Pese a que se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas cerca de esos centros

Locales cercanos a colegios operan en 4 macrodistritos

Directores de varias unidades educativas expresaron su preocupación por estos boliches que interfieren con la enseñanza y ponen en peligro a los estudiantes.
sábado, 2 de noviembre de 2013 · 20:23
Carlos Moreira A.  / La Paz
Cada  lunes, a la hora de la iza de la bandera (14:00) en el colegio José Martí, el himno nacional es acompañado por la música tropical que se oye desde un bar a pocos metros del establecimiento educativo ubicado en la calle Campero.
En esa misma vía existen cuatro de estos locales, que comparten  la vereda también con el Liceo de Señoritas  La Paz, el centro  nocturno Adela Zamudio y la escuela República Argentina.
 Según el intendente municipal de La Paz, Mauricio Ruiz, la totalidad de estos locales tienen procesos administrativos abiertos que podrían derivar en la clausura por  las constantes quejas de las juntas escolares.
El problema se agudiza a la hora de salida del turno de la tarde (18:00), cuando centenares de estudiantes, en su mayoría jovencitas, deben atravesar los predios de los cuatro locales. "En anteriores gestiones hubo persecuciones (a las alumnas), gente mareada había ingresado acá queriendo agredirlas”, denunció el actual director de la unidad educativa José Martí, Miguel Choque.
 El jefe de la Unidad de Seguridad Pública de La Paz, Neil Navarro, aseguró que cuatro de los siete macrodistritos urbanos de La Paz  (Max Paredes, Periférica, Centro y San Antonio)  son los más afectados con el problema. "Aunque esto no quiere decir que no existan estos locales en los demás distritos de la ciudad de La Paz”, aclaró.
  Por su parte, el director del Liceo  La Paz, Máximo Choque, mostró su preocupación al argumentar que "desde el lunes  hasta el viernes  tenemos cuatro locales abiertos y a partir de las tres de la tarde la gente sale mareada de esos lugares. Hacen unos espectáculos nada agradables para las niñas”. También dijo  que se hicieron varios reclamos a la Alcaldía, pero esta entidad no realizó ninguna acción.
Del mismo modo, en la zona de Villa Fátima  los alumnos de los colegios Simón Rodríguez, Hernando Siles y Ave María deben atravesar una hilera de locales a lo largo de la avenida de Las Américas. "A los jóvenes les quitan sus mochilas, sus celulares y su plata”, señaló al respecto uno de los trabajadores del colegio Hernando Siles,    que pidió guardar su nombre en reserva.
Sin embargo, la Intendencia Municipal asegura realizar operativos para restringir horarios  de funcionamiento de los locales de expendio de bebidas alcohólicas, pero llegar a una clausura definitiva es complicado y moroso. "Estos trámites duran mucho tiempo, de un año a más, y en la vía judicial pueden durar hasta cinco años. Mientras no solucionemos estos procesos, es muy complicado tomar acciones”, dijo Ruiz.
Dicha autoridad explicó que mientras un local está en proceso administrativo, la Intendencia realiza operativos rigurosos impidiendo su apertura en horarios fuera de la norma y realizando el desalojo de personas en estado de ebriedad y menores de edad. "El permitir el ingreso de menores de edad a estos locales, sí nos faculta para iniciar un proceso administrativo de clausura definitiva”, explicó.
En el macrodistrito Max Paredes  los locales son utilizados para prestes y eventos folklóricos, por lo que la iza de la bandera en el colegio Víctor Muñoz Reyes también es  invadida por música de banda. Estos establecimientos, sin embargo, no se muestran como restaurantes, sino como peñas y bares.
"Esta es una zona roja, llena de locales. Tenemos un bloque que tiene un local al lado y cuando  hay prestes, no podemos avanzar con los estudiantes”, dijo la profesora de dicha Unidad Educativa, Ángela Panozo.
Clasificación de locales
Otra  preocupación expresada por padres de familia y profesores tiene que ver con la clasificación de estos locales.
 Éstos lucen letreros de restaurantes; no obstante, en uno de ellos hace dos semanas un periodista  observó a personas que no consumían alimentos, sino  bebidas alcohólicas, cerveza, en una mayoría.
  La Alcaldía emite licencias de funcionamiento a los locales de acuerdo a una clasificación. Los restaurantes son de categoría "A” y se les permite ofrecer bebidas alcohólicas como acompañamiento a la comida. "Pero cuando esos lugares  hacen expendio indiscriminado de bebidas alcohólicas, como si fueran de categoría ‘C’, corresponde un proceso de clausura definitiva”, explicó el  intendente.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

60
2

Comentarios