La Cancillería rechaza “con indignación” la solicitud

Europa pide que se garantice un juicio justo en el caso Rózsa

Solicita también una investigación independiente sobre las muertes del rumano Magyarosi, del irlandés Martin y del húngaro Rózsa Flores en 2009.
jueves, 21 de noviembre de 2013 · 22:38
Página Siete  y Agencias
El Parlamento Europeo  (PE) pidió ayer oficialmente al Gobierno boliviano que garantice un  juicio "justo e independiente” para los ciudadanos europeos implicados en el  supuesto complot contra el presidente Evo Morales en 2009.
El canciller David Choquehuanca rechazó "con indignación”  el planteamiento de la Eurocámara.
La Eurocámara remitió la petición a La Paz en una declaración adoptada ayer en la sesión plenaria celebrada en la ciudad francesa de Estrasburgo.
En primer lugar, el PE solicita al Gobierno boliviano "que garantice un juicio independiente” para los casos del ciudadano húngaro Elod Toaso y del boliviano-croata Mario Tadic, acusados de planear un magnicidio contra Morales. La Eurocámara también reclama "una investigación independiente con expertos que incluya a expertos internacionales” sobre las muertes del ciudadano rumano Arpad Magyarosi, del irlandés Dwyer Michael Martin y del húngaro Eduardo Rózsa Flores.
 El caso data del 16 de abril de 2009, cuando Rózsa, Michael Martin y Magyarosi murieron por balazos de la Policía en un hotel de la ciudad  de Santa Cruz, y además fueron detenidos Toaso y Tadic. Los cinco fueron acusados por el Gobierno de formar una banda terrorista que supuestamente planeaba el magnicidio y organizaba milicias separatistas bajo las órdenes de un grupo de empresarios y políticos autonomistas  cruceños.
El juicio por el caso lleva más de cuatro años sin ser aclarado, en medio de  varios cambios de tribunal, la renuncia del fiscal acusador principal y  el encarcelamiento de tres abogados del Gobierno acusados de corrupción.

El juicio ha causado las críticas del defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena. En  agosto, el Gobierno de Hungría pidió la colaboración de sus socios europeos para lograr la liberación de Toaso, encarcelado  hace más de cuatro años.

"Es una bofetada para la imagen de Bolivia”

Punto de vista
Gary Prado
 Abogado defensor del caso

La mentira tiene patas cortas y el montaje gubernamental en el denominado caso terrorismo ha ido desmoronándose por infidencias de policías, falsas acusaciones, intereses partidistas y corrupción.
A la par, han habido reiteradas violaciones de los derechos humanos de las personas detenidas por el caso, caso extranjeros como bolivianos.
 Y ante las evidencias, ahora Europa viene a decir a Bolivia que respete sus propias leyes, que estipula para los acusados de cualquier delito un tiempo máximo de 18 meses de detención sin que se haya dictado acusación o de 36 meses sin que se hubiera dictado sentencia.
Los    implicados en este caso, bolivianos y extranjeros, ya están 42 meses en prisión sin   sentencia. Son rehenes políticos de una acusación política.
 A todo ello se suma la corrupción que ha sido tan evidente y descarada que el propio Parlamento Europeo ha pedido   en su sesión plenaria que haya una investigación y un juicio justos para los detenidos por el caso.
Es una  bofetada para la imagen de Bolivia en el mundo.

 Canciller dice que Bolivia no acepta  injerencia

 "Bolivia, como Estado soberano, no acepta ningún acto de injerencia foránea en nuestros asuntos internos, condena enérgicamente este torpe y desacertado acto de neocolonialismo de facciones de derecha del Parlamento Europeo”, dijo el canciller David Choquehuanca con respecto al pronunciamiento de la Eurocámara.
 "Bolivia quiere expresar su indignación con dicha resolución que carece de bases y argumentos, no recoge la realidad de este caso y viola los principios de convivencia entre los Estados”, dijo en una conferencia de prensa.
"El caso terrorismo -por el cual los ciudadanos europeos Elod Toaso y Mario Tadic están siendo procesados por el Órgano Judicial boliviano- es muy complejo y grave al estar relacionados con la organización de un grupo armado irregular en Bolivia con fines separatistas”, apuntó.
Según la investigación judicial, "los ciudadanos europeos están acusados, junto con otros 37 individuos, de alzamiento armado, terrorismo y complot de asesinato del presidente Evo Morales” y otras autoridades, recordó Choquehuanca.
 La respuesta del canciller  boliviano enfatizó la "indignación” del Gobierno nacional con el pedido de la Eurocámara de que los ciudadanos europeos implicados en el  caso  terrorismo  tengan "un juicio justo”.
  Los acusados dentro de este caso -39 personas en total- han rechazado las denuncias con el argumento de que todo fue un montaje del gobierno de Morales para perseguir a los dirigentes políticos autonomistas del departamento de  Santa Cruz.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias