CEBIAE hizo un estudio sobre violencia en nueve escuelas de El Alto

A los estudiantes les preocupan los insultos y las humillaciones

Los alumnos aseguran que son discriminados por el rendimiento escolar o por la apariencia física. Realizan acciones para bajar los índices de violencia.
jueves, 21 de noviembre de 2013 · 00:15
Verónica Zapana  / La Paz
Estudiantes de primaria y secundaria de   nueve unidades educativas de la ciudad de El Alto   expresaron su preocupación porque   dentro de sus establecimientos advirtieron que existen insultos, humillaciones y discriminación, según un estudio que hizo el Centro Boliviano de Investigación y Acción Educativa (CEBIAE).
El estudio  se dio a conocer ayer en el foro de debate sobre experiencias de prevención de violencia en las escuelas.
 De acuerdo con el estudio -denominado Línea Base Eirene, Manifestación, Tratamiento y Resolución de Conflictos Violentos en Unidades Educativas de los Distritos 2 y 3 de El Alto,  que se hizo en 2012- los estudiantes son humillados y discriminados por su bajo rendimiento escolar o por su apariencia.
Datos del estudio
El informe indica que la encuesta se hizo  a 797 estudiantes de primaria y secundaria, e incluyó a 99 profesores.
Del total de alumnos de primaria, el 21,8% indica que le preocupa los insultos, el 23,8% la discriminación, el 19,8% las humillaciones y al 15,3% las peleas que se presentan  en las escuelas.
Por otra parte, al 23,1% de  los alumnos de secundaria les preocupa  las peleas, al 20% los casos de discriminación   y los insultos al 17,7%.  También se anotó que el 14,6% de los colegiales advierte humillaciones y el 13,6% destaca el estudio en sus colegios.
 La responsable del proyecto y miembro del CEBIAE, Imia Ayllón, explicó que estos resultados son producto de las manifestaciones de agresiones tanto físicas como psicológicas.
"La violencia psicológica en ambos casos, primaria y secundaria, es lo que más afecta para ellos; las humillaciones y el uso de malas palabras se debe a la discriminación que existe en las escuelas”, resaltó.
Añadió que el informe resalta que existe discriminación  por su rendimiento escolar, por los sobrenombres que se les asignan, como  "corchos” o "flojos”.
 También se discrimina por la apariencia física de los estudiantes;  se ponen sobrenombres como "gordo”,  "flaco” y otros.
Ayllón aseguró que con estos datos  se inició un trabajo con los estudiantes,  padres de familia y  directores de las escuelas para reducir este índice de maltrato.
Además de este estudio, otras seis instituciones (Cuna, Fundación La Paz,  Sepamos, Gestión Alianza Noruega, Centro Cultural de Comunicación Chasqui y la Defensoría Municipal de La Paz) presentaron informes sobre esta temática en el foro-debate.

 "Todas las instituciones estamos  trabajando en las escuelas y cada uno tiene una estrategia de intervención distinta para prevenir  la violencia sexual”, añadió.

La violencia genera baja autoestima
De acuerdo con el estudio Línea Base Eirene, Manifestación, Tratamiento y Resolución de Conflictos Violentos en Unidades Educativas de los Distritos 2 y 3 de El Alto,  la violencia física, psicológica y sexual genera baja autoestima.
 El estudio, realizado en 2012, establece que el 38,1% de los encuestados de primaria indica que los estudiantes víctimas de violencia se sienten tristes, el 30,4%  con baja autoestima y el 18,8%, perseguido.
En cambio,  34% de los alumnos de secundaria  indica que toda  violencia genera baja autoestima;  32,8% tristeza,  15,5% enojo y el 10,9% persecución.
En ese marco, el estudio concluye que "se reconoce malestar en las diversas formas de violencia” e indica que frente a esas acciones   los estudiantes no hacen nada, menos  llaman a otras personas para que puedan resolver el conflicto, mientras que otros hablan entre ellos para ver si pueden llegar a acuerdos.
En el caso de  los docentes, según el mismo estudio, afirman que ellos hablan con los estudiantes y si ocurre alguna divergencia llaman a la Policía.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias