Revollo dijo que su partido hace gestión con minoría

Echan a Rocha de UN y al MSM no le preocupa la oposición

Omar Rocha fue expulsado ayer de Unidad Nacional. Y Samuel justificó la decisión porque “perjudicaba la administración de la comuna”.
miércoles, 18 de diciembre de 2013 · 01:10
Nancy Vacaflor  / La Paz
Al Movimiento Sin Miedo (MSM) no le preocupa que el concejal Omar Rocha, alejado ayer de Unidad Nacional (UN), y los concejales del Movimiento Al Socialismo (MAS) formen un bloque para hacer ingobernable la gestión del alcalde, Luis Revilla.
Tras la decisión del jefe de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, de alejar a Rocha de las filas de su partido y remitirlo al Tribunal Disciplinario y Ética, el Concejo Municipal quedó en manos del concejal Rocha y del MAS.
La diputada Marcela Revollo aseguró que todo el año el MSM hizo gestión con su minoría en el ente deliberante paceño, por lo que continuará en esta misma línea, para no caer en el "chantaje” del concejal Omar Rocha.
"Desde principios de año, el MSM ha llevado una gestión municipal con minoría en el Concejo, no sería la primera vez que el MSM tiene una gestión municipal con un Concejo adverso”, declaró luego de  ser consulta si su partido no teme un posible bloque de oposición en el gobierno municipal de La Paz.
Rocha, en las últimas semanas,  y  el MAS aprobaron una Ley Municipal de Desconcentración, y aunque ambos aseguraron que no existía de por medio un acuerdo, Doria Medina dijo que esta actitud era contraria a la línea partidaria de UN.
"El proyecto en sí tiene cosas buenas y malas (…), se ha utilizado ese proyecto en alianza con los concejales del MAS  para presionar y perjudicar la administración de la comuna paceña”, declaró el empresario y político, al referirse específicamente a las "zancadillas” puestas al alcalde  Luis Revilla.
Rocha dijo que sus acciones de fiscalización al ejecutivo municipal continuarán. Manifestó no ser "una bolsa de cemento para que me negocien” y aseguró que ya no era compatible su posición con Unidad Nacional, por lo que hace dos semanas ya había decidido alejarse.
Por su parte, el concejal Jorge Silva (MAS) defendió el rol fiscalizador de su colega, sobre los irregulares hechos de la compra de tuercas con sobreprecio, igual que la construcción de la cancha de La Portada y el contrato con la empresa de basura. Y negó cualquier posibilidad de alianza.

Valorar noticia

Comentarios