Funcionarios de centros médicos argumentaron falta de espacio

Menor con VIH deambuló por cinco hospitales para dar a luz

El caso se agravó por la tuberculosis que presentaba la paciente de 17 años. La adolescente fue víctima de violencia sexual comercial en la Ceja de El Alto.
sábado, 28 de diciembre de 2013 · 21:04
Margarita Palacios / La Paz
"El dolor era cada vez más insoportable”, recuerda la menor de 17 años que deambuló  por cinco hospitales de La Paz y El Alto para dar a luz. Ella porta VIH/sida y tuberculosis, fue víctima de violencia sexual comercial y vivió  en situación de  calle desde sus 12 años.
Los dolores de las contracciones empezaron al amanecer del pasado  3 de diciembre. La  menor alistó un pequeño maletín con pañales y ropa para su bebé, llevó también sus controles prenatales que establecían que su   embarazo era de alto riesgo.
Junto a una educadora  y sin desayunar,  salió esa mañana del hogar de niñas donde  reside. El destino, el Hospital Corea en la ciudad de El Alto, que atiende a  adolescentes víctimas de violencia sexual comercial; sin embargo, esta vez un  galeno  le pidió retornar  la siguiente     semana.
Ante la insistencia de la menor, el doctor prometió evaluarla para analizar su internación, sin embargo, tras dos horas de espera, se pidió a la paciente que acuda a otro centro debido a que ese  hospital no puede atender un embarazo de alto riesgo.
"¿Qué tal si tus pulmones se descompensan y falleces?”,  fueron las palabras de ese galeno, según recuerda   la adolescente.
Fue así que se trasladaron en una ambulancia del Servicio de Urgencia Médica El Alto (SUMA) hasta el    Hospital de la Mujer en La Paz. Llegaron alrededor de las 15:00, pero le negaron la atención al argumentar que no había espacio para acogerla.
"La doctora de turno dijo que  el quirófano está arruinado, a nadie se le está realizando ninguna cesárea”, aseveró la trabajadora social que prefirió mantener el  anonimato. Esta vez, la menor no bajó de la ambulancia porque los dolores se incrementaban.
El director de este nosocomio, Gustavo Marconi, negó conocer el caso, sin embargo, se comprometió en investigar el hecho. "Si ha habido alguna situación de rechazo debió ser por  falta de espacio, me gustaría verificar, porque nosotros estamos capacitados para atender pacientes con VIH, seguro no fue una emergencia, porque éstas se tienen que atender, sí o sí”, explicó el galeno a Página Siete.
Una hora después se llevó a la adolescente al Hospital Materno Infantil, también en La Paz,  donde  se acudió al personal del Seguro Único Materno Infantil (SUMI), pero los doctores volvieron a negar su atención debido a que no concierne a la jurisdicción de la menor, por lo que debía ser atendida  en El Alto.
"Yo sólo escuchaba a los médicos que renegaban y decían, así nos vienen a achacar los casos más complicados”, comentó la trabajadora social y  mostró uno de los papeles que recibió del centro de salud en el que dice: "no corresponde”.
El director interino del Hospital Materno Infantil, Raúl Mendoza, descartó tener conocimiento sobre  el caso y se comprometió  a investigarlo.
Los nervios se intensificaban, al igual que los dolores por las contracciones. Es así  que se decidió llevarla al Hospital Arcoiris   en la zona de Villa Fátima (La Paz), donde ordenaron a la adolescente bajar de la ambulancia para realizar la respectiva evaluación. Una hora después aceptaron que sería internada en el nosocomio. La trabajadora social dejó el hospital a las 20:00, después de un día en busca de atención médica.
Al día siguiente ingrata fue la sorpresa para otra educadora al enterarse que la menor no se encontraba en el nosocomio. Los médicos  le informaron que había sido trasladada a medianoche al Hospital Holandés, ubicado en la ciudad de   El Alto.
La doctora del Hospital Arcoiris,  Rosario Hinojosa, justificó que no se contaba con incubadoras para atender al bebé. "Había un 97% de riesgo de que el bebé fallezca y como no teníamos unidades de terapia intensiva  natal la hemos trasladado.  Llamamos a  las trabajadoras sociales, pero no pudimos comunicarnos”.
La adolescente tuvo a su hijo el miércoles 4 de diciembre, nació por cesárea y desnutrido con dos kilos 270 gramos.
Ella recuerda que las enfermeras no deseaban acercarse a ella, y no le dieron de comer hasta la tarde del jueves 5. "Tuve que pararme con  el dolor de la herida para pedir leche a mi bebé”, dijo.  Este hecho se denunció a la doctora Lidia Durán, quien hizo la cesárea y llamó la atención al personal de enfermería.
Según el director del nosocomio, Hugo Borda, aceptó atenderla para salvar la vida de su hijo. A su vez, negó que haya existido discriminación por parte de las enfermeras.
El artículo 5 de la Ley 3729  establece que todas las personas que viven con VIH/sida "y con la garantía del Estado, tienen derecho a la vida, salud y seguridad, a la igualdad ante la ley,  a no ser discriminados y a recibir los servicios de salud adecuados y oportunos”.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios