Por tercer año consecutivo, sus parientes le armaron un altar

Flores, panes, dulces y rezos recibieron el alma de Marcela

La familia Cortés-Rocha se reúne en torno a la “mesa” y comparte las comidas que le gustaban a la difunta. Para este año prepararon tres platos distintos.
viernes, 01 de noviembre de 2013 · 22:27
Natalia Ramos  / La Paz
A Marcela Rocha de Cortés la recuerdan sus familiares especialmente cada 1 de noviembre, el día de Todos  Santos. Ella  falleció hace tres años y su familia sabe  que su alma  bajará a las 12:00  de este día para encontrarse con ellos.
Para este momento tan esperado  prepararon la tradicional "mesa” o también llamada "tumba” en su honor, colocando las comidas,  bebidas, flores y otros elementos  que a ella le gustaban.
La espera valió la pena. Pasan 20 minutos del mediodía y los familiares,  reunidos  en una sala de la casa, rodean la "mesa” y es momento de compartir la comida que a Marcela le gustaba.
En este caso son tres platos: ají de arveja, fricasé de pollo y k’arachi con ají de papa. De momento están presentes varios sobrinos de la difunta y su viudo de 85 años, don José, quien desde su asiento no deja de dirigir su mirada pensativa, con sus pequeños ojos, hacia el lugar donde supuestamente se encuentra ya el alma de su difunta esposa.
Mientras comen y el silencio se apodera del lugar, inesperadamente ocurre un acontecimiento que hace que los ánimos de los presentes se vuelvan aún más trascendentales. Una guirnalda hecha de pasankallas se rompe y  cae de la "mesa”. Aparentemente no hay una explicación fiable, salvo que el calor de una de las velas haya  provocado el hecho.
Sin embargo, la idea que todos comparten es que se trata de una señal de que el alma de Marcela está presente en el lugar.
  Dos hijas de la fallecida acaban de salir de sus trabajos y llegan al lugar de encuentro. Una de ellas, Mery Cortés, está  segura de que su madre se hizo presente ya desde el mediodía "porque la estábamos esperando”. Dice que "en la comida se  han aparecido pequeños pocitos y esto significa que mi madre se ha hecho presente”.
 Explica que es una tradición muy familiar: "a mi madre siempre le gustó organizar este tipo de rituales para otros familiares fallecidos”. A ella le gustaban mucho los dulces, los refrescos, las frutas y las masitas, que no pueden faltar en la "mesa”.
La creencia indica que el alma de Marcela permanecerá con ellos durante 24 horas. Por eso, con esmero y mucha fe varios familiares han preparado con antelación cada uno de los elementos de la "mesa” que la recibe.
Es el tercer y último año que se reunirán para celebrar este ritual. Así lo marca también la tradición. Luego de este tiempo se recordará a la persona fallecida sobre todo a través de los rezos, pero no será necesaria la elaboración de  un altar en su honor.
Para este año, que supone también un ritual para la  despedida  o el "despacho” del alma, se ha contratado a un panadero. "Él ya sabe el número de panes y las formas que tienen que hacer para estos casos”, comenta Amalia, una de las sobrinas.
Pero, sin duda, uno de los panes indispensables es el que tiene forma de escalera, porque representa la posibilidad del alma de bajar y subir en cualquier momento. Por este motivo no puede faltar el agua, para aliviar la sed de la protagonista, porque "viene cansada y seguramente necesitará este elemento vital”.
Tampoco pueden faltar la quispiña y los bizcochuelos, que generalmente tienen forma de ataúd y a veces pueden contener singani. Para los maicillos, los panes con forma de caballo y   t’antawawas se ha  utilizado un quintal de harina. Todas las masas también sirven de obsequio para las personas que visitan la "mesa” y rezan para el alma.
Las flores adornan la mesa y representan la alegría con la que se le recibe. Las flores de cebolla o tocoro no deben faltar,  porque contienen el agua que el alma puede necesitar a su llegada.
 Otro elemento importante para los familiares son las cañas de azúcar que se sitúan en cada una de las esquinas de la "mesa”, éstas sirven de sombra y también de apoyo para que el ánima o ajayu regrese sin contratiempos.
Pasarán toda la tarde compartiendo el ritual lleno de creencias, costumbres, simbologías y rezos.   Otro de los sobrinos, César, señala que algunos familiares de la fallecida son de Oruro, donde hay grupos de coreadores que van cantando  y rezando de casa en casa para los difuntos.
Algunos de esos parientes llegarán  hoy y volverán a reunirse a las 12:00 para despedirse del alma. El ritual  concluirá para ellos, pero la tradición se mantendrá de generación en generación.

Ritual en la Gobernación
 El gobernador de La Paz, César Cocarico, recibió a las almas de amigos y seres queridos con  altares en los que se incluyeron  bebidas, alimentos y   t’antawawas.
"Hemos armado la ‘mesa’ para recibir a las almas que vinieron  a acompañarnos  (...) y se prepararon dos  ‘mesas’; en  la primera  se recibió  a las almas de los  niños  y en la  otra a las personas mayores” sostuvo.
La autoridad departamental, de acuerdo con una nota de su despacho, se apostó a recibir a las almas junto a  funcionarios de la Gobernación, ayer al  mediodía, creyente de que los ajayus   nos visitan desde el mediodía del 1 de noviembre para irse al día siguiente a la misma hora.
"Hemos degustado  un ají de arvejas, compartiendo con todos acá en la Gobernación, porque no sólo se trata de compartir con las almas, sino con los que aún estamos en esta vida”.
En los altares que preparó la Gobernación no faltó un mantel negro para las almas de personas mayores y blanco para las ánimas de los niños y jóvenes.
Para las almas pequeñas, jóvenes y solteros no se colocan bebidas alcohólicas, sólo refrescos, dulces, galletas, frutas y guirnaldas multicolores, pero debe predominar el blanco.

 

Operativos
Control La  Intendencia decomisó 4.770  dulces sin registro sanitario y con la fecha de vencimiento caducada, que eran comercializados la noche de Halloween.
Hornos   27 hornos de panificación fueron clausurados.  Además se notificó a 156 panaderías para que realicen algunas mejoras   y refuercen el tema de seguridad con el colocado de extintores.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias