Hubo control de ingreso de bebidas al cementerio

sábado, 02 de noviembre de 2013 · 23:03
La tranquilidad reina en los camposantos la Llamita y General en el día en que, según la creencia andina, las almas retornan a su lugar de procedencia. Se despiden de sus familiares sin contratiempos. Durante toda la jornada los servicios de seguridad están presentes en los diferentes puntos de acceso de ambos cementerios para controlar que no se introduzcan bebidas alcohólicas.
En el Cementerio General de La Paz se dispone de 150 efectivos policiales. No se ha registrado incidentes  de importancia, salvo algunos casos de insolaciones y  leves problemas médicos. Años atrás era muy frecuente el consumo de alcohol en exceso, tanto en el interior del cementerio como en el exterior, causando   graves incidentes. Por esta razón se reforzó  el control  y la vigilancia. El objetivo es evitar que las personas ebrias entren en los cementerios.
Lo cierto es que el ambiente que se percibe es de aparente calma y normalidad, al menos durante la mañana y buena parte de la tarde. No se observa la presencia de bebidas alcohólicas entre los asistentes, aunque la jornada para despedir a las almas es larga y hay quien piensa que será a medida que avance la tarde cuando aparezcan este tipo de situaciones conflictivas.
La afluencia de gente es muy elevada durante todo el día. Miles de personas se acercan a los cementerios para cumplir con el ritual y "despachar” a sus seres queridos. También transitan  algunas personas extranjeras con el afán de aproximarse a la tradición y las creencias bolivianas bien arraigadas.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias