Afirman que dos funcionarios municipales tienen lesiones graves

Lío en mercado deja guardias heridos y vendedora internada

Denuncian que una comerciante sufrió un aborto tras los enfrentamientos. Los guardias irrumpieron de madrugada en la feria de la avenida 31 de Octubre.
martes, 29 de octubre de 2013 · 22:18
Aleja Cuevas  / La Paz
Dos guardias municipales  con heridas graves y otros cinco con politraumatismos, además de una vendedora internada en el Hospital de la Mujer por una fuerte hemorragia debido a un aborto,  fue el saldo del enfrentamiento ocurrido  ayer entre funcionarios de la Alcaldía y comerciantes de la   feria de la Asociación 31 de Octubre, cuando los primeros decomisaron mercaderías y tarimas.
El director de Gobernabilidad del municipio, Pedro Susz, comentó  que este hecho es resultado de la intransigencia de las comerciantes tras varios  intentos de acuerdos y  negociación.
El director de Mercados, Miguel Ayala, afirmó que el operativo era procedente porque las vendedoras fueron notificadas para que ingresaran al mercado Kollasuyo, pero hicieron caso omiso. Las vendedoras se niegan a ingresar en la nueva infraestructura y demandan una nueva construcción para ese sector.
 
Una de las comerciantes, Concepción Chura, dijo que 160 vendedoras estaban en vigilia la noche del lunes, pero a las 3:00 de  ayer guardias municipales llegaron con volquetas para llevarse verduras y frutas.
 Susz admitió que efectivamente los guardias llegaron al lugar y se encontraron con "mucha gente” que portaba palos, piedras y  "armas blancas”.

Como resultado del enfrentamiento fueron internados en el Hospital Obrero dos  guardias municipales:  Édgar Torrico Fernández, con una herida  en el pómulo izquierdo (recibió siete puntos de sutura) y  Pablo Rivero Álvarez, con una herida en la cabeza (cuatro  puntos de sutura). Además, otros cinco   guardias presentan politraumatismo, es decir,   lesiones menores en distintos lugares del cuerpo.
Se denuncia un aborto
El enfrentamiento, según Chura, causó que una de las vendedoras, quien tenía tres meses de embarazo, sufriera un aborto. "A mi afiliada de tres meses le han hecho abortar”, dijo.
La agredida fue identificada como Janeth Ramírez. En el Hospital de la Mujer sólo confirmaron que  está internada en la cama 20 de la sala 7. El diagnóstico de la paciente no fue proporcionado.
Al respecto, el alcalde Luis Revilla dijo que  el hecho "tendrá que ser objeto de una rigurosa investigación y para eso el gobierno municipal prestará toda la colaboración. "Se tiene que esclarecer si evidentemente las circunstancias han sido ésas”, dijo.
Se anunció que  denunciarán la agresión física que sufrieron los guardias municipales.
 "Vamos a hacer la denuncia a la Policía, para que tome las medidas adecuadas contra los que han agredido a quienes estaban cumpliendo  las labores encomendadas por el alcalde y por  las autoridades municipales”, recalcó Susz.

Ante este hecho, el concejal   Jorge Silva (MAS) aseguró  que el "violento” desalojo de las vendedoras   por  funcionarios de la Alcaldía amerita la investigación de la Fiscalía, porque se "dañaron los derechos humanos”.

La Alcaldía condiciona devolución de  productos decomisados

La Alcaldía paceña condicionó la devolución de mercadería y tarimas decomisadas a las comerciantes de la feria 31 de Octubre, la madrugada de ayer, a la firma de un compromiso en que acepten el ingreso a los puestos del mercado Kollasuyo, dijo el director de Gobernabilidad de la comuna, Pedro Susz.
"Muy temprano hemos procedido a retirar la mercadería y las tarimas, y han sido llevadas al depósito de la Guardia Municipal del mercado Camacho, donde podrán ser devueltas de inmediato a sus propietarios y propietarias con la firma de un compromiso de ingreso a los puestos que tienen asignados en el mercado Kollasuyo”, explicó.
La autoridad edil también denunció que las comerciantes de la avenida 31 de Octubre impidieron que se abrieran los negocios privados, como una agencia bancaria que se encuentra en el lugar, por lo que pidió  la intervención de la Policía, ya que se trata de un problema de orden público.
En una conferencia de prensa, Susz aclaró que hay  42 vendedoras que están legalmente establecidas en la avenida 31 de Octubre,  quienes tienen puestos asignados dentro del mercado Kollasuyo, en la zona Bajo San Antonio de la ciudad de La Paz, cerca del cruce de villas.
Agregó  que hay otras comerciantes que venden en fin de semana en ese lugar, a quienes se debe reubicar en un espacio por definir y que ya hay algunos avances en la negociación.
Susz también hizo referencia a que existe apoyo de los vecinos de los  distritos 14 y 15 del macrodistrito de San Antonio, que emitieron un voto resolutivo en el que se expresa "total respaldo” a las acciones.
 En el documento también se exhorta a los vecinos a no comprar productos comercializados por las afiliadas a la asociación de la feria ubicada en la  avenida 31 de Octubre, "por el riesgo de contaminación y el atentado a la salud de la población”.

 

 

 


   

60
1

Comentarios