Vendedora Janeth Ramírez dice que fue maltratada por un guardia edil

Denuncia que perdió a su bebé y espera retornar a su puesto

La joven gestante afirma que esperó más de tres horas por una ambulancia y que, tras recuperarse, volverá a vender en el puesto que heredó de su madre.
miércoles, 30 de octubre de 2013 · 22:49
Aleja Cuevas  / La Paz
La comerciante Janeth Ramírez, de 18 años, huérfana de madre, vende papas y verduras sólo los fines de semana en la avenida 31 de Octubre de Villa San Antonio. Estaba embarazada de dos meses y no  se imaginó que la madrugada del martes, al defender su puesto de venta, perdería al  bebé.
Con la mirada triste,  la joven de pollera reposaba ayer en la cama 20 de la sala 7 del Hospital de la Mujer. Recordó que llegó a las 15:30 del lunes de Patacamaya para sumarse a la vigilia, tras un pedido de los dirigentes del mercado de la avenida 31 de Octubre.
Los dirigentes le dijeron que tenía que dormir en el lugar porque se esperaba una "batida”. "Por eso me quedé”, afirmó.

Ramírez dijo que no es parte de los 42 comerciantes a quienes la Alcaldía  paceña exige ingresar en el mercado Kollasuyo, sino del grupo de vendedoras que trabaja en fin de semana.
Afirmó que el sábado y domingo pasados los guardias municipales las dejaron vender. Ese día al parecer les aseguraron que no iban a tocar sus productos.  
Las comerciantes acordaron pernoctar en  sus puestos el lunes, pese a la lluvia. Al día siguiente, a las 3:30, llegaron tres volquetas con guardias municipales y procedieron a decomisar las tarimas y productos. "Nos gasificaron y subieron las tarimas como si fueran cartones”.
En el momento de increpar a los guardias y decirles que ellas vendían para ganarse el pan de cada día,  uno de los "frutillitas” la empujó, cuenta. "Tenía  casco y me  botó,  el encapuchado me dio una patada en el estómago  que me tiró al suelo”, dijo. Al intentar levantarse, asegura que nuevamente la empujaron y luego  se dio cuenta de que sangraba.
De inmediato,  informó a sus compañeras que estaba  embarazada. Llamaron a  una ambulancia y ésta llegó después de casi tres horas. Janeth fue internada a eso de las 6:00. Luego de una ecografía,  que reveló que la joven presentaba un  aborto incompleto,  le practicaron una aspiración manual, de acuerdo con el médico Alberto Suárez.
Con respecto al padre del niño, Janeth respondió que no sabía dónde está. "No sé dónde estará, no nos llevamos. Yo sólo cuido a mis hermanitos huérfanos”, aseguró.

Familia de comerciantes
Cada sábado, a las 2:00, Janeth toma un bus desde Patacamaya para vender papa y verduras  en la avenida 31 de Octubre, donde ella y  su padre, Guillermo Ramírez -quien vende en   Villa Armonía-, arman  un toldo para dormir.

 El padre de Janeth,  con la papeleta de la patente pagada en mano, se mostró molesto por la agresión física contra su hija. "Ahora ¿quién va a cuidar a mis hijos? Está cerca Todos Santos. ¿Con qué conciencia manda el alcalde a   gendarmes?”, reclamó.
  Guillermo tiene otros dos hijos, de  13 y seis años. No sabía que Janeth estaba encinta. Ella  espera recuperarse y dice  que seguirá vendiendo en el lugar,  que  es un puesto  heredado de su madre, quien vendía ahí hace 35 años.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios