Página Siete accedió a un reglamento de Ley de Servicios Financieros

Gobierno propone tasa máxima de 6,5% para crédito de vivienda

Las tasas de interés al 1 de diciembre para un crédito hipotecario en moneda nacional en los bancos estaban entre 5,98% y 8,03%, y en las mutuales, 5,93% y 6,03%.
martes, 10 de diciembre de 2013 · 00:34
Marco Belmonte  / La Paz
Las tasas de interés para créditos de vivienda oscilarán entre un mínimo de 5,5% y un máximo de 6,5%, de acuerdo al valor comercial de una vivienda de interés social, según los límites establecidos en el proyecto de decreto reglamentario de la Ley de Servicios Financieros (393), al que tuvo acceso Página Siete.
El artículo 3 (tasas de interés máximas) del proyecto de decreto señala que "las tasas de interés anuales para créditos otorgados con destino a vivienda de interés social, estarán en función del valor de la vivienda de interés social y conforme se establece en el siguiente cuadro”.
Por ejemplo, si el valor comercial de un inmueble es igual o menor a 255 mil UFV, la tasa máxima de interés anual que deberán cobrar las entidades por un crédito no deberá superar el 5,5%. Si el valor comercial oscila entre 255.001 y 380 mil UFV, la tasa máxima de interés anual será de 6,0%. Si el valor se sitúa entre 380.001 y 460 mil UFV, la tasa máxima anual será de 6,5%. De acuerdo con el Banco Central de Bolivia (BCB), las tasas de interés pactadas al 1 de diciembre para un crédito hipotecario en moneda nacional en los bancos estaba entre 5,98% y 8,03% y en las dos mutuales de La Paz entre 5,93% y 6,03%.
El artículo 9 del  mismo proyecto de decreto reglamentario advierte que "el incumplimiento al régimen de tasas de interés (…) será sancionado conforme lo establece el régimen de sanciones”.
Además precisa que "las tasas de interés reguladas no incluyen el costo del seguro de desgravamen, formularios ni ningún otro recargo, los cuales, en todos los casos, estarán sujetos a reglamentación de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI)”.
Para los casos en los que se establezcan tasas de interés variables, éstas no podrán superar la tasa máxima regulada más los cobros, recargos o comisiones adicionales que constituyan ingresos o reposición de costo, de acuerdo con la reglamentación emitida por la ASFI. Además subraya que el valor comercial del inmueble deberá ser establecido mediante una valuación efectuada por un perito profesional.
También el proyecto destaca que en los préstamos para la construcción de vivienda de interés social, el costo final incluirá el valor del terreno y cualquier aporte propio o monto invertido en la casa. El 15 de noviembre del año pasado, Página Siete también dio a conocer en forma exclusiva los alcances de la hoy vigente Ley de Servicios Financieros, que luego de 28 años vuelve a darle al Estado la potestad de regular las tasas de interés activas y pasivas.
Este medio conoció que en las siguientes horas el Gobierno hará conocer los alcances del decreto reglamentario a la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) en una reunión con sus ejecutivos.

Algunos detalles del  proyecto de decreto
Control La Ley de Servicios Financieros fija  que vía decreto el  Ejecutivo regulará las tasas de interés activas, estableciendo para los financiamientos destinados al sector productivo y de vivienda de interés social los límites máximos.
Límite El parágrafo III del art. 63 de la Ley 393 fija que en ningún caso la tasa activa efectiva podrá ser mayor a la tasa límite establecida bajo el régimen de control de tasas de interés.
     Social El anexo a la Ley 393 define a la vivienda de interés social como aquélla única  sin fines comerciales destinada a los hogares de menores ingresos, cuyo  costo final para su construcción, incluido el valor del terreno, no supere los 400 mil UFV cuando se trate de departamento y de 460 mil UFV para casas.

Un 60% de cartera debe ir a vivienda y al sector productivo

Los bancos múltiples y las cooperativas de ahorro y crédito deberán destinar el 60% de su cartera de préstamos al sector productivo y a la vivienda, según el proyecto de decreto supremo reglamentario de la Ley de Servicios Financieros (N° 393).
El documento al que tuvo acceso Página Siete no menciona nada sobre los niveles mínimos de cartera que deben mantener los bancos. Sólo menciona bancos múltiples (los fondos financieros privados deben transformarse en este tipo de entidades), bancos pyme, cooperativas de ahorro y crédito y entidades financieras de vivienda (transformación de las mutuales). El artículo 4, parágrafo I del proyecto de decreto reglamentario precisa que "los bancos múltiple y las cooperativas de ahorro y crédito abiertas deberán mantener un nivel mínimo de 60% del total de su cartera, entre créditos destinados al sector productivo y vivienda de interés social”.
El parágrafo II complementa que "del nivel señalado en el parágrafo anterior, los bancos múltiple y las cooperativas de ahorro abiertas deberán mantener un nivel mínimo del 25% del total de la cartera en créditos destinados al sector productivo”.
En el caso de las entidades financieras de vivienda, el proyecto de decreto subraya que éstas deberán mantener un nivel mínimo de 50% del total de la cartera de créditos en préstamos destinados a vivienda de interés social.
Por otra parte, los bancos pyme (que establece la ley que se pueden crear) deberán mantener un nivel mínimo de 50% del total de su cartera de créditos en préstamos a pequeñas, medianas y microempresas del sector productivo.
El incumplimiento a estos niveles mínimos de cartera que se establecen en el reglamento, será sancionado conforme lo establecido en el Régimen de Sanciones.
La disposición adicional primera  del proyecto de decreto reglamentario de la Ley 393 señala que la ASFI, en el plazo de 30 días de aprobado (el decreto), deberá emitir la reglamentación que regule el proceso y el plazo de adecuación de los fondos financieros privados a la tipología de banco pyme o banco múltiple. En ningún caso el plazo deberá exceder los 180 días.
La disposición transitoria primera además estipula que las entidades de intermediación financiera reguladas por la ASFI tendrán los siguientes plazos para alcanzar los niveles mínimos de cartera computables desde la promulgación del decreto reglamentario: bancos múltiples, dos años; bancos pyme, cuatro años; cooperativas de ahorro y crédito abiertas, cuatro años; entidades financieras de vivienda, tres años. Las entidades financieras además deberán presentar a la ASFI un plan de cumplimiento incluyendo metas intermedias.

 

 


   

60
1

Comentarios