Ariel Vilela, el hijo del Conejo Ricky, se pone las barbas por Navidad

El Papá Noel chuk’uta que llega desde lo alto del Chacaltaya

Su representación del personaje navideño identifica a este actor de espectáculos infantiles. Su objetivo es que “los niños disfruten de la etapa más linda”
sábado, 14 de diciembre de 2013 · 19:24
Natalia Ramos / La Paz
"Es muy gratificante el contacto con los niños; ellos tienen  inocencia aunque también son muy vivos”, son las primeras palabras que pronuncia este Papá Noel con una larga barba blanca  mientras sonríe hasta  con los ojos,  que apenas se dejan ver entre los rizos de su pelo también blanco. 

Nada más poner un pie en la calle atrae todas las miradas, especialmente las de los más pequeños, cuyo único afán es darle un abrazo. Y él corresponde con el clásico jo jo jo y su propia historia: "Como soy paceño, yo no vengo del Polo Norte, sino de las frías nieves del Chacaltaya”.

¿Qué quieres pedir?

"Hay niños que vienen y me dicen que Papá Noel ya no existe y que estoy disfrazado. Igual yo les pregunto: ‘¿ qué quieres pedir en esta Navidad? Y me responden porque saben que se lo voy a decir al verdadero Papá Noel. Eso es lo más lindo”, cuenta el hombre barbardo. 
Y entre pedidos de juguetes de última moda, también le llegan otros "más bonitos”. "Hay chiquitos que me han pedido, por ejemplo, que sus mamás siempre los quieran”. 
También las  personas mayores se le acercan, "guiados por su niño interior” -presume él- y lo abrazan. Los padres le piden que sus hijos se porten bien, que estén sanitos. 
"Porque los regalos materiales no son lo más importante. Se trata de querernos y mostrarnos el afecto, que a veces con la rutina diaria,  olvidamos. Se trata de darnos un simple abrazo”, dice con voz tierna.

Debajo de las barbas
Detrás de esta imagen tierna, grandulona y bonachona está Ariel Vilela. Es el mayor de los 12 hijos de Richard Vilela, más conocido como el Conejo Ricky, el personaje que marcó la infancia de  generaciones  paceñas  al ritmo de temas como Gusanito medidor. 
A los ocho años, Ariel ya había aprendido de su padre los secretos para conquistar a públicos, de grandes y de chicos. Así, comenzó a seguir los pasos artísticos de su progenitor.

Pero Ariel eligió abrir nuevos caminos y construir sus propios personajes, muy vinculados con la animación infantil. Su primera creación fue Titío, una personalidad traviesa.
 Como buen artista, hace de todo: títeres, magia, mimo. Desde hace 15 años está al frente del centro Saltimbanqui,   donde lleva a cabo cursos de teatro para niños y ofrece todo tipo de animación para eventos infantiles, entre otras actividades. 

En esos afanes, Vilela llegó a la figura de Papá Noel. "Una Navidad por casualidad me pidieron que hiciera de este personaje tan tradicional. Me encantó y ya llevo seis  años”, recuerda.
 Desde el frío del Chacaltaya
Este Papá Noel, cargado de buenos deseos, no viene precisamente desde el Polo Norte, como el resto de papanoeles. Su casa está en Chacaltaya, el emblemático nevado que está muy cerca de La Paz. Por eso, el personaje aprovecha para lanzar otro mensaje que está  relacionado con el cuidado del medio ambiente. "Las montañas donde vivo se deshielan por el calentamiento global. Entre todos debemos contribuir para evitar que esto siga ocurriendo”.
 Los niños entienden perfectamente el mensaje porque cada vez están más informados y por ende son más exigentes. "No es fácil distraer a los niños. Hay que buscar nuevas fórmulas para adaptarse porque ahora son más despiertos y captan más rápido las cosas”. 
Vilela participará en actos y eventos públicos cada Navidad, aunque este año tiene más encargos privados y de empresas. En Nochebuena tiene  previsto visitar al menos dos casas.

Este Papá Noel paceño se despide con su mensaje navideño: "Que los niños disfruten de la etapa más linda de sus vidas y los más grandes no dejen nunca de ser niños”.

 

Para  el festejo

Saltimbanqui  El centro Saltimbanqui, ubicado en la calle Cañada Strongest, presenta espectáculos de animación para eventos infantiles y da cursos de teatro para niños.
 Papá Noel   Previa solicitud, Ariel Vilela se pone las barbas de Papá Noel de manera altruista, en festejos o eventos solidarios.

Reservas  Hasta las 11:00  del 24 de diciembre se puede reservar la presencia del Papá Noel en  el centro Saltimbanqui.

 

 


   

60
1

Comentarios