Iván Campero, presidente del Tribunal de Justicia de La Paz

Preocupa que todo se penalice en el sistema judicial del país

Asegura que la justicia está en crisis. Admite esas falencias, que según él tienen explicación. Da algunas recomendaciones para recuperar la credibilidad.
sábado, 23 de noviembre de 2013 · 19:49
Beatriz Layme / La Paz
El presidente del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, Iván Campero, también habló de la justicia, marcada en el último tiempo por críticas no sólo de la oposición, sino del presidente Evo Morales, de la Iglesia Católica, la Defensoría del Pueblo y otras instituciones y organizaciones.
¿Qué está pasando con la justicia boliviana? ¿Es realmente corrupta? ¿Tiene cura? ¿Qué hacer? Éstas y otras preguntas fueron respondidas por Campero en esta entrevista.
La política de "penalizar todo” y toda la efervescente estructura normativa que surge desde la Asamblea Legislativa no contribuyen a la administración de justicia urgente, porque llegará un momento en que  las cárceles de las ciudades  no alcanzarán para todos, dijo.
En un repaso a la reforma judicial  desde 2006, la máxima autoridad judicial de la sede del Gobierno aplaude la decisión política de cambiar el actual Código de Procedimiento Penal, que fue debilitado por el Tribunal Constitucional, que "cambió su fortaleza garantista por un tono inquisitorio”.
¿Por qué la justicia en el país está tan desacreditada?
Podemos identificar problemas estructurales en toda la justicia y no solamente en los últimos años, sino desde la Colonia.
Ahora hay una fuerte inclusión social a partir de 2006 en Bolivia; esa inserción llevó a varios problemas. El primero es el cuantitativo. Por ejemplo, antes la gente, cuando tenía un conflicto, casi no acudía a la justicia. Resolvía su problema con la ayuda de un padrino, abuelo. Hoy esa gente no llama a nadie y se va directo a un juicio. Ése es el problema. Todo el mundo pide justicia y se genera la carga procesal.
El segundo es el problema cualitativo, es decir, aparecen nuevas formas de delito, como son los linchamientos.
El tercero es el tema económico. El Órgano Judicial es el peor  tratado, tiene el 0,15% del Presupuesto General. Se han creado 22 juzgados, pero no tenemos el lugar para instalarlos.
El cuarto es la capacitación. Una Escuela de Jueces sin presupuesto, ¿qué va a hacer? Se han incorporado nuevas normas y tiene que haber capacitación. Tenemos una nueva Constitución, se ha aprobado una Ley de Regularización de la Propiedad Privada. Si al juez no lo vamos a capacitar, ¿vamos a exigirle justicia? Entonces, el juez está languideciendo y, así, puede ser preso de la corrupción.
¿Bolivia tiene muchas leyes?
El país en los últimos años ha sufrido una batería de leyes. Todos los días se dictan disposiciones, cosa que antes no ocurría. A partir de la Constitución no hay un ensamblaje con lo que dicen las leyes.
¿Qué le preocupa más de la justicia nacional?
El tema penal. Todo se ha penalizado en Bolivia. Se creó una Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz, no estoy en contra de ella, pero    ¿cuál debe ser el fin del Estado, más allá de sancionar a quien engañó al Estado? Debería ser  recuperar el dinero.
¿Y eso no ocurre?
Habrá que preguntar al Ministerio de Transparencia cuánto (del dinero perdido) ha recuperado. Ellos dicen "hemos ganado el juicio”.
Una cosa es ganar y que la persona esté cumpliendo una condena. Pero ¿el Estado ha recuperado efectivamente el dinero robado? La función pública debería ir aparejada de una efectiva norma que persiga la recuperación de ese dinero que se ha engañado al Estado.
¿Qué significa que todo se ha penalizado en el país?
Por ejemplo, en el tema familiar,  dictaron una ley contra la violencia hacia la mujer. Está bien, pero ahora todo sobre el tema es materia penal.
Vamos a llegar a un momento en que en las ciudades no van a alcanzar las cárceles, porque de una y otra manera, en materia penal, uno va a caer.
Entonces, ¿qué hacer o qué se debió hacer en el plano judicial?
Ese cambio normativo debió ser ordenado según la Constitución y la vivencia social.
Con riñas y peleas están entrando a la cárcel. ¿Y quién atiende eso? El juez penal, no el juez de familia, que tiene otras competencias y  habilidades para resolver problemas en el plano familiar. Toda la estructura normativa que vino muy efervescente en Bolivia en último tiempo  definitivamente no está ayudando a la administración de justicia.
¿Y la corrupción?
Eso está ligado a un sinnúmero de factores, pero fundamentalmente ligado al tema económico. En los delitos patrimoniales es donde se ve mayor corrupción, no así en acciones laborales. No digo que no hay, pero se presenta con menor frecuencia.
Pero en el ámbito penal está más susceptible porque está en juego la libertad de la persona.
El problema de la corrupción  tiene que ver con toda la estructura de los código penales. Tenemos un Código Procesal Penal que si bien ha sido garantista, no vamos a negar su fortaleza en ese ámbito, pero se ha convertido en un código inquisitorio. Por eso la gran mayoría de las personas detenidas preventivamente está sin sentencia.
Las personas detenidas preventivamente afirman que los jueces no viabilizan su libertad...
El principal causante de que no exista avance del proceso judicial es la persona detenida y se nos hace ver como si nosotros fuésemos sus verdugos, cuando no es así.  
Hay juzgados que llevan entre 15 y 20 audiencias por día en materia penal. Se nos ha dicho "vayan a las cárceles”. Perfecto, estamos yendo a las cárceles, pero no es suficiente.  

Hay detenidos que no quieren venir a las audiencias porque están esperando los seis meses de detención preventiva para salir después con medidas sustitutivas. Pero... si es inocente, ¿porque no se defiende?

HOJA DE    VIDA 

Estudios   Titulado de la Facultad de Derecho de la UMSA. Luego realizó  dos maestrías  en España y México.
Carrera   Es docente de la UMSA hace 19 años.
Cargo  Fue presidente de la Asociación Iberamericana de Derecho al Trabajo y Seguridad Social.   Nació el 23 de agosto de 1963.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios