Grupos solidarios llevaron desayunos al albergue de la Terminal

Niños potosinos tuvieron desde chocolate hasta ají de fideo

Familias y amigos madrugaron el 25 de diciembre para distribuir alimentos y regalos a cientos de migrantes de áreas rurales. Los niños recibieron juguetes.
miércoles, 25 de diciembre de 2013 · 23:11

Anahí Cazas  / La Paz
Milton, de 12 años y oriundo del Norte de Potosí, madrugó en la Navidad para tomar, a las 6:00, la  primera  taza de chocolate con leche que  recibió en la puerta de la Terminal de Buses de La Paz.   "Estoy feliz. Ya he tomado cinco tazas y quiero más porque  en mi pueblo no preparan chocolate con leche”, contó a las 10:00.
     Ayer en  la mañana, más de una veintena de grupos de familias y amigos   repartieron desde chocolate con leche hasta platos de ají de fideo a las familias del norte potosino que llegan para cada Navidad con el fin de  recaudar dinero, alimentos y regalos. Se reúnen en la Terminal pues allí está el albergue edil que les cobija. 
 
Cada vez que un coche se estacionaba ayer  cerca de la Terminal,    cientos de niños, mujeres y adultos mayores  corrían  ágilmente para  recibir a  estos grupos solidarios. Algunos paraban por minutos sólo para regalar bolsas de dulces, ropa y juguetes.
    Juana Quisberth y sus cuatro hijos, por ejemplo, repartieron en 15 minutos   más de  100 tazas de chocolate  acompañadas de  bizcochos y galletas.  "Este año, la familia decidió compartir la Navidad con la gente que necesita y por eso preparamos un humilde  desayuno”, dijo Juana.
  
  Mientras Quisberth terminaba de vaciar la olla, a unos pasos,  Marcia Aguilar y su padres servían arroz con leche y panes dulces. "Hace cinco años que ya  invitamos a los migrantes potosinos. Es ya una tradición familiar”, contó la joven.
"¡Invitame bizcocho. Los abuelos ya no podemos caminar!”, gritaba Carmen Llanque, de 80 años, mientras intentaba colarse  en las largas de filas que hacían los niños para recibir la merienda. Algunos de los chicos portaban ollas de aluminio y botellas de plástico para recibir el chocolate con leche. 
 "Pido desayuno para  mi abuelo, ya no puede caminar”, contó Ximena, de 12 años. La pequeña llegó con su abuelo de Llallagua para recibir juguetes. "Vamos a quedarnos hasta el domingo porque ahora tenemos que juntar 100 bolivianos para los pasajes de retorno”.
Daniel Saavedra y sus seis compañeros de la carrera de Ingeniería Civil de la UMSA alistaron  chocolate con leche y porciones de panetones  para más de  2.400 personas. "El año pasado,  varios niños se quedaron sin desayuno y por eso decidimos traer el doble para esta Navidad ”, comentó.
   A las 11:15,  Bertha Flores y  sus  hijos repartieron    200 salteñas y jugos a los migrantes potosinos. Ni bien llegaron a la Terminal, un tumulto los rodeó y en diez minutos terminaron el reparto.


Policarpio Yanqui, de 53 años, fue uno de los afortunados en recibir una salteña y la compartió con su esposa y sus cuatro hijos.  "Llegamos por primera vez a La Paz porque quiero que mis pequeños reciban juguetes y coman bizcochos”, sostuvo.

Valorar noticia

Comentarios