Un recorrido con obreros del recojo de desechos patógenos

Se pinchan con jeringas usadas y se ponen mal en la recolección

Las bolsas rojas se rompen en la descarga, salen gasas, agujas y alguna vez restos de los hospitales. Las máscaras no los protegen de la fetidez de los residuos.
sábado, 23 de noviembre de 2013 · 19:42
Sergio Mendoza / La Paz
Los trabajadores de la empresa recolectora Sabenpe, encargados de los desechos patógenos provenientes de los centros médicos de la ciudad de La Paz,  suelen pincharse con agujas usadas y sufren constantes dolores de estómago y cabeza por el olor.
"Cada día es igual, es peligroso, olemos eso y duele el estómago, la cabeza, arde la vista. Cuando nos pinchamos vamos ese rato al médico para que nos cure, pero al final no sabemos si tenemos algo grave”, dice Andy Calisaya, de 25 años, uno de los tres que hacen este trabajo.
En promedio, cada día se depositan dos toneladas de desechos patógenos en el relleno sanitario de Alpacoma. Aunque esta basura debería estar correctamente cubierta para evitar los pinchazos a los obreros, muchas  jeringas, agujas y otras sustancias terminan saliendo de sus empaquetaduras.
  La furgoneta ploma encargada de brindar este servicio circula de lunes a sábado por los centros médicos de segundo y tercer niveles. Otro vehículo, más pequeño, se dedica a la recolección en los hospitales de primer nivel, laboratorios e incluso veterinarias.
El conductor del primer motorizado, Eustaquio Ramírez, dice que trabajan desde antes de las 7:00 hasta eso de las 16:00. El equipo lo completan Andy Calisaya y René Flores.
 Al llegar a la Clínica del Sur, el pasado miércoles, René no desciende de la furgoneta y permanece sentado al lado del chofer con la mirada baja. "Se puso mal en la morgue del Hospital de Clínicas”, explica Andy, quien tiene que hacer solo el trabajo de recolección.
 Continúan por el Hospital Metodista, el Centro Médico de Bella Vista, de Bolognia, las clínicas dentales de Calacoto, otro centro en Achumani y así se van acumulando las bolsas de nailon rojo. Luego van hacia Alpacoma.

Llega la furgoneta y sube a la báscula: 1,8 toneladas. Desciende por un camino serpenteante y se acomoda de retro frente al hoyo  recubierto de cal, de dos por tres metros y 60 centímetros de profundidad.
 René, ya repuesto de su malestar, ayuda a su compañero en la descarga. En el proceso de halar y tirar las bolsas, éstas se revientan, se abren y salen algunos desechos, entre ellos una pierna que fue amputada en un hospital  cercano a la plaza Eguino.
  Las máscaras que llevan puestas los dos jóvenes no evitan el fétido olor que se extiende conforme pasan los segundos.
 "La anterior vez recogimos una vaca del matadero, pero en un camión grande, estaba un poco hinchada”, recuerda Ramírez.
 Una vez concluido el vaciado,  los tres suben  al vehículo y se marchan para hacerlo lavar. Ellos se darán una ducha y dejarán sus overoles y demás implementos  para su limpieza; al día siguiente usarán otros y así sucesivamente.

Al instante llegan los empleados de la empresa TERSA, ellos se encargarán de punzar las bolsas y terminar de romperlas todas, luego pondrán otra capa de cal y encima tierra compactada. Debajo todo está lleno de desechos patógenos, hasta unos 10 metros por debajo, donde se impermeabilizó el suelo con geomembranas.

Cumplen normas con algunas deficiencias
Los obreros encargados de los desechos patógenos tienen seguro médico, pero hay algunas deficiencias.
El material corto punzante debería ser envasado en plásticos especiales para ello; sin embargo, en algunos centros médicos utilizan botellas pet  por falta de presupuesto.
La indumentaria de los trabajadores de Sabenpe consiste en botas, overol, guantes, máscaras, pasamontañas, cascos y gafas protectoras, pero ellos se quejan de que no es la adecuada, que las gafas se dañan con facilidad y el overol  no es impermeable.
Cada 20 días se les entrega 750 gramos de leche en polvo para contrarrestar el ambiente infeccioso al que están expuestos, pero el conductor Ramírez opina que esta cantidad debería ser para siete días.

 

 

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias