Iglesia Católica advierte de "espiral de violencia" por narcotráfico en Bolivia

En la apertura de un encuentro de obispos en Cochabamba (centro del país), el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), monseñor Oscar Aparicio, alertó acerca de "la intromisión del narcotráfico en nuestro territorio (que) parece crecer de forma amenazante para todos".
jueves, 7 de noviembre de 2013 · 16:24

La Iglesia católica advirtió hoy que el crecimiento "amenazante" del narcotráfico puede llevar a Bolivia a "una espiral de violencia y muerte", días después de que miembros de un cuerpo de erradicadores fueran muertos de bala mientras destruían coca ilegal.

En la apertura de un encuentro de obispos en Cochabamba (centro del país), el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), monseñor Oscar Aparicio, alertó acerca de "la intromisión del narcotráfico en nuestro territorio (que) parece crecer de forma amenazante para todos".

"El narcotráfico, así como la producción de cocaína, al ser actividades que lucran de la muerte, están en contra de los principios básicos de la moral y la ética, y nos van empujando a una espiral de violencia y muerte con efectos perversos", destacó Aparicio.

El obispo aludió a la muerte de erradicadores de coca ilegal en la región de Apolo (norte de La Paz) en circunstancias confusas mientras destruían a mano coca ilegal, por lo que pidió "una investigación profunda e imparcial (...) para establecer la verdad de los acontecimientos y sus responsables".

El gobierno denunció que los erradicadores de coca fueron emboscados, pero las mujeres de los cocaleros dijeron en Apolo a la AFP que la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), integrada por policías y militares, además de destruir sus sembradíos los atacaron a mansalva en sus domicilios mientras dormían.

Sin embargo, los cocaleros advirtieron dos días antes de la operación de erradicación que estaban armados y dispuestos a defender sus cocales, que el gobierno considera ilegales, ya que exceden el límite de plantaciones permitidas.

"Hechos como éste reclaman de forma ineludible una mayor participación de la sociedad civil y un respeto a la institucionalidad" y "constatan (...) la intromisión del narcotráfico en nuestro territorio", insistió Aparicio.

La Iglesia católica había advertido también el año pasado en la apertura de su encuentro anual acerca de la creciente expansión del narcotráfico y la criminalidad en el país. Bolivia posee 23.500 hectáreas de plantaciones de coca y es el tercer productor mundial de hoja de coca después de Perú y Colombia.

Hasta antes de la promulgación de la nueva Carta Magna, en 2009, Bolivia reconocía al catolicismo como la religión oficial del Estado, pero desde que se convirtió en Estado laico la Iglesia católica ha ido perdiendo influencia. El presidente Evo Morales mantiene relaciones tensas con los obispos bolivianos, aunque reconoció su admiración por el papa Francisco, a quien visitó en septiembre en El Vaticano y lo invitó a llegar a Bolivia.

AFP

 

 

 

 

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1

Comentarios