Aracena señala que las pistolas nuevas se convertirán en metralletas

Anuncian dotación de armas y uniformes a policías del país

El presidente de la Anssclapol, Javier Quispe, explicó que actualmente sus camaradas de bajo rango compran uniformes, armamento e incluso municiones.
lunes, 11 de noviembre de 2013 · 23:23
Página Siete / La Paz
Los miembros de la entidad del orden recibirán dotación de equipos, uniformes y armas de última generación, anunció ayer el comandante general  de la Policía Boliviana, Alberto Aracena.
"En esta dotación se espera adquirir armas de nueve milímetros. Son armas versátiles, livianas y que incluso tienen la capacidad de transformarse en una metralleta”, precisó.
Asimismo, continuó, la institución policial recibirá nuevos atuendos (entre ellos chalecos), también versátiles y que se adecuarán a las distintas funciones que cumplan los efectivos.
Según Aracena, este proyecto fue analizado desde hace tiempo y se espera concretarlo en los próximos meses, aunque no detalló la cantidad de armas y uniformes que se adquirirá ni a quiénes llegará (oficiales, suboficiales y clases). "Soy un policía operativo y sueño como tal. Nuestros policías, en el marco de la transparencia, necesitan tener un equipo de última generación”, explicó.
Esperan cumplimiento
Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol), Javier Quispe, manifestó que la institución exigirá que el anuncio de Aracena sea efectivo. "Seguramente es un proyecto de buena fe, pero se tiene que cumplir  de manera pública. Lo que no queremos es que los camaradas sigan adquiriendo su equipo con su propio dinero”.
Quispe recordó que en los conflictos sociales, los efectivos policiales sufrieron serias lesiones o hasta fallecieron porque no tenían un equipo adecuado. "Recuerden lo que pasó en el conflicto en Apolo (hechos violentos entre cocaleros y miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta), los camaradas murieron porque no tenían cómo defenderse, lo mismo pasó en la represión a los indígenas de tierras bajas (intervención a marchistas que defienden el TIPNIS)”, agregó el policía.
Explicó que sólo los oficiales pueden acceder a un revólver, mientras que los de rango menor deben invertir entre 100 y 300 dólares para obtener un arma. "A veces nuestros camaradas tienen que recurrir al mercado negro para adquirir el bastón de policía, las manillas y otros implementos porque es más barato”, sostuvo.
Asimismo, indicó que en las unidades operativas hay un limitado número de chalecos antibalas y escopetas que no alcanzan para todos. "Las necesidades de la Policía no son recientes, es algo continuo y siempre por falta de recursos”, explicó.
Hace meses, Página Siete hizo un recorrido por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), la Unidad de Bomberos y Radio Patrullas 110 para establecer las principales necesidades de los policías. Entonces, los uniformados dijeron que deben adquirir sus  uniformes o hasta repararlos en caso de que sea necesario, pero con su dinero.
La compra de armamento y las municiones también corren por cuenta de los efectivos policiales. "La caja de  municiones tiene un costo de 200 a 250 bolivianos. Hasta ahora no hemos recibido ninguna dotación de este tipo, siempre nos compramos”, dijo  Quispe, de Anssclapol.

 


Comentarios