El plan es que a futuro los minibuses y los carrys dejen de circular

El Sindicato Litoral se proyecta a convertirse en una empresa

Además de ofrecer servicio de transporte, la empresa realizará mantenimiento de vehículos con los servicios de chapería y mecánica. Tendrá gasolinera.
sábado, 30 de noviembre de 2013 · 21:16

Aleja Cuevas  / La Paz
En 1945 nació como una asociación de propietarios, luego se bautizó como Sindicato  Mixto de Transporte Litoral y después de casi  siete décadas  se proyecta a convertirse en una empresa, una que además  del transporte masivo  prestará servicios para mejorar la calidad de vida de sus afiliados.
 "Ya no seremos Sindicato Litoral, seremos Empresa Litoral”, afirmó el dirigente de esta organización, que representa a más de 2.000 choferes,  Julián Manzaneda, quien  justificó la intención de cambiar de razón social  ante   la nueva política que atraviesa el transporte público, relacionada al cuidado del medio ambiente y  el caos  vehicular, y que exige sacar de circulación  a los minibuses y carrys, y apunta a generar el  transporte masivo.
Manzaneda explicó que después de un encuentro entre empresarios  de Ecuador, Colombia, Argentina y otros con experiencia en transporte masivo, el gremio llevó adelante una socialización sobre los beneficios, tanto para afiliados como usurarios,  de  ser una empresa. "Realizamos un seminario pero aún nos  faltan otros, no es tan fácil porque hay gente que se opone, y por eso  hay que socializarlo”.
  El dirigente informó que el sindicato cuenta con bienes que garantizan  ser empresa: la sede, ubicada en la calle 17 de Obrajes, un terreno de  una hectárea y media en Mallasa, otra hectárea en Ovejuyo, pero además cuenta con un capital.  "En las últimas reuniones que se tuvo se dijo que hay más de dos millones de dólares para   un capital de arranque”.
El plan, en principio, es la construcción de un edificio, en Ovejuyo, donde se abra un centro de mantenimiento de vehículos con todos los servicios que requiere un motorizado como mecánica, estación de combustible, chapería, cambio de diésel; pero además este espacio contará con un comedor con capacidad para 1.000 personas.
Para ello, los consultores ya  iniciaron el estudio de factibilidad del  proyecto.
 Para la construcción de la estación, que tendrá provisión de gasolina, diésel y GNV, se tiene previsto, según expertos, 1,8 millones de  dólares. "Esto se puede recuperar en cinco a seis años con financiamiento del  banco”, expresó Manzaneda.
  Desaparecerán los minibuses
Al ser empresa, tendrá que administrar los vehículos, que con el tiempo se reducirán solamente a  buses. Los minibuses y carrys dejarán de circular. "La empresa se transformará en transporte masivo”, dijo Manzaneda.

El objetivo  a futuro es reducir el caos vehicular, "porque de aquí a dos años  el problema  socio-económico será insostenible para el  usuario, más en las villas marginales; si hay un transporte masivo, habrá rebaja de pasaje”, explicó Manzaneda.
Respecto al caos, el  dirigente del Sindicato Eduardo Avaroa, Isaac Nina, comentó que el   problema es "más estructural” y después de  los cambios que se avecinan   con la llegada de los PumaKatari y el teleférico, informó que hicieron llegar a la Alcaldía el  proyecto "Vías expeditas, mejor servicio de transporte”, como una opción de llegar a otras rutas.
El asesor oficial de la Alcaldía, Gustavo Bejarano,  tomó la noticia con "beneplácito” y "sin  sorpresa”, "porque cuando uno revisa la historia del transporte masivo en Latinoamérica, los sindicatos que se convirtieron en empresas actualmente operan exitosamente”, dijo.  Hizo referencia a  Transmasivo, de Bogotá, Colombia, que fue un  sindicato y hoy administra una de las rutas de Trans Milenio, que   ingresa a Perú y Ecuador.
Bejarano refirió que es bueno que se piense en sentido empresarial, pero también social, para ello se necesitará hacer una reingeniería  total. Apuntó que también es importante que el Sindicato Litoral tenga un patrimonio propio y capacidad de endeudamiento. "Hay que saber explotar las rutas en un sentido empresarial y de servicio a la población no de servicio de la población”.
El éxito también  dependerá de cómo se logre coordinar entre autoridades y transportistas, porque si trabajan de manera independiente la idea no prosperará, dijo el funcionario edil.
Según  Manzaneda, los otros sindicatos también están orientados a este proyecto. "Depende cómo lo ejecutan,  si hay sindicatos pequeños con 500 a 800 socios tendrían que unirse”.
El dirigente pronosticó que hasta el 2018 en La Paz deberá  primar  el transporte masivo.

PUNTO DE VISTA
Freddy Koch  Director del   Proyecto Aire Limpio
 "Con el cambio de buses bajará la contaminación”
Saludo esta decisión, es lo más sano que se  puede hacer y la forma más adecuada para mantenerse en el sistema, dadas las circunstancias en  las que el municipio empezó a invertir en buses.
 En principio  los transportistas no estaban preparados para  este cambio, porque de haber sido así,  el municipio podría haber puesto la infraestructura  y los transportistas los buses; pero como no hubo reacción, la Alcaldía compró los PumaKatari.
 Con este cambio, la contaminación va a reducir mucho, ya que el 80% de la contaminación está provocada por el transporte, y si aquí hay una migración hacía  buses de gran capacidad, la contaminación reducirá de uno a diez, eso significa que si la contaminación   en este momento del sistema de transporte es de 100 toneladas de algún contaminante,  bajaría a 10 y se cambiarán esos   vehículos que  en promedio tenían 25 años de vida. Los buses nuevos serán más rendidores.

8
1

Comentarios

Otras Noticias