Cinco de 17 pobladores de Apolo salieron de la cárcel el miércoles

Familias de detenidos por caso Apolo perdieron sus cultivos

Tras casi dos meses de prisión, comunarios lamentaron que la única actividad que realizan para subsistir está perdida. Denunciaron abusos cuando fueron detenidos.
jueves, 19 de diciembre de 2013 · 23:04
María Carballo / La Paz
Las mujeres y niños de cuatro de los cinco comunarios liberados por el caso Apolo perdieron sus cultivos y denunciaron que se quedaron sin sustento económico, ya que la agricultura era su única actividad para sus familias.
"Mi esposa es discapacitada, tengo tres niños que no he podido ver todo el tiempo que estuve detenido. Ahora llamé allá (Apolo) y me dijeron que ya lo perdimos todo, creo que hasta nuestros animales están muertos porque no aparecen”, contó Rubén Limaco, uno de los liberados.
El 26 de octubre, Julián Flores Pamuri, Zenón Alejo Huanca, Rubén Limaco Lipacho, Darwin Choque Zurco y Carmelo Quispe, junto con otros 12 pobladores, fueron enviados al penal de Patacamaya, acusados de haber participado en los violentos hechos registrados siete días antes en la comunidad de Miraflores.
En ese suceso, cuatro miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), tres uniformados y un médico, fallecieron por impactos de bala, luego de ingresar a la zona para erradicar coca ilegal.
En audiencia de cesación de detención preventiva, el 9 de diciembre, los cinco comunarios fueron liberados, pero su mandamiento de libertad fue emitido recién el pasado miércoles. En un principio se informó que eran cuatro las personas liberadas.
Según el relato de Limaco, luego de su detención, los miembros de la FTC ingresaron a los cultivos de los pobladores y arrancaron los pocos cocales, además de las verduras y frutas que también cultivan para subsistir.
"No tenemos nada más para vivir. Apenas vivimos con lo que vendemos  dos taques (50 libras de coca) y ese dinero nos aguanta para tres meses”, dijo  Gonzalo Limaco, familiar del liberado.
 Otro de los que salió del penal de Patacamaya dijo que no sólo produce coca. "Soy cocalero, pero también cultivo yuca, platanito, lechuga para la alimentación diaria, ni siquiera para vender y ahora  no tenemos nada, los policías sacaron todo”, lamentó Zenón Alejo.
Los  liberados expresaron el dolor que sintieron al estar lejos de sus familias casi dos meses. "Por eso tenemos tanta pena, porque ahora nuestras esposas y niños no tienen casi nada para comer”, expresó Julián Flores.
Los pobladores recordaron que sufrieron abusos. "No entendíamos qué pasaba. Mi hijita nació dos días antes, yo estaba en mi casa con mi esposa y de pronto ingresaron (los FTC) y patearon las puertas, nos sacaron a empujones y nos golpearon”, dijo Gonzalo Limaco.  "Lo más raro era que querían erradicar, pero si las chacras están lejos, ¿por qué entraron a nuestras casas?”, cuestionó.
La defensa de los otros 12 comunarios que siguen en el penal de Patacamaya presentó la solicitud de cesación de detención preventiva. Se definió que la audiencia está programada para el 3 de enero de 2014.

  Piden que el Gobierno responda
 
La asambleísta de Unidad Nacional (UN) Claudia Bravo pidió al Ministerio Público que cite a declarar al ministro de Gobierno, Carlos Romero, y a otras autoridades  para que respondan sobre lo que ocurrió el 19 de octubre en la comunidad de Miraflores, en Apolo.
  "He traído elementos de prueba basados en notas de prensa que demuestran que antes ya hubo problemas en Apolo y que los comunarios pidieron diálogo”, señaló.
 Agregó que los investigadores del caso deben ir al lugar de los hechos y recolectar la versión de los comunarios de Apolo respecto a estas afirmaciones.

"Además se tiene que convocar al ministro de Gobierno, al viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez; al comandante nacional de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), Nelson Navia, y al comandante departamental de la Policía, Enrique Serruto. Tienen que responder si ese día  hubo una planificación del operativo, si se tomaron las precauciones”, demandó.

Denuncian que fueron engañados e insultados

Cuatro de los liberados por el caso Apolo denunciaron que durante la detención por  miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) fueron insultados, engañados  y acusados de ser narcotraficantes.
Darwin Choque Surco fue detenido a las 7:00 del 19 de octubre cuando conducía su vehículo desde Batallón (a una hora de  Miraflores) hacia Apolo para cargar gasolina y comprar unos repuestos. En esa comunidad tiene su taller de cerrajería.
"Me encontré con mi suegro y me ofrecí a llevarlo, pero a los dos minutos nos han detenido. Nos dijeron que si ayudábamos no nos pasaría nada”, dijo.
Julián Flores Pamuri, el suegro de Choque, contó que iba a Apolo a ver a su mujer que estaba enferma y al ser detenido los uniformados lo golpearon, además de llamarlo narcotraficante.
"Después me dijeron que si decía la verdad me iban a soltar, pero me engañaron porque mi declaración ante la Fiscalía está cambiada, dice que yo ataqué a los uniformados”, señaló.
Por su parte, Zenón Alejo Huanca contó que vive con su familia en una comunidad alejada de Miraflores y a las 7:00 del 19 de octubre se dirigía a la feria de Apolo. "Primero me dijeron ‘papito, ayúdanos, no te va a pasar nada’; me patearon, me amarraron y me llevaron”, relató.
Rubén Limaco dijo que también se dirigía a la feria de Apolo y fue detenido por los efectivos de la FTC. "Me trataron de narcotraficante, pero yo ni sé cómo se hace la droga”, lamentó el comunario ayer en La Paz.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios