Hay productos que tienen materia prima y mano de obra peruana

Ofrecen “artesanía boliviana” que llega de países vecinos

No es raro que algunos ofrezcan artículos peruanos como souvenirs de Bolivia. La platería y prendas de alpaca son los artículos “estrella” para los turistas.
viernes, 15 de noviembre de 2013 · 23:17
Natalia Ramos  / La Paz
Justina Aguilar tiene 64 años y lleva 14 en el negocio de la venta de artesanías en los pasajes turísticos del centro de La Paz. Con el tiempo ha podido comprobar cómo la  actividad artesanal se ha ido perdiendo. "Cuando yo era joven la gente del altiplano hacía todo a mano: ponchos, chamarras, chompas, medias, guantes”, afirma.
Aunque en El Alto se sigue manteniendo la tradición de elaboración manual, ahora la mayoría de  estos productos se confeccionan con máquinas. Con esto los precios se abaratan. Una chompa hecha a mano puede costar  de 320 a 350 bolivianos, mientras que la misma pieza a máquina se vende en 120.  
Entre la clientela, principalmente turistas, hay variedad de opiniones. Hay quienes  buscan únicamente precios bajos sin tener en cuenta el tipo de elaboración y están los  que optan por comprar un artículo de confección manual. Dos de los "productos estrella” en La Paz son la alpaca y la plata de Potosí.
Productos importados
Algo que llama la atención en los comercios de las calles Sagárnaga, Linares, Santa Cruz y aledañas es que  se encuentran   importantes influencias de  Perú.
En el  país vecino las materias primas pueden ser hasta  50% más baratas. Así lo confirma Cecibel Martínez, copropietaria de un comercio del sector. Como ejemplo señala que   "en Bolivia un ovillo de 100 gramos de lana de alpaca cuesta 130 bolivianos, mientras que en Perú baja a 78”.
El alambre de alpaca, que no existe en Bolivia, se importa para confeccionar joyas. Cecibel dice que el 35% de  la platería que ofrece  tiene procedencia peruana.
Los símbolos peruanos también están muy presentes en la platería que se vende en el sector turístico. Por ejemplo, el tumis o  "dios de la medicina”, que cuesta desde 50 hasta 680 bolivianos, y otros como el ave de Nazca o la línea de Nazca.
"Los peruanos promocionan mejor que en Bolivia sus referentes culturales en el ámbito turístico”, considera  Inés Mejía. En su negocio ella tiene hasta    50% de productos de esta nacionalidad. Resalta  que la plata en Perú cuesta la mitad que en Bolivia. También reconoce que lo primero que buscan los turistas es la plata de Potosí, por su significado histórico.
La vendedora Camila Machaca indica que el costo del transporte desde Potosí y el valor histórico hacen que no puedan vender mucha plata de este origen.   

  Los motivos bolivianos más frecuentes  son  los monolitos y  figuras  tiwanacotas. Hay diseños que comparten los dos países como la llama, el matrimonio aymara, la Pachamama o la wiphala, por lo que no es raro que alguien ofrezca artículos peruanos como souvenir de Bolivia. De hecho, las comerciantes dicen que muchos de sus proveedores llegan del país vecino con  aguayos, chaquetas, carteras o cerámica.

Falta  "buena promoción” para el sector
       
La artesanía en Bolivia se sigue elaborando de forma manual, aunque en menor medida  que hace años,  con respecto a la producción peruana, que principalmente trabaja con procesadoras industriales.    
Pero falta una "buena promoción” por parte de las competencias turísticas, en  opinión de Cecibel Martínez, comerciante de artesanías. Por ejemplo, "la influencia de algunas agencias de viaje que aconsejan a los turistas que pidan rebajas en los productos o que elijan preferentemente las piezas hechas a máquina hace que la artesanía no se valore lo suficiente”, dice.
  Por otro  lado, hay quienes ofrecen productos sintéticos como si fueran de alpaca, aprovechando que los turistas no conocen este material. Para Justina Aguilar, las ventas han bajado hasta en 50%, entre otras razones por la competencia que se ha incorporado en los últimos años.

 

 


   

62
2

Comentarios