El padre de los menores dice necesitar Bs 4.000 diarios

Abuelos de niños asesinados continúan en terapia intensiva

Ambos ancianos permanecen estables en la Clínica Nuclear, en la ciudad de Santa Cruz, luego de haber recibido varios disparos.
domingo, 1 de diciembre de 2013 · 23:56
Página Siete / Santa Cruz
Los abuelos de los tres menores asesinados el pasado viernes en la ciudad de Santa Cruz se mantienen estables de salud, aunque  permanecen en terapia intensiva en la Clínica Nuclear, luego de recibir varios disparos cuando intentaron defender a sus nietos.
"Ellos ahora están estables, aunque el cuadro todavía es crítico y el pronóstico es reservado. No han empeorado y eso para la medicina es ganancia, es algo positivo”, informó el director de la clínica, Ernesto Oliva.
Fausto Nogales, de 67 años, está más grave en comparación con su esposa María Jesús Suárez. Según el estudio tomográfico el proyectil ingresó por el lado izquierdo del cráneo, recorrió la frente, parte del ojo, la sien, destruyó el pómulo izquierdo y se alojó finalmente en el cuello, dañando la aorta y la carótida.
 Aunque el anciano permanece en coma, presentó algunos signos de mejoría. Alexander Barba, padre de los tres menores asesinados, dijo que en una visita levantó la mano "en señal de que quiere vivir”.
María Jesús, también de 67 años, permanece inconsciente, respira por ella misma, sin necesidad de aparatos, a diferencia de su marido. Ella recibió dos disparos, uno ingresó por el rostro y el otro fue al pulmón.
 Ayer fue intervenida para drenarle un hematoma de la cabeza. Se espera el reporte oftalmológico porque es probable que el ojo izquierdo esté comprometido, dijo Oliva.
La Policía espera su recuperación para interrogarlos sobre lo sucedido el día del crimen, cuando José Daniel Antelo Ruiz ingresó al domicilio de los ancianos, ubicado en la urbanización Calmer, y disparó contra Alexander, de cuatro años; Masiel, de tres; y Alexia, de ocho meses, quienes eran sobrinos de su expareja. Posteriormente disparó a los abuelos que defendieron a los pequeños y luego se quitó la vida.
 En el lugar se encontraron dos revólveres, uno calibre 22 y otro 38. El  asesino se dio dos disparos, uno en el cuello (calibre 22) y otro en la cabeza (calibre 38). La Policía continúa con las investigaciones y presume que el crimen fue por motivos pasionales.
 Alexander Barba dijo que están enfocados en salvar la vida de los abuelos que "dieron todo por salvar a sus nietos. No nos interesan las especulaciones, qué investigación más puede haber ante una tragedia que inició y terminó en un mismo cuarto”.
 Barba dijo que por día deben gastar unos 4.000 bolivianos sólo en recetas. "No sabemos cuánto debemos o cuánto habrá que pagar, porque falta todo lo que es internación e intervenciones”.
Banco Unión habilitó la cuenta 110435118  a nombre de Guisela Nogales, para colaborar a la familia en los gastos médicos.

 

 


   

60
1

Comentarios