Expertas hacen un análisis del perfil de un menor que ejerce bullying

Menores agresores proceden de familias disfuncionales

Una investigación realizada en 2009 por la asociación Voces Vitales refiere que el 70% de menores en todo el país es víctima de violencia intrafamiliar.
sábado, 02 de noviembre de 2013 · 21:18

Aleja Cuevas  / La Paz
Una psicóloga y una investigadora de violencia escolar coinciden en mencionar que el perfil de un niño que ejerce el  bullying (acoso escolar)  está relacionado a conductas típicas de una familia disfuncional.
"Cuando me dicen ¿quiénes son los culpables del acoso escolar?, respondo: son los papás”, afirmó la presidenta de la asociación Voces Vitales, Karen Flores, quien trabaja en el tema de violencia escolar desde  2006.
Flores,  en 2009, presentó el estudio  Por el derecho a una vida escolar sin violencia, una investigación con base en 6.700 estudios de menores. Uno de los datos reveladores es  que el 70% de los infantes es víctima  de violencia intrafamiliar.
"El mismo  70% son chicos agresores, por tanto, es lógico que ellos sean víctimas de este tipo de violencia; o son agresores o son víctimas”, afirmó Flores.
Con su experiencia, Flores explicó  que el 30% del total  de los chicos se visibiliza como víctima, otro 30%  como agresor y el restante como espectador; por tanto, dijo, el 100% participa en situaciones de bullying.
"El chico que está mirando es parte de la lógica del bullying, que por falta de coraje, sobre todo por miedo,  no hace la  denuncia”, detalló la investigadora.
Para la responsable de Voces Vitales, con postgrado en violencia escolar, es peligroso etiquetar a los niños  porque el agresor y la víctima tienen exactamente los mismos antecedentes: vienen de familias disfuncionales.
"Odio etiquetar a los chicos. Soy una convencida de que no es sano poner características y que los padres estén mirando a los compañeros de su hijo y  anoten si es agresivo, si es torpe, si se burla de sus compañeros y si es grande físicamente”, dijo Flores, quien agregó que ésas serían  las características de un agresor.
Pero la investigadora también advirtió que la familia  de un niño o niña víctima puede no ser disfuncional, ése fue el caso de una pareja de extranjeros con una hija víctima de bullying.
Contó que la pareja era perfecta, pero había una  sobreprotección a su hija por ser  única. "Con esta forma de comportamiento, ellos  la despojaron de sus habilidades para defenderse”,
Flores afirma que para caracterizar a un niño agresor se tendría que ver los rasgos psico-sociales de la madre y del padre. "Lo más probable es tener una madre violenta y que empiece a gritar o un papá  borracho que sale los fines de semana, golpea a su mujer de todo y de nada”. Este tipo de agresiones tienden a replicarse en los hijos, dijo Flores.
Tras  sus  casos  atendidos,   la psicóloga Katia Oporto clasifica a los niños en el contexto de violencia escolar con rasgos antisociales y de pasividad agresiva.
En el primero -dice- puede existir un antecedente de pertenencia de una familia disfuncional, en la que la comunicación es a través de gritos y no así de conversación, explicó. En el segundo caso, la niña o niño puede pertenecer a una familia permisiva y se caracteriza por  tener todo a su alcance, a lo que se denomina síndrome del "emperador”.
"Esta situación conlleva a que estos chicos sean los que emitan las reglas dentro de la familia y se conviertan en maltratadores de los padres y más aún de sus congéneres”, afirmó Oporto
La psicóloga reitera que en una familia violenta ya no existe sensibilidad, por lo que se llega a criar   un niño, incluso, psicópata y antisocial.

Flores recomendó que los padres de esos niños agresores deben trabajar en sus problemas, pues afirmó que  el progenitor también tiene una historia de violencia familiar. "Ellos tienen que reconocerse como papás violentos”.
También dijo que si una madre zarandea a su hija o hijo, uno está en la obligación de denunciarla y si no lo hace,  es cómplice.

Valorar noticia

Comentarios