está cerrada desde que ocurrieron los hechos.
Narda Ramos, otra pobladora de Yalihuara, contó que los menores siguen asustados y por las noches tienen pesadillas.
"Es lo que me cuentan las mamás d e los niños, yo paso casi todos los días por  la parroquia porque hago mis papeles en el pueblo y hablo con ellas”, sostuvo.
 
Hasta la anterior semana, los comunarios vivían en los ambientes de la escuela en Miraflores y el lugar era  resguardado por decenas de miembros de la FTC, quienes llegaron dos días después de lo ocurrido. Esto provocó el temor y la desesperación de los pobladores, quienes fueron reunidos en la unidad educativa sin poder ir a sus viviendas.
Desde el pasado miércoles hasta el fin de semana los comunarios de Miraflores se quejaban por la falta de comida y el temor que sentían de ver a decenas de uniformados. Tras los sucesos del sábado, los pobladores varones escaparon hacia el monte por temor a ser aprehendidos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios