María de los Ángeles, María Paola y María José nacieron en Navidad

Las tres Marías están sanas pero necesitan leche y pañales

Es necesario que las tres recién nacidas reciban una buena alimentación los primeros meses de vida. Las donaciones se reciben en el Hospital de la Mujer.
jueves, 26 de diciembre de 2013 · 22:51
Natalia Ramos /  La Paz
Se adelantaron dos días las bebés trillizas que nacieron el día de Navidad en el Hospital de la Mujer, como si de manera intencionada quisieran convertirse en el mejor regalo para sus padres. En su segundo día de vida, se  aferraban ayer  a  los brazos de su mamá buscando el calor y la leche materna. No necesitaron incubadora  porque afortunadamente gozan de "buena salud”, según indicó el director del nosocomio paceño, Gustavo Marconi.
La única preocupación que sí está presente tanto en el entorno familiar como en los responsables médicos es la falta de leche materna. "La alimentación es clave ahora”, enfatiza Marconi, y lógicamente resulta muy difícil que la madre pueda generar suficiente leche para alimentar a las tres wawas al mismo tiempo.
A esto se añade los escasos recursos económicos de la pareja, que vive en una casa de alquiler, para afrontar los gastos que supone mantener a sus tres hijas.
Wílder Maroma, el padre, es soldador y asume que tendrá que "trabajar el doble”. Mientras que la madre, Jenny Ramos, es vendedora y durante algún tiempo dejará su empleo para encargarse de los cuidados de las recién nacidas.   Temen no "tener lo suficiente para afrontar todas las necesidades” de las bebés.
Por eso, solicitan la  ayuda solidaria de la ciudadanía para conseguir  productos básicos para las niñas, como leche fórmula y pañales. Se esperan las donaciones en   el Hospital de la Mujer.
 En la habitación del hospital, donde se recuperan madre e hijas se suceden las visitas periodísticas para recabar las imágenes y el testimonio. "No ha sido fácil llegar a La Paz”, es lo primero que cuenta Jenny.
 Hace más de diez días la pareja salió de Rurrenabaque, donde vive, cuando Jenny comenzó a sentir los primeros síntomas de la proximidad del parto. Alquilaron un auto para viajar durante 16 horas y nada más llegar, la madre ingresó en el Hospital de la Mujer. "En el hospital de Rurrenabaque nos remitieron a éste,  porque allí no   hay incubadoras y los médicos  estaban de vacaciones”, relata Maroma.
Jenny, aún dolorida por el parto con cesárea, es madre por primera vez y su rostro refleja calma y tranquilidad (después de la tempestad).   Mantiene intacta su sonrisa de satisfacción, mientras sostiene en brazos a sus wawas de apenas dos días.   
Confiesa que aún es pronto para saber a quién se parecen  físicamente, aunque  su esposo  más confiado asegura: "Son igualitas a su madre y a mí”.
Hasta los siete meses del embarazo las ecografías mostraban  que iban a ser padres de mellizas. Fue entonces cuando les sorprendió otro bebé  en las radiografías, aunque nunca se pudo averiguar si era niña o niño.
Por si resultaba varón, habían pensado en Javier como posible nombre. Finalmente son tres niñas, para las que ya encontraron nombres: María de los Ángeles, María José y María Paola.
"Les vamos a decir las tres Marías”, comenta Wilde sin dejar de sonreír. "Estoy contento porque las hijas  se pegan más a los papás”, concluye.
         

La cesárea, el método más seguro en este caso

El Hospital de la Mujer atiende un parto  de trillizos cada dos o tres meses, aproximadamente, según los datos facilitados por el director del centro hospitalario, Gustavo Marconi.
 Cuenta con "una de las mejores terapias intensivas”, especialmente  para los casos prematuros. La atención a Jenny Ramos estuvo centrada desde su ingreso hasta el parto en asegurar la salud de sus bebés.
"Cuando la mamá ingresó vimos que tenían los pulmones inmaduros, por lo que tuvimos que esperar algún tiempo para proceder con  la cesárea,  que es la fórmula más adecuada para evitar que la vida de las wawas corran peligro”, dice el  médico.
 Algunos familiares de la pareja  se trasladaron desde Rurrenabaque hasta  La Paz, tras el nacimiento, para  prestar  apoyo. La abuela paterna de las recién nacidas, Teófila Alba, se mostró preocupada por  la situación de la pareja: "No creo  que les vaya a alcanzar para sostener a las tres niñas y yo tampoco dispongo de recursos para ayudarles”.
Las contribuciones solicitadas por  la familia (pañales y leche de fórmula) se pueden llevar al Hospital de la Mujer (Miraflores), donde se encuentran madre e hijas y  recibirán el alta posiblemente  en cuatro días. 


Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
1

Comentarios