Incentivan el cuidado del medio ambiente y la creatividad

Corcholata recoge la basura para reutilizarla en artesanía

Las hermanas Ana y Maricruz Zalles apuestan por no comprar los materiales usados para evitar que se generen más residuos.
miércoles, 20 de noviembre de 2013 · 00:44
Natalia Ramos  / La Paz
La idea surgió un buen día, cuando tenían que cambiar el teclado de su ordenador y no sabían qué hacer con las viejas teclas. A las hermanas Ana y Maricruz Zalles se les ocurrió  usar este material para crear aretes y llaveros. Es lo que se llama la reutilización, que forma parte de las famosas tres erres de la ecología (reducir, reutilizar y reciclar) para generar un consumo responsable.
Así comenzó Corcholata hace un año. Lo primero que hicieron fue revisar entre todas sus pertenencias para rescatar la basura.
Entre otras cosas, encontraron billetes de Alasita que pertenecían a su abuela. En poco más de 30 minutos  los  convirtieron en aretes. Lo mismo con los restos del teclado, casetes, audífonos rotos, negativos de fotos, tapacoronas de gaseosas y otros.
Al principio  fue un entretenimiento y pronto pasó a ser algo más, cuando deciden iniciar campañas en  las redes sociales para proponer intercambios y conseguir todo tipo de materiales de segunda mano para confeccionar billeteras, botellas, bolsos o ceniceros, por ejemplo.
En su objetivo de contribuir al cuidado del medioambiente están convencidas de que la manera es no comprar las cosas y "así evitamos que se genere más basura”. Maricruz  también resalta que con este proyecto fomentan que la gente se sume a la reutilización, "porque en Bolivia somos bien cachivacheros”.
Ambas están convencidas de que en este momento hay un boom de información acerca de la reutilización,  sobre todo en internet, por lo que hay mucha gente interesada en aprender estos hábitos y técnicas.
Ellas también enseñan a través de talleres cómo elaborar los artículos, que pueden tener un uso personal o para la venta.
"Hay muchas personas que tienen mucha creatividad y que sólo necesitan saber cómo desarrollarla”, señala Ana.
En cuanto a la venta, se trata de "vender arte de calidad a bajo costo y acabar con el mito de que son productos muy sofisticados y caros”.  Los aretes cuestan  entre  10 a  15 bolivianos, las billeteras  15, las botellas decoradas a  30 bolivianos. Las comercializan  en ferias y a través de internet.
Entre sus últimas creaciones  están las luces de Navidad que  convirtieron en aretes. De dos celulares usados lograron hacer un espejo y set de maquillaje, que  vendieron al instante. Su próximo reto es lograr un taller propio para seguir avanzando en estas propuestas sustentables y respetuosas con el medio ambiente.   

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios